Un enmascarado en La tetona de Fellini

El SantoUn poco bizarro el título del post pero dice lo que tiene que decir, Andrés Mego, el hombre detrás de La tetona de Fellini acaba de publicar un nuevo y sustancioso artículo sobre el ícono mexicano que fue El Santo, el luchador que dejó atrás el nombre de Rodolfo Guzmán Huerta para convertirse en El enmascarado de plata, “el único superhéroe latinoamericano con cobertura planetaria”.

Además de ser campeón de multitudes en el ring, El Santo también fue protagonista de 53 películas, a cual más inverosímil y precaria en su confección. Luego de chequear varias de sus pelas, Andrés dice:

Santo nunca se consideró a sí mismo un actor y eso salta a la vista en sus 53 películas. Cuando no luchaba en el ring o aporreaba a los malvados de turno, Santo se desplazaba pesadamente por los sets. Un hombre enmascarado doblemente inexpresivo. Sus textos, generalmente escasos, eran pronunciados después por un actor de doblaje. La voz sustituta, serena y paternal, era parte del maquillaje de héroe. Con el tiempo, Santo iría desinteresándose aún más de la molestia de memorizar líneas. Total, después alguien se encargaba de volverlas a decir y el desfase en la edición no parecía un problema.

Con títulos como: “Santo contra los jinetes del terror”, “Santo contra Blue Demon en la Atlántida”, “Santo contra el átomo viviente” o “Santo vs. la hija de Frankestein” las películas auguraban un desfile de personajes tenebrosos y situaciones insospechadas, sin embargo:

Ningún aprieto argumental sería tan poderoso como para distraer a Santo de la disciplina del ring. Con una mínima de tres encuentros por película (sin contar los encontronazos en exteriores y pasillos), la trama entraba en receso para dar protagonismo a los “candados”, medias Nelson, quebradoras, “ochos” y patadas voladoras. Eran largas secuencias filmadas en vivo con un público efervescente donde con frecuencia se sumaban al Santo otros luchadores, con máscara o sin ella, como Blue Demon, Mil Máscaras, Black Shadow, Cavernario Galindo o Mantequilla Nápoles. En más de una oportunidad zombies, hombres lobo y espectros se infiltraron en el ring para retar a Santo con trucos antirreglamentarios y patadas a traición.

Para rematar la faena crítica, La tetona nos ofrece una lista con las mejores cinco cintas protagonizadas por El Santo y un generoso banco de referencias para bajarse del emule algo de la extensa filmografía del enmascarado. Dense una vuelta por el blog de Andrés y chequeen el artículo completo.

Artículo anterior
Presentación de “El tunche” en El Cinematógrafo
Artículo siguiente
“Chullachaqui” llega a Lima

2 comentarios

  1. 14 de Marzo de 2007 at 16:49 — Responder

    Luis, muchas gracias por la mención a mi nota del Santo. Me alegra saber que gracias Cinencuentro más lectores podrán introducirse en el delirante mundo del cine del Santo.

    Saludos

    Andrés Mego

  2. Joan
    14 de Marzo de 2007 at 17:03 — Responder

    Hola, yo he leído la nota sobre el Santo en la Tetona y está muy buena…se las recomiendo, larga pero vale la pena.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Un enmascarado en La tetona de Fellini