Críticas de la semana: María Antonieta y otros más

María Antonieta, la reina adolescente, de Sofia Coppola y Kirsten Dunst sigue en cartelera y continúa seduciendo a la crítica escrita, dos de las columnas de la última semana le dedican unas líneas a ella. Revisemos:

María Antonieta: La Reina Adolecente

Ricardo Bedoya en El Dominical de El Comercio la destaca en su sensorialidad:

Lo que interesa de verdad son las superficies y los colores, los gestos y los decorados, la combinación de la música de Rameau y de The Clash, la puesta en escena de la suntuosidad y de la abulia, la alternancia de los momentos de intimidad de la muchacha, cercanos a la fantasía y al sueño, y el rigor de la ceremonia y el fasto. Sí, Sofia Coppola es una estilista y María Antonieta es una película que muestra cómo se transforma, hasta su destrucción final, un universo codificado hasta la rigidez.

Y en Domingo de La República, a Fedérico de Cárdenas le gusta el ambiente de la cinta:

Estamos ante un filme que respira una atmósfera de decadencia y melancolía sonriente que se convierte en canto funeral al fin de un mundo, ese del cual se despide María Antonieta con una última reverencia ante un pueblo exacerbado. (…) Sin embargo , este bache (la música) no impide el disfrute del filme y que reconozcamos el talento de Sofìa Coppola y su coherencia para preguntarse si sus heroínas tienen un lugar propio en el mundo.

Enrique Silva, en Correo, se encarga de un estreno de esta semana El buen pastor:

De Niro no sólo acierta en la descripción de personajes y ambientes, sino también en el desarrollo de los oscuros tejes y manejes del espionaje internacional y el registro de la creciente paranoia producto de la Guerra Fría entre Estados Unidos y la entonces Unión Soviética. Todo ello visto a través del prisma de un estoico Edward Wilson, incólume ante la adversidad, atrapado en su propio laberinto.

Mientras que Alberto Servat le jala las orejas a Raimi por hacer un Spiderman 3 tan flojito en su sección en Luces de El Comercio:

“El Hombre Araña 3”, la nueva entrega de Sam Raimi, es una película que tiene el vigor de sus predecesoras pero que difícilmente presenta alguna novedad. Lo que sucede es que esperábamos de Raimi algún vuelco o por lo menos la ruptura con alguna de las premisas impuestas en las películas anteriores. Pero no es así. No asume riesgos, lo que es una pena porque es justamente el riesgo lo que distingue a un realizador del resto. “El Hombre Araña 3” no es una mala película. Es una narración sólida, muy profesional. Sin duda Sam Raimi es un excelente director y no tiene nada que probar al respecto.

Por último, José Tsang en Caretas le manda un panegírico al Festival de Cannes, nunca está de más:

La fiesta arty del cine llega a su número 60. El festival de Cannes: una fiesta porque necesita exhibirse al mercado, y arty porque sin la pose de lo non plus ultra de la vanguardia, Cannes no sería Cannes. (…) Fue creado en la segunda mitad de los 40, y en los 50 comenzaron a germinar los nuevos cines. Moderno y rendidor en su sentido cabal: Cannes se abraza de ello, llegando a proyectar “Star Wars” fuera de competencia. Pero un poco de bulla no está mal si se pone en el mapa una nueva joya del cine latinoamericano u oriental. Cannes es Cannes, sea un bastión del arte o un espejo de la vanidad.

Artículo anterior
Cannes 2007: 60 años de imágenes
Artículo siguiente
Tráiler final de “Transformers”

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Críticas de la semana: María Antonieta y otros más