Conocerás al hombre de tus sueños (2010)

Conoceras al hombre de tus suenos

Ruido y furia

Así es la vida según Shakeaspeare, puesto en palabras del rey escocés Macbeth. Título también de una de las más importantes novelas de William Faulker, publicada precisamente en los años de la gran depresión norteamericana. Conceptos que están en el transfondo de toda la obra cinematográfica de Woody Allen, y que a pesar de la luminosidad en sepia con la que viene albergando sus últimas películas “europeas” o “manhattianas” muestran una oscuridad propia del cine negro. Conocerás al hombre de tus sueños (You Will Meet a Talk Dark Stranger), es el estreno de Allen correspondiente al año en curso, después de Si la cosa funciona (Whatever Works, 2009), y antes de su incursión parisina con el gancho de la modelo-cantante-primeradama Carla Bruni.

La traducción del título ha dejado de lado el juego de palabras con que el cineasta neoyorquino nos ha agasajado, ¿ese señor alto y oscuro al que encontraremos todos tarde o temprano? O se refiere a que sigamos con ilusiones heredadas de nuestros ancestros, para calmar nuestra furia y nuestro ruido existencial.

Woody Allen sigue en forma. Es más pesimista que nunca, aunque nunca dejó de serlo. Habla siempre de lo mismo, de acuerdo. Habla de la condición humana, la patética condición humana, especialmente de aquellos asentados en un cierto bienestar social y económico, aunque no siempre ha sido así. Ahí está Mia Farrow para certificar personajes más a ras de suelo, más cercanos a nosotros, pobres espectadores que queremos una vida ficticia. ¿Habla de lo mismo? Qué sí. De la ilusión y la espiritualidad que sustituye a las drogas médicas. De que las cosas si van mal, pueden ir aún peor. De sus mujeres neuróticas, y sus hombres patéticos, pobres diablos. Del vaivén de eso llamado amor (y el sexo), de lo veleta que es, de cómo nos arrastran los intereses. Del intrusismo y las angustias de la edad, algo que el cineasta plasma en cada última producción con más insistencia, pues van siendo ya 74.

Pero Allen se teatraliza, no le gusta el cine estadounidense actual, el dinero tiene demasiado peso. Adora el cine europeo, sus ideas plomizas, grises, esas que siempre le han acompañado las escenifica a lo europeo. Del papel las traslada a la imagen cada año, con la ayuda de profesionales de la actuación, y profesionales técnicos. Sin embargo este amante del jazz que toca el clarinete no pueda quitar esos tics neoyorkinos en sus criaturas. Y vemos Barcelona, Oviedo, Londres, o París, pero en realidad todas parecen Nueva York, todas parecen hijas de Manhattan.

Conoceras al hombre de tus sueños

Y ahí sigue este enjuto cineasta, dándonos refugio cinematográfico, con mejor o peor técnica, mejores o peores actores. Como un padre va dejando a sus personajes que se las arreglen, que arreen con la tarea solos, les da cada vez más independencia. Magníficos actores forman el plantel de Conocerás al hombre de tus sueños. Americanos y europeos, entre éstos un español, Antonio Banderas. Todos se esfuerzan por mostrar las nieblas de cada uno, grandiosa la todoterreno de teatro, cine y televisión Gemma Jones/Helena Shepridge, detacable también Naomi Watts como su hija.

Vuelve Allen a los juegos de parejas, al intercambio con comodines, al cansancio que el tiempo produce en el amor, a las profesiones liberales e intelectuales, a los buenos apartamentos del centro de la ciudad, vuelve a mostrar un Londres hermoso, como en Match Point, 2005 y El sueño de Cassandra, 2007.

Más que contar una historia, Allen cuenta unos estados de ánimo, unas crisis, unas decepciones, cuestiones de carácter, vanas ilusiones. Un juego de dos parejas, unos maduros Sres. Shepridge, en el que él, Anthony Hopkins/Alfie pierde los papeles con una prostituta y ella con una vidente. Su hija Sally, Naomi Watts, sueña con su jefe galerista, Antonio Banderas/Greg, y su marido, Josh Brolin/Roy, escritor de una sola novela, alucina con su vecina. En fin, neurosis urbanas donde el cineasta apátrida mete su cámara un rato, nos entretiene, o mejor diría nos angustia, y sale como si nada, dejando a los personajes sin dueño.

Conoceras al hombre de tus suenosYou Will Meet a Tall Dark Stranger. Dirección y guión: Woody Allen | 98 min. | España y EE.UU.

Intérpretes: Naomi Watts (Sally), Anthony Hopkins (Alfie), Antonio Banderas (Greg), Josh Brolin (Roy), Gemma Jones (Helena), Freida Pinto (Dia), Lucy Punch (Charmaine).

Estreno en España: 27 de agosto de 2010.
Estreno en Perú: 22 de diciembre de 2011.

Artículo anterior
La Pontífice (2009)
Artículo siguiente
Contracorriente (2009)

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Conocerás al hombre de tus sueños (2010)