Se subasta la cámara de Chaplin

Chaplin Bell & Howell 2709

¿Pero cuál de todas las cámaras?, fue lo primero que me pregunté, asumiendo rápidamente que Charles Chaplin, como sus colegas de décadas posteriores, contaban no con una sino con varias cámaras para filmar sus películas. Es más, en nuestros días sería iluso pensar en “la cámara” de un Nolan, un Aronofsky, o un Anderson. Quizá ahora algunos aún tengan sus preferidas, pero en los primeros años del cine, el director contaba con una herramienta, vivía y trabajaba con ella a lo largo de su carrera, quiéralo o no.

Es el caso de la Bell & Howell modelo 2709, que Chaplin utilizó para filmar más de una docena de su películas, desde el año 1918 hasta 1926, siendo la última de esta serie La quimera de oro (1925), toda una obra maestra si me preguntan.

Como es usual en estas ocasiones, la cámara en cuestión se subasta a través de la casa Christie’s de Londres, a partir de del 25 de junio próximo. El precio con el que se iniciará la puja va entre los 102 mil y los 132 mil euros, cifra que deberán superar aquellos que deseen llevarse a casa la preciada cámara cuya forma hace recordar las orejas de Mickey Mouse.

(Vía El País)

Artículo anterior
Espías y seductores en “El placer de los ojos”
Artículo siguiente
Foto del día: 100 años de Katharine Hepburn

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Se subasta la cámara de Chaplin