Una película es una película

Una película nunca es la película que uno quiere hacer. Una película es una película. Lo que uno quiere hacer sirve para hacer una película.
La película terminada se convierte en una cualidad diferente de materia, y esa materia como el hijo de la madre se aparta definitivamente de ella. La madre se desvanece, cuando hacemos una película no queda nada de lo que quisimos hacer y lo que queríamos hacer ha sido enmascarado por la película.

Sentídisima Mary Jimenez reflexionando en los primeros minutos
de su demoledor e íntimo documental “Del verbo amar”

Artículo anterior
Algo para recordar: "My Way" en versión de Sid Vicious
Artículo siguiente
"Alguna tristeza" en el Festival Punto de Vista 2008

1 comentario

  1. altamirano
    2 de Enero de 2008 at 18:58 — Responder

    Nada más cierto!

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Una película es una película