Porque tú (no) lo pediste: la precuela de “El planeta de los simios”

planet of the apes

Veamos: corría el verano del 2001 y Tim Burton quería probarle al mundo que podía quedar intacto luego de rehacer un clásico. Resultado: la peor película en la carrera del buen Tim. No lo culpamos, si algún remake era ideal para su visión, El planeta de los simios parecía ser el más acorde. Y aunque el tiempo transcurrido y sus siguientes películas lo redimieron (al punto que las ventas del DVD de su versión han tenido ventas aceptables a pesar de las malas críticas que la película en cuestión ha tenido desde su proyección), hay algo que queda claro: La fiebre por los monos no se ha ido.

Obviamente, las antenas están bien paradas en Hollywood, y esto ha sido detectado por la Fox, quienes han demostrado interés en aumentar la franquicia de los primates parlantes. Con tal motivo, se remontarán a 1969 años antes de los hechos ocurridos en la película original que protagonizara el finado Charlton Heston. Este primer film estaba ambientado en el año 3978 (le restas 1969 y te sale… ajá, 2009), e incluso ya hay un nombre elegido para la película, Genesis: Apes.

Recordemos que el año que se viene pinta como el año de las precuelas, se viene la de Wolverine, la de Star Trek, la de El señor de los anillos, así que hay que estar preparados. Según se ha podido revelar, la historia de esta precuela en realidad es una remake de Conquest of the Planet of the Apes, en la que destaca Caesar, el primer simio en hablar que desencadenó los eventos que condujeron a que el mundo sea dominado por los monos.

El director elegido para este proyecto es Scott Frank, que debutó con “The Lookout” pero previamente había escrito los guiones de “Get Shorty” y “Minority Report”, cintas al menos entretenidas. A esperar.

(Vía Hecklerspray)

Artículo anterior
Feliz día, Woody, a ritmo de jazz
Artículo siguiente
Tráiler de "Mammut", lo nuevo de Lukas Moodysson

4 comentarios

  1. 2 de Diciembre de 2008 at 17:10 — Responder

    No sería tan duro con Burton y su Planeta de los Simios. Para mí tiene el mérito de haber creado personajes que al menos a mí me parecieron inolvidables: Thade, Ari y Limbo. Claro, los tres son del lado de los monos. Téoricamente Walhberg era una buena elección, pero su personaje terminó siendo bastante anodino. Eso sí, el final me pareció buenazo y muy inspirado en la novela, que es muy recomendable.

    En todo caso, si alguien considera insufrible El Planeta de Burton, cabría recordar que el director suele ser insufrible en todas sus peliculas. Vi con total aburrimiento su version de Sweeney Todd.

    saludos

  2. 8 de Diciembre de 2008 at 20:41 — Responder

    Sigo pensando que Tim burton hizo el planeta de los simios con total sarcasmo.
    que los estudios dejen al loco trabajar tranquilo, que pesar de todo es uno de los directores mas taquilleros.

  3. […] El planeta de los simios: (R)evolución (Rise of the Planet of the Apes). Uno se imaginaba a la franquicia derrotada, luego del fracaso de la cinta de Tim Burton. Lo cierto es que la franquicia juega inteligentemente a rebobinar, a volver al pasado. Narrando la historia de cómo experimentos científicos destinados a curar a los humanos de la degeneración de células cerebrales van creando una especie de simios inteligentes muy por encima del promedio, liderados por uno particularmente notable, con emociones equiparables a las de las personas, pero enfocadas en su concepto de la supervivencia y la fiereza animal. Gran trabajo de producción (entre ellos de los efectos especiales), un guión inteligente que aprovecha con propiedad cada vuelta de tuerca de la leyenda, así como el rol inolvidable de Andy Serkis como César, el gran jefe mono, forman parte de uno de los aciertos de uno de los blockbusters más interesantes del 2011. […]

  4. […] Rise of the Planet of the Apes La sorpresa del 2011 se la lleva El planeta de los simios: (R)evolución. Después de una campaña […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Porque tú (no) lo pediste: la precuela de “El planeta de los simios”