Ámame o muérete (2010)

Como ocurre con cada generación, las actuales estrellas jóvenes de Hollywood van acumulando filmes discretos, simpáticos, estacionales, que hacen currículum y caja, mientras buscan roles y proyectos de mayor envergadura. La comedia sin mayores pretensiones, sencilla, con matices dramáticos o románticos, permiten explotar un perfil festivo y jovial a populares intérpretes como Katherine Heigl (Ligeramente embarazada) y Ashton Kutcher (Locura de amor en Las Vegas).

Es el turno de Ámame o muérete (Killers), una historia violenta, de inconfesables oficios, repentinas conspiraciones y una ruma de muertos, pero trabajada en tono ligero y clave humorística por el director australiano Robert Luketic, que ha venido cultivando cierto oficio en varias comedias (Legalmente rubia, Monster–in–Law, La cruda verdad, ésta ya con Heigl) y en el drama criminal 21.

Killers muestra todo su talante ingenuo en la secuencia inicial en Niza, Francia, donde coinciden Spencer Aimes (Kutcher) y Jen Kornfeldt (Heigl) cuando él se dedica, como parte de su rutina laboral, a la explosión de un helicóptero, y ella pasa unos días de vacaciones con sus entrometidos padres (los maduros Tom Selleck y Catherine O’Hara) luego de una decepción amorosa. El flechazo se da con facilidad, y Spencer decide confesar su oficio prontamente, pero Jen se queda dormida, no lo escucha y queda instalada la ausencia de ese pequeño gran dato.

El guión de Bob DeRosa y Ted Griffin centra sus energías tres años después. Spencer está alejado del mundo de las operaciones secretas, y se ha creado alrededor de la pareja ya casada un entorno familiar y amical que empieza a ser cada vez más palpable y que devolverán a la acción al joven esposo muy a su pesar. Lo mejor es la conversión del aire confortable y vecinal en un laberinto de metrallas, primero aparentemente producto de una resaca y luego envuelto casi en un videojuego, y cómo pasa Jen del shock a la aventura compartida.

El ritmo se vuelve frenético, con balaceras y persecuciones que cumplen con el gag inmediato, entre locaciones destrozadas y contorsiones argumentales que, más allá de una cifra millonaria como recompensa, no convence cómo es que tantos personajes desean eliminar al ex ejecutor. Pero en suma, Killers es un filme de puro entretenimiento que logra divertir y que, como curiosidad, deja ver a un gracioso Selleck parodiando de algún modo a su recordado T.S. Magnum.

Killers

Dir.: Robert Luketic | 93 min. | EE.UU.

Intérpretes: Ashton Kutcher (Spencer Aimes), Katherine Heigl (Jen Kornfeldt), Tom Selleck (Mr. Kornfeldt), Catherine O’Hara (Mrs. Kornfeldt), Alex Borstein (Lily Baily), Katheryn Winnick (Vivian), Larry Joe Campbell (Pete Denham), Casey Wilson (Kristen).

Estreno en España: 13 de agosto de 2010

Estreno en el Perú: 7 de octubre de 2010


Artículo anterior
El último exorcismo (2010)
Artículo siguiente
Descarga "Velódromo" de Alberto Fuguet

1 comentario

  1. 18 de Enero de 2011 at 11:31 — Responder

    […] Ámame o muérete (2010) […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Ámame o muérete (2010)