Camino a la perdición (2002)

Road to Perdition
Dir: Sam Mendes | 116 min. | EE. UU.
Intérpretes:
Tom Hanks (Michael Sullivan)
Paul Newman (John Rooney)
Jude Law (Harlen Maguire)
Jennifer Jasón Leigh (Annie Sullivan)
Tyler Hoechlin (Michael Sullivan Jr.)

Esta película tiene el mérito de devolverle al género gangsteril ese atractivo casi perdido debido a las repeticiones de sus códigos y situaciones. Clásicos del género como The Godfather son copiadas hasta el cansancio y casi siempre sin creatividad.

hanks_hijo440

No es que esta cinta de Sam Mendes (Inglaterra, 1965) sea original en su planteamiento, puesto que también nos muestra a matones en una historia de lealtades, traiciones, huidas y ejecuciones. Pero son ante todo los personajes los que se imponen ante la parafernalia a la que estamos acostumbrados. Eso no es de extrañar ya que en su exitosa ópera prima American Beauty, Mendes nos entregó una atractiva cinta con una interesante y bien trabajada galería de personajes que terminaban configurando una negrísima sátira alrededor de la sociedad americana.

Road to Perdition reedita el éxito de la anterior a pesar de que el director opta por un registro muy diferente. La historia de Michael (Tom Hanks), el matón a sueldo al servicio del poderoso John Rooney y la de su pequeño hijo que por curiosidad cometerá el error de ver más de lo debido y desencadenará la violencia, es conducida por Mendes con habilidad y sin temor de tratar a su manera una historia tantas veces vista.

Lo es desde el arranque en el que el ambiente invernal nos advierte que veremos una historia triste, en clave baja e incluso fúnebre. Vemos luego como el niño contempla a su padre desde el umbral de la puerta despojarse de sus accesorios (su pistola entre ellos) para ir luego a sentarse a la mesa con su familia y posteriormente acudir al velorio del compañero de la organización junto al resto de los capos, ahí ya intuimos que son ellos mismos quienes han tenido que ver en el asunto. Todo esto resulta efectivo no por la situación en sí, como ya dije son incontables las veces que hemos visto estas escenas, sino la manera como son tratadas con una serenidad y seguridad que en otras manos se hubieran prestado a lo más rutinario.

hanks_newman440

Pero Mendes desde el inicio ordena su historia y delinea a sus personajes. Hanks en una buena actuación nos presenta a un hombre que ha asumido su forma de vida (la de gangster) en la que es de los mejores. Pero al mismo tiempo es un hombre resignado y de triste aspecto, que tiene en su familia como lo único puro, similar signo comparte el jefe Rooney, interpretado por un Paul Newman que vuelve a un papel digno de su talento a diferencia de sus últimas películas aburridas y rutinarias como Twilight y Message in the Bottle. Por último el hijo de Sullivan da la tercera y opuesta mirada: la de una inocencia trastocada brutalmente que terminará uniéndolo más a su padre.

La película cambia al iniciarse la huida, cobra dinamismo pero pierde algo de rigor, aquí aparece además el último personaje de importancia, el matón Maguire (Jude Law) que en su maniática determinación es una especie de caricatura de los clásicos villanos como el que compone James Cagney en The Public Enemy (es la película que Mendes debió haber tenido en la cabeza al hacer Road to perdition). La película conserva su interés con algunos momentos contundentes como el encuentro de Sullivan y Maguire en el hotel del contador. Pero el filme baja en su resolución cuando el protagonista concluye su venganza y hacia el final donde sabemos lo que pasará. Pero en conjunto y aun sin ser redonda, Road to Perdition es una cinta atractiva y ratifica a Sam Mendes como un director hábil y cuidadoso en los detalles. Desde ya pueden esperarse con interés sus futuros filmes.

Jorge Esponda

Artículo anterior
The Science of Sleep, el nuevo sueño de Michel Gondry
Artículo siguiente
Lo mejor y lo peor según Jorge Esponda

3 comentarios

  1. kmilo
    26 de Enero de 2006 at 22:34 — Responder

    sam mendes tiene una corta pero extraordinaria carrera primero nos condujo por la fascinante historia American Beauty y luego llegó con esta historia muy bien protagonizada por tom hanks y paul newman…. ahora ultimo mendes llego con jarhead.. seguiremos pendientes de este hombre

  2. 18 de Mayo de 2006 at 14:29 — Responder

    si, coincido con tu critica, atractiva y evocativa pelicula de ese genero que tanto gratos recuerdos me trae, esa epoca de depresion social y economica, el mismo argumento sin ser espectacular bien contado y con dos buenos actores´tom hanks y el sr. newman´
    si previcible y que, ya sabemos lo que pasa 48mil veces la venganza pero las actuaciones son convincentes y para mi eso marca mi entusiasmo

  3. […] esta idea. Recordemos también que Mendes no es ajeno a adaptaciones de este tipo de material: Road to Perdition era una versión filmica de la novela gráfica de Max Allan Collins, y hasta el universo de […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Camino a la perdición (2002)