Excesos (2003)

ExcesosWonderland
Dir. James Cox | 104 min. | EE.UU. – Canadá

Intérpretes:
Val Kilmer (John Holmes), Kate Bosworth (Dawn Schiller), Lisa Kudrow (Sharon Holmes), Josh Lucas (Ron Launius), Dylan McDermott (David Lind), Christina Applegate (Susan Launius), Eric Bogosian (Eddie Nash), Carrie Fisher (Sally Hansen)

Estreno en Perú: 16 de noviembre del 2006

John Holmes, ex estrella porno, lleva a inicios de los 80 una vida dedicada al crimen y a las drogas. Inesperadamente llega el que parece será el día de su suerte. Tal oportunidad se presenta en la forma de un asalto, pero no cualquier asalto, sino un atraco a un capo del tráfico de drogas. La historia se narra principalmente utilizando el recurso del flashback, a partir de los interrogatorios policiales que se llevan a cabo como parte de la investigación posterior a este suceso.

Wonderland

John Holmes (Val Kilmer) fue una súper estrella del cine porno durante los años 70. Podría apostar a que tú que estas leyendo esto has visto al menos un ‘cachito’ de su vasta filmografía. Y tú también, no te hagas. Entonces, Wonderland. En esta película nos ubicamos a inicios de los años 80, tenemos a nuestro ex héroe en pésimas condiciones, en un estado calamitoso, casi como siguiendo el trágico destino que le siguen a los años de gloria.

Holmes lleva entonces una vida dedicada al crimen y a las drogas. Inesperadamente llega el que parece será, parafraseando cierta salsa dura, el día de su suerte. Tal oportunidad se presenta en la forma de un asalto, pero no cualquier asalto, sino un atraco a un capo del tráfico de drogas. La historia se narra principalmente utilizando el recurso del flashback, a partir de los interrogatorios policiales que se llevan a cabo como parte de la investigación, luego de descubrirse que el mencionado asalto devino, como bien pueden imaginarse, en un sangriento ajuste de cuentas. El ex “actor” (las comillas son necesarias) se encontrará entonces involucrado hasta el cuello, por lo que intentará confundirnos al contrastar su versión de los hechos con la de uno de sus cómplices.

WonderlandEl director James Cox, cuya filmografía palidece, al menos en extensión, en comparación con la del personaje principal de su cinta, intenta penosamente en querer emular al Tarantino más primario que conozcamos. Los diálogos son rápidos y alocados (Cox también firma el guion de Wonderland), y la edición, digna de un videoclipero en ácidos. El ritmo es excesivamente exacerbado con frenéticos movimientos de cámara y efectos de posproducción que a lo más nos distraerán la mirada de una trama sosa. Distraen también, pero para bien, la presencia de Kate Bosworth y Christina Applegate. La primera sobretodo, desperdiciada aquí como fue desperdiciada en Superman Returns.

Mientras que el John Holmes que se ha creado Val Kilmer nos remite inmediatamente a su Jim Morrison en The Doors, el recordado biopic dirigido por Oliver Stone. Si aquella vez ya rozaba el exceso, en esta película ya se pasó de dosis desde el primer minuto, dejándonos tan solo con la sensación de haber visto una historia contada ya cientos de veces, de manera meno efectista en los mejores casos.

Termino mencionando que Wonderland es un estreno de esos que se caen de maduros, sino de podridos. La cinta se presentó en el 9º Festival ElCine, el año pasado, y recién a estas alturas del 2006 llega a las salas comerciales. Ni falta que hacía, en realidad.

Laslo Rojas

» Lee más sobre Excesos

Artículo anterior
Claudia Llosa y Josué Méndez ganan el World Cinema Fund
Artículo siguiente
La última víctima (2005)

2 comentarios

  1. 17 de Noviembre de 2006 at 6:12 — Responder

    cuanto ha tardado en llegar a los cines. No se a mi no me pinta muy bien, pero como se sabe sobre gustos no hay nada escrito

    Mas de mi en mi blog de hoy cinema:
    http://blogs.hoycinema.com/cinemudo

  2. 17 de Noviembre de 2006 at 8:38 — Responder

    Interesante film sobre la parte menos afortunada del ex-actor pornográfico John Holmes, Mr. 35 centímetros.
    Está bien narrada, o al menos de forma que hace se siga la película sin ningún problema.
    Quizás es un tanto alambicada, pero la dirección es ágil y las interpretaciones son buenas.
    Hay aspectos no demasiado claros, quizás porque en la realidad nunca se supieron a ciencia cierta, pero Cox, el director, emplea bien la técnica, a modo de noticiarios informativos, metiendo al espectador en la historia de forma que se torna participativa. Eso es un punto a su favor.
    Además, no es larga, por lo que la atención del respetable no se divide.
    Un poco negra, como era normal dadas las circunstancias y de nulo mensaje positivo. Los personajes son oscuros y así son retratatados.
    Podría haber sido mejor si un mejor director hubiera tomado las riendas, pero tal y como ha quedado no está mal.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Excesos (2003)