Navidad en pantalla: ¡Qué bello es vivir!

La festividad mayor del año ha sido vista en distintas versiones, colores e intenciones dentro de la historia del cine. Pero aunque el motivo de la navidad aparezca de manera tangencial, en ¡Qué bello es vivir! de Frank Capra se encuentra la escena emblemática de la celebración. Un James Stewart , padre y vecino querido que se da cuenta de las verdaderas riquezas de su vida. Una película irrepetible y un instante de felicidad entre el buen cine y las buenas intenciones

Artículo anterior
"All at Sea", una cinta inédita de Chaplin
Artículo siguiente
Treinta años sin Chaplin

4 comentarios

  1. 25 de Diciembre de 2007 at 14:50 — Responder

    ¡Qué maravilla de película! Recuerdo perfectamente la primera vez que la vi; ¡Lloré como un bebé! Es increíble cómo una película, al igual que el vino, con el tiempo va conviertiéndose cada vez más en una obra maestra, año tras año más y más estremecedora, llenándonos de una felicidad tan inmensa que resulta imposible perdérsela por estas fechas.

    ¡Feliz Navidad! =D

  2. Mario Gordillo
    25 de Diciembre de 2007 at 15:03 — Responder

    A pesar de tener un estilo tradicional, creo que es una película que despierta preguntas interesantes acerca de la vida, las cosas que dejamos de hacer y la felicidad que muchas veces se encuentra en lo sencillo y cotidiano. Feliz navidad!

  3. Jorge Esponda
    25 de Diciembre de 2007 at 20:54 — Responder

    Si la idea que nos han vendido toda la vida sobre la navidad ha funcionado alguna vez, ha sido en los 130 minutos que dura esta película. Pero incluso ahí podemos ver un complejo papel del gran Jimmy Stewart que llega hasta lo siniestro.
    Vale por muchos motivos.

  4. […] porque recrea una obra maestra de Frank Capra que no soporta relecturas de escasa fuerza expresiva: ¡Qué bello es vivir!, en el que James Stewart era el maduro empresario de una pequeña localidad norteamericana que […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Navidad en pantalla: ¡Qué bello es vivir!