Hachiko: Siempre a tu lado (2009)

Por segunda vez en el 2010, se estrena en la cartelera peruana una película del sueco Lasse Hallström, que regularmente ha sido muy visto en nuestro país por el tipo de cine que lo ha caracterizado, por lo general amable y sencillo (¿A quién ama Gilbert Grape?, An Unfinished Life, Casanova). A fines de abril llegó a las salas Querido John, una de sus cintas menos sostenibles, que percibimos como “la visión más simplona del romanticismo juvenil y la concepción más insolente y pueril de las ofensivas guerreristas norteamericanas en el mundo”. Ahora se trata, afortunadamente, de una mejor obra, Siempre a tu lado (Hachiko: A Dog’s Story), que sin muchas pretensiones logra una narración entrañable, clásica y ajustada, que ensalza la relación entre los seres humanos y sus famosos mejores amigos.

La historia que cuenta Hallström es real, aconteció a mediados de la década del 20 en Tokio y quedó para la posteridad. En 1987 se recreó en una exitosa película japonesa, Hachikô monogatari, dirigida por Seijirô Kôyama y escrita por Kaneto Shindô. El guión de Stephen P. Lindsey ubica a los Wilson, el matrimonio formado por Parker (Richard Gere) y Cate (Joan Allen), y su hija Andy (Sarah Roemer), en una apacible residencia al norte de New York en los avanzados años 90.

Parker, un catedrático universitario de edad madura, encuentra casualmente en una noche, en la estación ferroviaria, un perro de la raza Akita transportado desde el Japón, y se lo lleva a casa. Paulatinamente, el cariño mutuo se consolida y Hachiko, bautizado así por el profesor, formará parte de la familia, ocupando un preciado lugar en un entorno feliz y desdramatizado, convirtiéndose en compañero inseparable de su afectuoso dueño, un personaje que Gere interpreta con simpatía y naturalidad.

Como en los trabajos más correctos de Hallström, hay una puesta en escena poco “visible”, salvo las recurrentes imágenes que toman graciosamente el punto de vista subjetivo del animal con cámara movediza, en ángulo picado y en blanco y negro. Es un tratamiento sencillo que narra sin prisa, mostrando las situaciones como una cotidianidad tranquila y dejando los problemas o conflictos al límite de lo nimio. Asistimos a una vida pueblerina, dotada de humanismo y distante de los apremios de la metrópoli, vista como un antiguo recuerdo del nieto que expone en su colegio.

El relato, que siempre muestra a Parker como un querido maestro y vecino, se mantiene alejado de las tensiones laborales y se ocupa de su espacio doméstico, la interacción familiar, la expectativa por el compromiso conyugal de su hija y el disfrute de Hachiko, inicialmente motivo de inquietud para Cate. Las escenas en que participan los canes que encarnan en diferentes momentos al coprotagonista, que también involucran a las amistades y los conocidos de Parker, son cálidas y dejan una grata impresión, especialmente en la última media hora, en la que Hallström maneja las emociones adecuadamente y no comete exceso alguno.

Siempre a tu lado es, pues, una experiencia fílmica ideal para apreciar en familia, cuyo resultado expresivo no se reeditó en Querido John, realizada pocos meses después. Actualmente, el director prepara dos obras en paralelo: la avanzada Salmon Fishing in the Yemen, drama con Emily Blunt, Ewan McGregor y Kristin Scott Thomas; y The Danish Girl, biopic aún en fase de pre–producción del artista transexual danés Einar Wegener.

Hachiko: A Dog’s Story

Dir.: Lasse Hallström | 93 min | EE.UU.

Intérpretes: Richard Gere (Parker Wilson), Joan Allen (Cate Wilson), Cary–Hiroyuki Tagawa (Ken), Sarah Roemer (Andy Wilson), Jason Alexander (Carl), Erick Avari (Shabir), Davenia McFadden (Mary Anne), Kevin DeCoste (Ronnie), Tora Hallstrom (Heather), Robbie Sublett (Michael).

Estreno en España: 16 de octubre de 2009
Estreno en el Perú: 11 de noviembre de 2010


Artículo anterior
Todo un parto (2010)
Artículo siguiente
Soundtrack: Hachiko, Todo un parto y Ex

5 comentarios

  1. 18 de Noviembre de 2010 at 22:27 — Responder

    Vaya, a tu texto le falta toda la emocion que tiene “Hachiko”. Leyendo esto, uno diría que pasará una apacible tarde viendo una pelicula correctita cualquiera.
    No se engañe estimado lector, vea con cuidado esta cinta, no se deje engatusar por el buen Gere, su amor por todo lo japones, sobre todo si viene en forma de perro. Por supuesto, será imposible, porque Hachi es sencillamente irrestible. Y ahi comienzan los problemas. No para la pelicula, sino para el espectador… Este tipo de peliculas deberian incluir unos 5 minutos de intermedio, para ir al baño a lavarse las lagrimas.
    A partir de ahora, Hachiko será mi guilty pleasure para ver en cable. Fiel al sufrimiento.

  2. […] Risi y Ettore Scola, por citar un par de referentes cercanos de su cine. Junto con Todo un parto y Siempre a tu lado, hace un trío de cine familiar de muy digno […]

  3. 21 de Noviembre de 2010 at 10:30 — Responder

    ninguna mencion a la excelente banda sonora de Jan A.P. Kaczmarek?
    Laslo tienes razon, esta pelicula te apretuja el corazón, casi habia olvidado que podia llorar.

  4. daniel
    3 de Junio de 2011 at 20:34 — Responder

    es una historia muy penosa la de hachiko y lo peor es que es real

Deja un comentario

Back
COMPARTIR

Hachiko: Siempre a tu lado (2009)