Cannes 2009: Los bastardos de Tarantino son la atracción del día

quentin-brad-cannes

Como se esperaba, este miércoles ha sido el día más farandulero del festival. Hoy ha tenido su estreno Inglourious Basterds, la nueva alucinación de Quentin Tarantino que ha movilizado a muchos hasta el balneario del sur francés. Y considerando que su amplio y disímil reparto está encabezado por el también presente Brad Pitt, la algarabía no se hizo esperar. De hecho, esta dupla director-actor ha conseguido todo un récord: llenar la Sala Lumiere, de dos mil quinientas localidades, en sólo veinte minutos. Esto obligó a organizar una nueva proyección.

Según se sabe, la película se está exhibiendo con un primer corte de dos horas y cuarenta minutos que no será con el cual se estrene comercialmente. Al parecer, éste sería también un test de público para lo que será el lanzamiento oficial en la segunda mitad del año. Por lo pronto, Tarantino ha declarado algunas cosas sobre su película ambientada en la Segunda Guerra Mundial. “Es simplemente la historia de unos personajes que, si de verdad hubieran existido, sí podrían haber cambiado el rumbo de la Historia”, aseguró con su característico humor. También se refirió a la actuación del alemán Christoph Waltz, quien aparentemente se roba el show interpretando a un coronel nazi: “Necesitaba un gran actor que fuera a la vez un genio de las lenguas. Y me costó tanto encontrarlo que estuve a punto de publicar simplemente el guión y pasar a otro proyecto”, dijo Quentin.

Pero a pesar del furor desatado por esta cinta, la crítica especializada nuevamente ha dividido opiniones, aunque mayoritariamente éstas sean favorables. Algunos sí la aprecian con gran entusiasmo como Emma Jones, la enviada de BBC:

Tarantino cambia hechos históricos por pulp fiction, una cómica fantasía de venganza sobre luchadores judíos por la libertad que se traen abajo a los nazis en 1944… Es un western cruzado con cine bélico y con David Bowie en el soundtrack… En las palabras de Tarantino sería “el poder del cine derroca al Tercer Reich”… particularmente destacable es el retrato chirriante y semi histérico de Adolf Hitler y los generales británicos… Pitt es la estrella de los créditos pero no de la función. Ese honor va para Christoph Waltz, un actor alemán de televisión que interpreta al Coronel de la SS Hans Landa… Hay muchas escenas rodadas en francés y alemán que el público anglosajón pasará mucho rato leyendo subtítulos… En suma, esta cinta no llega a tocar a Pulp Fiction… pero la reacción en Cannes es que Tarantino ha hecho un regreso glorioso, bobo, y salpicadísmo de sangre. Sus créditos en este festival, tanto como puedas suspender tu descreimiento y el sentirte ofendido, lo hacen permanecer como el rey del trashy cinema.

Otros en cambio, si bien reconocen sus valores, no dejan de traslucir su decepción ante la gran expectativa que se tenía. Sukhdev Sandhu de Telegraph escribe:

“Creo que ésta debe ser una obra maestra”, es lo que dice un personaje al final de Inglourious Basterds… ¿Es esto lo que el director piensa de su película también?… El problema es que no es lo suficientemente trepidante y llena de hallazgos. Tarantino, uno de los mejores coreógrafos sangrientos del cine de hoy, debería haber ejercido con más astucia todo el metraje de estos 154 minutos no-épicos. Hay demasiado cotorreo, mucho de éste en acentos difíciles de seguir y sin el ritmo de sus mejores cintas. Un segundo plot -en el que una mujer judía, cuya familia fue masacrada por los nazis, organiza una proyección cinematográfica para asesinar a Hitler y Goebbels- es más sucinto y poderosamente mejor manejado… El reparto incluye a Mike Myers y Eli Roth en apariciones autoindulgentes. Christoph Waltz en cambio es un socarrón y políglota coronel alemán que se convierte en un estupendo villano… viejos fanáticos de seguro disfrutarán con el soundtrack cargado de Morricone, además de las alusiones a Kubrick y Henri-Georges Clouzot. Cannes normalmente adora a Tarantino ¿Pero esta vez? No hay mucha “falta de gloria”, pero sí hay mucha mediocridad.

Artículo anterior
Cannes 2009: Primeras críticas de "Altiplano"
Artículo siguiente
Cannes 2009: "Antichrist" se estrenará censurada internacionalmente

3 comentarios

  1. […] folles parece haber sido la selección más contrastante para compartir el día de estreno con Inglourious Basterds. Pero este realizador funadamental de la historia del cine parece entender, con menos problemas que […]

  2. […] cierto, Inglorious Basterd va como favorita en el Festival, según los pronósticos. Cinencuentro nos da […]

  3. […] “invitado” al cineasta a que vuelva a editar Inglourious Basterds. Esto a pesar de la estruendosa recepción que tuvo en el evento francés. Al final, el balance tras las presentaciones del film no fue del […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Cannes 2009: Los bastardos de Tarantino son la atracción del día