Entrevista a Olivier Conan, productor de “Our Man in Iquitos”

olivier conan y david teague
Olivier Conan, productor, con David Teague, director

A Olivier Conan, músico, francés, neoyorkino, hombre orquesta de Barbès Records, y enamorado de nuestra Chicha, no le ha bastado con la edición y difusión de sendos compilatorios, que incluyen una cuidada selección de temas de cumbia peruana, para dar a conocer al mundo la riqueza artística de este rincón de la selva.

No, además de esos valiosos “The Roots of Chicha” 1 y 2, y de su banda “Chicha Libre” tributaria de aquel sonido peruano, Conan viene preparando desde hace unos meses el documental Our Man in Iquitos (Nuestro hombre en Iquitos), filme sobre un personaje singular dentro de la cultura chicha del oriente peruano: Ranil, o Raúl Llerena Vásquez. De él ya se encargó Paco Bardales, en un artículo que hay que leer para comenzar a entender el real atractivo del veterano chichero, político, activista y cuantas cosas más.

Durante los días de las recientes elecciones regionales contactamos a Conan. Por entonces él ya se encontraba en Iquitos, grabando algunas imágenes de lo que será su primera producción documental (y que podemos ver a continuación). Semanas después, de vuelta en Brooklyn, y con algo más de tiempo, respondió en extenso nuestras preguntas:

Me imagino que te enteraste de la existencia de Ranil cuando hiciste tus descubrimientos para “The Roots of Chicha”. ¿Cuándo fue que te diste cuenta que tenías un personaje lo suficientemente interesante como para un documental?
Olivier Conan: Así es, escuché sobre Ranil al buscar nueva música para el volúmen 2 de “The Roots of Chicha”. Durante una visita a Lima, mi amigo Alfredo Villar me hizo escuchar unos discos de Ranil, y me encantaron inmediatamente. Alfredo me contó un poco sobre el personaje, y se me hizo muy interesante. Chicha Libre [la banda de Olivier] fue invitado para tocar en el Haus Der Kulturen Der Welt, en Berlín el verano pasado. Los organizadores también me pidieron que les ayude a llevar un músico amazónico, para que toque antes que nosotros. Entonces se me ocurrió que Ranil sería la opción perfecta, y sí que lo fue. El tipo era incluso mucho más interesante de lo que pensé, y decidí que sería un gran tema para un filme.
Esta es mi primera vez trabajando en una película, pero he querido hacer una desde hace mucho tiempo. Crecí siendo un cinéfilo pero nunca fui más allá de hacer algunos filmes experimentales en Super 8. Espero realmente completar esta película, y hacer más en el futuro.

¿Cómo lograste involucrar al director David Teague en el proyecto?
OC: Con David somos amigos desde hace algunos años. Soy un admirador de su trabajo, y compartimos un gusto y estética similar. Él fue el primero a quien le hablé del proyecto, porque sabía que tendríamos un acercamiento similar a la historia. David ya ha hecho dos videos para mi banda, así que sé lo fácil que es trabajar con él. Él nunca ha estado en Perú, y no conoce mucho sobre la cultura peruana, pero siento que trabajar con alguien que comparte gustos similares era más importante que conseguir alguien que ya conociera la cultura [chicha]. Él aprende rápido, y estoy seguro que podré transmitirle lo que sea que él necesite rápidamente.

Una muestra del trabajo de David Teague, el video del tema “Indian Summer”, de Chicha Libre:

¿Tuvieron algunas películas en mente durante la preparación de este documental?
OC: Muchos filmes han alimentado nuestra visión actual sobre la realización de documentales. Soy un gran fan de Les Blank, sus películas sobre la música cajun y tex mex son obras maestras. Jean Rouch es otro cineasta clave, cuya manera idiosincrática de recrear la realidad me parece fascinante, tanto en sus filmes sobre África como en el clásico de cinéma verité “Crónicas de un verano”. Los documentales de Louis Malle también son importantes para mi, especialmente los que hizo en EE.UU. Todos ellos tienen una fuerte preocupación humanista pero también un punto de vista que me parece importante. Otro buen precedente es el bello cortometraje Radio Belén, que descubrimos recién cuando llegamos a Iquitos. Debo confesar que no conozco otras películas peruanas, pero me encantaría ver más.

¿Cómo resultó la filmación del proceso electoral en octubre pasado?
OC: Fue muy educativo filmar las elecciones. El proceso fue muy diferente a lo que conocía en Francia o en EE.UU. Lo más sorprendente fue el nivel de participación, la gente se preocupa, se interesa. Son muy apasionados con querer votar. Sea como resulte el proceso, y más allá de las fallas, la gente entiende que el proceso democrático es importante. No encontré en los votantes el tipo de cinismo que es muy común en Europa y EE.UU. Otra historia fue el nivel de cinismo de parte de ciertos candidatos. Me asombró el aspecto del entretenimiento de la campaña electoral, desde bingos hasta bailarinas, regalando caramelos. Fue todo muy extremo.

Me pregunto qué piensa un extranjero, un ‘gringo’, al escuchar palabras como ‘selva’, ‘amazonas’, ‘chicha’, ‘cumbia’.
OC: Bueno, creo que debe haber diferentes niveles de ‘gringos’. Algunos conocerán un poquito de la cultura, y otros no. Las sutilezas de la cumbia peruana, selvática, costeña, chicha, etc, se perderá en la mayoría de personas que no están familiarizadas con esta música. En general, no creo que la gente tenga demasiadas ideas preconcebidas al respecto. Por supuesto, hay un cierto nivel de expectativa por lo exótico, que puede ser peligroso al hablar de la selva, de la Amazonía. Pero eso también aplica, de alguna manera, a los limeños. Un buen filme, un buen trabajo artístico en general, puede universalizar cualquier experiencia, sea esta muy local o idiosincrática. No digo que vamos a tener éxito en lograr esto, pero lo intentaremos.

¿Con qué equipo trabajaste en Iquitos?
OC: Para este primer viaje, el equipo fue mínimo. Estuve con David, quien estuvo grabando en HD, y un asistente que contratamos en Iquitos, y que resultó siendo de muchísima ayuda. Esperamos poder expandir nuestro crew la próxima vez, pero como siempre, esto dependerá del presupuesto. Nos gustaría poder contratar más gente de la zona, pero puede resultar ser más difícil, en parte porque es más fácil trabajar con gente que ya conoces, más aún si cuentas con poco presupuesto.

¿Cuándo crees que terminarás esta producción?
OC: Es difícil de decir. Esperamos terminarlo para mediados del 2011, pero todo dependerá de los fondos que recaudemos. Regresaremos a Iquitos en febrero si todo va bien, y necesitaríamos una última visita luego de eso. La postproducción será complicada. Tenemos que conseguir suficiente dinero como para pagar un editor a tiempo completo. Estoy hablando con algunas personas sobre esto, y parece que hay cierto interés en Europa.

Si quieres ser parte de la producción, y dejar tu aporte visita la página del proyecto en Kickstarter.

(Foto: Diario La Región)

Caza a la espia
Artículo anterior
Caza a la espía | Juego de traiciones (2010)
Artículo siguiente
Soundtrack: Machete, The Town y más

1 comentario

  1. 15 de Diciembre de 2010 at 16:59 — Responder

    […] puedes leer este artículo de Paco Bardales y en la página web de  cinencuentro encontrarás una entrevista al productor y director. Aquí un […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Entrevista a Olivier Conan, productor de “Our Man in Iquitos”