San Sebastián 2008: la mirada de una cinéfila española

the-other-man-antonio-banderas-laura-linney

Laura Linney y Antonio Banderas en The Other Man

Durante la 56 edición de San Sebastián, puedo decir ya que hemos vivido algunos momentos memorables. Inauguró el festival The Other Man, del director Richard Eyre, un filme cuyo arranque hacía pensar que estábamos ante una película de interés (por el tema que trata), pero que conforme avanzaba el metraje iba disminuyendo en intensidad. Interpreto que el mensaje principal es la comprensión y también, como el propio Antonio Banderas explicó en la rueda de prensa, que nadie pertenece a nadie. Menos aún en una pareja, donde la conformidad es el peor enemigo, donde siempre hay que mantener activo el amor. Liam Neeson y Laura Linney hacen una composición correcta, con oficio. Banderas interpreta a un hombre fracasado y estereotipado como el macho español que ha fracasado en la vida y sólo se tiene a sí mismo. Pero Banderas es querido, le queremos, aunque su personaje no esté a la altura de su dimensión humana. Y por eso esperamos su próximo trabajo: para volver a quererle. Al día siguiente de la presentación de su película le fue entregado el Premio Donostia. Se lo merece, por algunas muy buenas películas, por abrir camino a tantos profesionales latinos en Hollywood, por ser cómo es.

También tuvimos la oportunidad de ver la nueva película del gran Woody Allen: Vicky Cristina Barcelona. Preciosa fotografía de Javier Aguirresarobe, maravillosas imágenes de Barcelona y Oviedo. ¡Cuánto nos reímos con algunos momentos! Sin embargo, no es de lo mejor de Woody. Si no llega a ser por Penélope Cruz, la película se hunde. Pero estaba ella, sublime, genial, en uno de sus mejores trabajos. En las escenas con Scarlett Johansson y Javier Bardem, ellos desaparecen de pantalla. Tanta es su fuerza interpretativa que sólo tenemos ojos para Pé. Rebecca Hall está a la altura y sobre todo una de las mejores y más brillantes actrices norteamericanas del momento: Patricia Clarkson. Elegante, misteriosa, perfecta. Queremos a Woody y queremos más. Me emocionó especialmente la escena rodada en el interior del Hotel Reconquista de Oviedo. Allí le conocí cuando le entregaron el Premio Príncipe de Asturias de las Artes. Allí conocí a mi querida amiga Rossana Díaz. ¿Recuerdas también ese momento, verdad? Woody se mueve por San Sebastián con la misma soltura con la que se mueve en New York.

Los productores españoles anunciaron en la rueda de prensa que seguirán con él cuatro veranos más. Intuyo que la próxima película de Woody Allen se rodará toda, o parte, en esta maravillosa ciudad de San Sebastián. Hemos asistido también al pase de prensa de la película El niño con el pijama de rayas, que compite en la Sección Oficial. Elegantemente rodada, con el inconfundible estilo inglés, se convierte en una de las mejores películas que han tratado el Holocausto. No encuentro nada a reprochar. Es una película que se ve con emoción y respeto. Y sólo puedo añadir al terminar de verla y al escribir estas líneas lo mismo que Vera Farmiga le dice al prisionero judío que ha curado la herida de su hijo: Gracias.

Artículo anterior
Tráiler de "La isla de Nim", Jodie Foster se va de viaje
Artículo siguiente
Entrevista a Rocío Lladó, la directora de "Vidas paralelas"

1 comentario

  1. […] inicialmente en 2008 en las ediciones de los festivales de Toronto, San Sebastián y Rio de Janeiro, la exhibición del drama The Other Man continúa lentamente, y antes que en […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

San Sebastián 2008: la mirada de una cinéfila española