Falleció el divo italiano Luciano Pavarotti

Pavarotti

Hace unas horas se ha dado internacionalmente la noticia de la muerte, en su villa de Módena, del gran tenor italiano Luciano Pavarotti, víctima de un feroz cáncer al páncreas cuando estaba por cumplir 72 años de edad el próximo 12 de octubre.

Vale la pena echar un vistazo al archivo audiovisual de este intérprete de notable presencia escénica, poblado de productos operísticos básicamente dirigidos a la televisión, por lo general grabaciones de sus espectáculos. Sin embargo, entre ellos destacan dos películas de 1982, que siempre giran alrededor de su oficio artístico pero ofrecen algo más.

Una es Rigoletto, versión fílmica de la ópera de Giuseppe Verdi, en la que Luciano hace el rol del Duque de Mantua, que tantas veces representó en los escenarios. El director es el francés Jean–Pierre Ponnelle, quien se especializó en ese tipo de filmes, como Carmina burana (1975), L’Orfeo (1978) o La Cenerentola (1981).

La otra es Yes, Giorgio, en la que Pavarotti encarna al famoso cantante de ópera Giorgio Fini, que en plena gira por Estados Unidos pierde la voz, por lo que tendrá que buscar a una especialista en gargantas, Faye Kennedy (Kathryn Fuller), de la que cae rendidamente enamorado. También actúa Eddie Albert, uno de los característicos actores secundarios de Hollywood.

El director de esta curiosidad es nada menos que Franklin J. Schaffner, un talentoso artesano que no logró un sitial memorable en la historia del cine, pero que logró obras atractivas: Patton (1970), por cuya soberbia actuación del militar norteamericano de la II Guerra Mundial, George C. Scott se hizo merecedor de un Oscar y lo rechazó; Nicolás y Alexandra (1971), sobre el ocaso de la familia zarista en medio de la Revolución Rusa; Papillon (1973), duelo actoral entre Steve McQueen y Dustin Hoffman, y, cómo no, la más popular de su carrera, el clásico de ciencia ficción El planeta de los simios (1968).

Pavarotti no sólo se consagró como uno de los más grandes referentes del bel canto, sino que además estuvo entre los abanderados en el afán de acercarlo a las mayorías, por lo que paulatinamente fue incluyendo en su repertorio la música popular y actuó con notables artistas de diversa procedencia.

En ese sentido, aquí les ofrecemos dos videos representativos de su trayectoria: cantando La donna é mobile, en el filme Rigoletto – en la parte superior -, y haciendo un dúo extraordinario con Liza Minelli de la canción New York, New York.

El público peruano pudo disfrutar en vivo y en directo de su arte en 1995, pero la conexión más entrañable con nuestro país en los últimos tiempos resultó siendo su admiración al gran talento del connacional Juan Diego Flórez, considerándolo él mismo como su sucesor, en una declaración de hace unos años.

Que así sea.

Artículo anterior
Venecia 2007: Tim Burton recibe “León de Oro” Honorario
Artículo siguiente
Cortos de Gustavo de la Torre en CAFAE-SE

2 comentarios

  1. 6 de Septiembre de 2007 at 13:19 — Responder

    un inmortal y delirante que hasta los ultimos dias amo al sol

  2. […] noveno día de festival amaneció con la triste noticia de la muerte del tenor Luciano Pavarotti, día en el que también se presentaba la tercera película italiana en competencia, L’Ora di […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Falleció el divo italiano Luciano Pavarotti