Pantalla Pinamar 4° Encuentro Cinematográfico Argentino Europeo

En Diciembre de 2007, se realizó el 4º Pantalla Pinamar, un refrescante festival en las costas argentinas, del cual no pudimos entregarles información alguna al respecto. Providencialmente, Lorena Cancela, amiga y crítica de cine, nos hace llegar una crónica al respecto para llenar ese vacío. Gracias.

Pantalla Pinamar 4° Encuentro Cinematográfico Argentino Europeo

Por Lorena Cancela

Pantalla Pinamar 2007 2008Del 8 al 15 de diciembre se desarrolló el 4° Encuentro Cinematográfico Argentino Europeo en la ciudad de Pinamar. En la Ceremonia de Clausura se entregaron distintos reconocimientos y premios a invitados especiales como la señora Amelia Bence que se llevó el “Balance Especial”. A continuación, Jorge Álvarez y María Lenz, presidente y vicepresidenta del INCAA, brindaron un fuerte reconocimiento al actor y director irlandés Kenneth Branagh. Después de presentar la película de cierre —Juego Macabro, dirigida por el propio Branagh— Carlos Morelli, director del evento, anunció que la próxima cita sería en marzo del 2009.

Pinamar es una ciudad balnearia en las costas del Atlántico de la Provincia de Buenos Aires. Catalogada como menos intelectual que su vecina Villa Gesell —apreciada por sus aires bohemios, fogones en la playa, guitarreadas, recitales de rock y veladas hasta altas horas de la madrugada— con el correr de los años la ciudad de los pinos y el mar, este festival mediante, va construyendo un perfil cultural que la aleja de la vidriera de las frivolidades. Así debería comprenderse el silencio y la atención que reinaban en cada una de las presentaciones previas a las proyecciones (a cargo de Pablo De Vita, Rómulo Berruti, Alicia Petti, Claudio Minghetti, Paraná Sendrós y Adolfo C. Martínez); atmósfera semejante, como bien se escuchó por ahí, a la época más esplendorosa de los Cine Club.

Pantalla Pinamar reúne películas argentinas que participaron en distintos festivales catalogados como Clase A desde el 1 de noviembre del 2006 al 31 de octubre del 2007 tal XXY, Una novia errante, Las vidas posibles, El otro, una selección del Festival de Málaga, y producciones de Suiza, Italia, Alemania u Holanda que este año, de la mano de su realizador Mischa Alexander, presentó El deportista del siglo: una fábula cercana en su hechura a los cánones compositivos de Hollywood. Pero la muestra incluye también la revisión. Por ejemplo, en esta edición se proyectó Los paraguas de Cherburgo de Jacques Demy, quien también fuera compañero de Agnès Varda, cuya copia será parte de un Reencuentro en su honor en la Sala Leopoldo Lugones, y una versión de Tute Cabrero (1968, Juan José Jusid) que siempre es atractivo re ver para comprender como el cine de la década del ’60 en la Argentina tenía una forma de hacer y relatar a tono con la contemporaneidad.

Kenneth Branagh


Kenneth Branagh presenta La flauta mágica

Kenneth Branagh, otrora esposo de Emma Thompson, el realizador que volvió a darle vida a Frankenstein en el ’94 con la piel de Robert De Niro, aunque no del todo conocido por estas tierras sudamericanas, cuenta sin embargo con una carrera prolífica: es actor, director de cine y teatro, productor y, por último, pero no menos importante, amable. Preocupadísimo por el tema del público —la maquinaria californiana inquieta también a aquellos que eventualmente trabajan allí— presentó en la Sala Bahía La Flauta Mágica (2006) y Sleuth/Juego Macabro (2007), ambas confirmadas para ser estrenadas a lo largo del año en la Argentina.

En una intensa conversación con periodistas, actores y directores de cine Kenneth se explayó sobre el amor, el casamiento, Shakespeare, Mozart e, incluso afirmó- a propósito de un comentario que sugería que la belleza de Jude Law, uno de los actores de Juego Macabro, es proporcional a la falta de destreza para la actuación – que su compatriota era muy buen comediante y no dudó en hacerse cargo del proyecto cuando por éste fue convocado.

Pantalla PinamarEstéticamente disímiles, igual de alejadas de los parámetros convencionales, los dos films son re lecturas. La primera de la obra de Mozart (La Flauta Mágica) que Kenneth Branagh sitúa en un campo de batalla como para dejar sentado su posición frente a la guerra. Al menos así se refirió en la conferencia de prensa cuando fue preguntado a propósito de la Guerra de Malvinas. La segunda es una remake del año ’72 dirigida por Joseph L. Mankiewicz donde Michael Caine interpretaba el personaje que hoy lleva adelante Jude Law y Laurence Olivier el que compone Caine. Con ecos que recuerdan a la obra de Atom Egoyan, por el uso de las cámaras de vigilancia o el acompañamiento musical, la película enfrenta a los dos protagonistas en un juego de espejos y caracterizaciones, para concluir, entre otras cosas, que la civilización no se mide por la cantidad de tecnología alcanzada.

Fotos: Lorena Cancela

Artículo anterior
Sociedad de Críticos Online de Cine elige sus favoritas
Artículo siguiente
Homenaje a Werner Herzog por el Museo de Turín

5 comentarios

  1. 10 de Enero de 2008 at 22:17 — Responder

    Corregido a quedado.
    Muchas gracias por permitir su aporte, y aquí me he quedado un buen rato leyendo de cine.

    Un saludo.

  2. 11 de Enero de 2008 at 13:05 — Responder

    Maravillosos momentos los vividos en Pantalla Pinamar. Fué la primera vez que estuve en este mágico festival y además de ver maravillosas películas nacionales y europeas (Párrafos aparte para “Juego Macabro” y “El trueno entre las Hojas”, estreno la primera, reestreno homenaje la segunda), debe destacarse primordialmente la impecable organización del INCAA, como así tambien el trabajo de la Secretaria de Cultura de Pinamar, y por sobre todas las cosas, la Dirección General de ese HOMBRE CINE llamado CARLOS MORELLI.
    Un encuentro para crecer como creador y hombre de negocios. Con la inspiración que puede dar una charla con actores como Ulises Dumont, Patricio Contreras, Victor Bó, Graciela Borges, Ana María Pichio, Adriana Aizemberg, Osvaldo Bonett, y el inigualable actor español Sancho Gracia, quien su don de caballero, le ponía sal a todas las reuniones programadas.
    Merece tambien un párrafo aparte Miguel Ivaldi, hombre del Departamento Internacional del Incaa, quien siempre estuvo atento a todos los detalles, ya sea en las exhibiciones, las conferencias de prensa y las cenas de apertura y cierre.
    Despues de haber pasado unos días tan hermozos, uno se va de Pinamar con un sabor a nostalgia dificil de superar. La gente de Pinamar, como el fotógrafo Oscar Pérez, que va de un lado a otro en su bicicleta, llevando su cámara a cuestas, son seres entrañables con los que nos gustaría vernos permanentemente. La presencia de Pascual Pérez Jr., hijo del primer campeón mundial de box que tuvo la Argentina, le dió a este festival una nota de pintoresquismo e inspiración que insinúa futuras películas argentinas con mayor pulcritude de guión y mejores inversiones de producción.

  3. 11 de Enero de 2008 at 13:24 — Responder

    Pongo a disposición de los lectores de este sitio amigo,
    el trailler de nuestra película “El Letrista”, reciente-
    mente finalizada.

    Es la historia de un hombre que víctima de una venganza
    pasional ejecutada por un mal policía, termina siendo
    acusado de robo, maltratado, drogado a la fuerza con LSD,
    y al ser enviado al juez este determina su internación
    en un neuropsiquiátrico. Encerrado en este hospital,
    le aplican tratamientos con grandes dósis de psicofármacos, y de este modo terminan fabricandole una enfermedad que no tenía.
    Al ser dado de alta, Pichi, tal es el nombre del personaje principal, intenta volver su oficio de pintar carteles en la vía pública, pero la sociedad lo discrimina por considerar que está loco.
    El film dura 1 hora 20 minutos, y tiene una frondosa banda sonora de 46 minútos, con la inclusión del tango vanguardista “Perro Solitario”, que en su letra hace una acuarela de los suburbios de Buenos Aires en plena noche de invierno. Precisamente las pinturas del suburbio de Buenos Aires, le dan al film un clima de magia y poesía.
    Es una producción de Jorge Lohigorry y Robinson Fax Productions, y RODOLFO GARAVAGNO hace las veces de guionista, editor, autor de la música y director. Colaboran con él, el pianista Santiago Alvarado y parte del elenco del Robinson Fax Studio.

    Trailler: http://www.youtube.com/watch?v=DvabD4CFwKU

  4. Rodolfo Garavagno
    26 de Enero de 2008 at 13:56 — Responder

    Solo trayendo capitales provenientes de otros rubros empresariales, es posible construír una industria cinematográfica que se aproxime a la de la era dorada del Cine Argentino.

    Para echar una mirada sobre las ideas emergentes de esa época, es interesante saber que a fines de la década del 40, Homero Manzi elaboró un proyecto para construír LA CIUDAD DEL CINE.
    Homero Manzi, que además de ser una celebridad escribiendo letras de tango, fué uno de los mejores guionistas de la historia del cine, llegando tambien a dirigir películas como “El Ultimo Payador”. Escribió en total, 25 guiones, desde “La Vuelta al Nido” hasta “Escuela de Campeones” (la historia de como nació el futbol en Argentina).
    El proyecto Ciudad del Cine, tiene su maqueta, y fué acompañado por las más grandes celebridades. El acta se firmó en 1950 y se iba a construír en Moreno, más concretamente en la zona del dique de Cascallares. La ciudad del cine iba a tener estudios tanto o más avanzados que Estudios San Miguel, y además, fascinantes viviendas para la gente de la industria.
    Ese mismo año, Homero Manzi, murió de una enfermedad terminal a los 43 años.
    Con su muerte, murió el proyecto Ciudad del Cine.

  5. Esteban Quiñones
    29 de Mayo de 2009 at 15:36 — Responder

    Homero Manzi murió en 1951. De todos modos, y en este caso particular, un error de fecha no cambia la idea de la nota, y me siento muy asombrado por el dato.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Pantalla Pinamar 4° Encuentro Cinematográfico Argentino Europeo