Casino Royale (2006)

Casino RoyaleDir. Martin Campbell | 144 min. | EE.UU. – Reino Unido – Alemania

Intérpretes:
Daniel Craig (James Bond), Eva Green (Vesper Lynd), Mads Mikkelsen (Le Chiffre), Judi Dench (M), Jeffrey Wright (Felix Leiter), Giancarlo Giannini (Mathis), Caterina Murino (Solange)

Estreno en Perú: 7 de diciembre del 2006

El regreso de James Bond de la mano de Daniel Craig, en la personificación del estilizado agente inglés, resulta un nuevo aire de esperanza a una saga que venía cimentada por el abuso de efectos especiales, glamour y tecnología de punta, olvidándose de lo principal, el contar una buena historia.

Casino Royale

Este nuevo Bond desmitifica la imagen del héroe refinado, encantador e invencible, y lo lleva a sus inicios, donde el agente secreto era más humano, oscuro, rebelde, extremista y hasta rudo, capaz de utilizar los mecanismos más radicales para lograr su cometido, un poco jugando con la última tendencia de Hollywood de humanizar a sus héroes, como ha sido el caso del Batman inicia de Nolan o los X-Men de Singer.

Es por ello que la imagen perfecta de este nuevo Bond es la figura de Craig, inglés de corte marginal y de aspecto distinto a los otros actores que personificaron al 007 en la historia. Sin embargo, además de su aspecto, tiene un as bajo la manga que lo aleja de sus pares, tiene capacidad actoral para meterse en el frac de este agente secreto haciendo que su performance sea más que prometedora, creando un nuevo estilo de espía, más humano, menos sofisticado, más feroz y endiabladamente violento.

Una vez dejado claro que la elección de Craig en el papel de Bond es un acierto, y teniendo en cuenta que se viene una saga extensa de cintas que llevarán su sello, debo decir que la película en sí tiene el ritmo necesario para llevar al espectador a los inicios del agente secreto. Llena de escenas de acción, en especial, la primera, donde Bond debe perseguir en plena África a un conspirador por una zona industrial, es extremadamente arriesgada y llena de adrenalina (esta escena me hizo acordar mucho a cintas francesas como Banlieue 13 (2004) y Los hijos del viento (2004) por las excelentes persecuciones a pie).

Casino RoyalePero si la elección de Craig es un acierto y las escenas de acción también, la película decae por la inconsistencia de un guión que no sabe como aprovechar estas dos oportunidades de hacer que Casino Royale sea una cinta redonda, siendo quizás el desacierto principal el haber elegido a Martin Campbell como su director. El problema de Campbell radica en la dificultad de amarrar un guión elaborado que esté al ritmo de las escenas de acción (cosa que le ha pasado ya en el La leyenda del Zorro o en GoldenEye), es decir, fuera de los momentos en que las balas y las peleas están en escena, no existe ningún nivel de tensión o de suspenso que haga que uno se interese en la trama y no se encuentre esperando largo tiempo, para que este nuevo Bond entre en acción.

Lo que si es interesante es que la cinta nos ubica en la primera misión de James Bond, cuando recién conoce a M, cómo alcanza su “00” (licencia para matar), el gusto por el Martini y el uso del smoking, es decir, una precuela en todo sentido, de lo que se viene con esta nueva franquicia del mundo del agente secreto más famoso del mundo, y de la que suponemos y deseamos debe repotenciar sus guiones, para equiparar a futuro uno de los mejores James Bond del cine.

Una lavada de cara al género que a pesar de sus errores entretiene en los momentos en que el demencial Craig entra en pantalla, pero que en el punto argumental flaquece en desmedro del buen resultado que hubiese tenido la cinta, si se hubiese intentado darle más ritmo a una trama que debía ser tan o igual de explosiva como la personalidad de este nuevo 007.

Alex Guerrero

» Lee más sobre Casino Royale

Artículo anterior
Trailer de “Lo que el agua se llevó”
Artículo siguiente
Adiós, viejo diseño

9 comentarios

  1. 13 de Diciembre de 2006 at 1:00 — Responder

    Entretenida y, a ratos, bastante interesante film de acción, última hasta la fecha del simpar agente al servicio de Su Majestad y con licencia para matar, 007, Bond, James Bond.
    En realidad, se trata de la primera aventura del héroe, que ya fue vista en el cine, con el mismo título, pero espíritu totalmente diferente. Era abiertamente paródica y resultaba bastante divertida, aunque ese humor puede que ya se haya pasado de moda. Pero estuvo bien en su momento.
    Esta de ahora es más seria, y lo cierto es que, no solamente no se parece en nada a aquélla, sino a ninguna del resto de pelis con Bond.
    Es, mucho má seria que las demás, teniendo un componente melancólico y de cierta tristeza vital, que pulula a través de la dura historia, una historia donde, ciertamente, podemos comprender algunos rasgos psicológicos del agente secreto, como su desapego sentimental hacia las mujeres.
    La peli es en todo momento entretenida, y contiene escenas adrenalíticas, como las del comienzo, con esa saltimbántica persecución en África, con escenas de gran riesgo y exigencia física. Porque ese es el rasgo que más define a este Bond de ahora, que está físicamente mejor preparado que nunca. No para de emprender carreras a pie (casi casi, o sin casi, alcanza a los coches, que van a toda leche…) o pegando saltos y atravesando paredes a pelo si hace falta. En cuanto a las luchas cuerpo cuerpo, da lo mismo que pelee con uno que con tres, siempre acaba magullado, pero en la escena siguiente y tras lavarse con agua y jabón, aparece en la siguiente escena incómume.
    Todo esto, lo de las escenas de acción, muy bien rodadas, con gran sentido del montaje y utilización de la banda sonora y efectos de sonido para dar realce a los golpes y explosiones, lo digo para incidir en que, a pesar de que se está diciendo que es la más creíble y realista de la exitosa saga, la verdad es que esto se pudiera decir del fondo, pero en absoluto de la forma.
    Pero volviendo a la historia en sí, tengo que decir que en todo momento interesa al espectador, que se lo pasa francamente bien, con momentos muy logrados como la larga partida de póker descubierto, con el momento cumbre del desfibrilador, un momento para el recuerdo, aunque no hay por dónde cogerlo desde el punto de vista de la, no solamente credibilidad, que no la tiene en absoluto, sino de la más mínima verosimilitud. Pero tiene fuerza y la tensión está lograda al máximo.
    Aunque lo más importante, por lo menos para mi, tiene lugar en la largo episodio de Venecia. Su escena culminante tiene fuerza y emotividad.
    En cuanto a su epílogo, la verdad es que creo que está cogido por los pelos. Es demasiado rápido y hay que creérselo porque no hay más remedio, pero es demasiado facilón. No me convenció en absoluto.
    En resumen, que este “Casino Royale” está bien, aunque no creo que sea para tirar demasiados cohetes Ha logrado pasar la (absurda, ¡qué vergüenza que la gente opine antes de tiempo sin tener ni puta idea!) prueba de fuego de los incrédulos espectadores que no veían bien a Craig en el papel (lo hace muy bien) y ahora esperaremos a la siguiente aventura. Por mi puedo esperar mucho tiempo. Me ha supuesto esta peli un buen entretenimiento pero nada más.

  2. fabb
    20 de Diciembre de 2006 at 11:57 — Responder

    No soy ni he sido nunca muy fanático de la serie de Bond, pero de las que he visto, definitivamente ésta es un vuelco total y da un giro realista a la saga “humanizándolo” y haciéndolo ver como un agente (POR FIN!!) de carne y hueso, con errores, excesos, y sobretodo, ese lado de malicia y hasta sangre fría casi gangsteril que nunca se había visto. Realmente la película me gustó, tanto en el guión como en la actuación de Daniel Craig, que en los avances y en las noticias previas a la película no me convencían como para tener el arquetipo de Bond. Pero, me tapó la boca, porque verdaderamente Craig hace un trabajo sobresaliente y totalmente entregado a su papel, casi como dando todo el máximo de sí, lo que creo que nunca antes vi en un actor de la saga, con una presencia y autoridad frente a la cámara admirable, sobretodo siendo su primer “Bond”, hasta incluso dándose el trabajo de ponerse físicamente en forma para el papel, cosa que la verdad siempre fue bien ridículo en los otros Bond (llámese el anterior que parecía que nunca en su vida había hecho ejercicio, con un físico deplorable para un “agente de élite”). La fotografía es impecable, el guión muy bien estructurado, delineando muy sólidamente las personalidades de todos en la película, y con una historia diferente, mas “humana” y “vulnerable” sin el tedioso estereoptipo que rayaba en lo ridículo muchas veces. Una chica Bond mas humana tambien, sin el tipo de “chica playboy”, rimbonbante y ahuecada, sino mas bien, una bella dama que lucha con sus sentimientos. Las escenas de acción excelentemente logradas, impresionantes, cosa que en la actualidad es plausible, debido a tanto adelanto técnico y efectos especiales. Como ninguna película de BOND que halla visto, me mantuvo espectante. Como siempre digo, si una película en el cine te mantuvo por lo menos 15 minutos sin decir ni una palabra a tu acompañante, ni despegar los ojos de la pantalla, e inclinarte un poco hacia adelante en muchas ocasiones, es que algo bueno trae, a pesar de algunos errores, algunos estereotipos que siguen como un error endémico en la serie, pero sin lugar a dudas con una nota aprobatoria. Si sigue la tendencia lógica, Daniel Craig, sin lugar a dudas, apunta a ser el mejor Bond de la historia (discúlpame Connery), pero lo veo así, bien por él y bien por el cine y bien por nosotros, que por fin vemos el nacimiento de una nueva era de Bond, James Bond.

  3. […] Casino Royale […]

  4. yanny massiel soto
    29 de Diciembre de 2006 at 14:12 — Responder

    mi comentarios es creo k es una pelucula muy buena, aki en mi pais se habla mucho de esta y me tienen cansada yo vivo en rep-dom y tengo 14 años de edad y está de lo maximo casino royale

  5. ÉOWYN
    11 de Enero de 2007 at 19:18 — Responder

    Me mantuvo de los pelos por las dos horas y algo que dura su acción es genial y verosimil, Craig hace una actuación notable y entregada y junto con Sean Connery me parece el mejor Bond duro, humano ,violento y sobretodo creible,dinamico y fisico film.

  6. mayte rojas
    13 de Enero de 2007 at 14:08 — Responder

    nose ami me paresio mui bien porque fue al go bueno con mucho respeto me despido atte.maite la admiradora

  7. […] Con diez nominaciones encima The Queen, el último filme de Stephen Frears finalmente se llevó sólo dos: mejor película y mejor actriz. The Last King of Scotland se alzó con 3 premios de la Academia de Cine Británica, lo mismo que El laberinto del fauno, entretanto la decepción de la jornada fue Casino Royale que aspiraba a nueve apartados y finalmente se conformó con el premio a mejor sonido. Por otro lado los latinos siguen cosechando buenos premios, tanto Alfonso Cuarón, como Guillermo del Toro y Gustavo Santaolalla se llevaron unos trofeos a casa. Esta es la lista completa de ganadores de la 60º edición de los BAFTA británicos entregados hoy: […]

  8. […] canciones de las películas de James Bond siempre dan de qué hablar, y la música de Casino Royale (2006), la última entrega a la fecha del agente 007, no es la excepción. En esta ocasión Chris […]

  9. […] vez en la que se convertirá en el archirenombrado agente 007. Las dos películas anteriores -Casino Royale y Quantum of Solace- recaudaron en la taquilla mundial 594 y 586 millones de dólares […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Casino Royale (2006)