“El limpiador”, una epidemia de bajo presupuesto en Lima

Escrito por Laslo Rojas

A sus 22 años de edad, el realizador peruano Adrián Saba ya está por concretar su primer largometraje, El limpiador, una historia mínima, con dos personajes disímiles en una Lima atacada por una extraña epidemia. Y todo realizado con presupuesto mínimo.

El rodaje de El limpiador acabó a finales de noviembre, luego de 20 días de trabajo. A punto de empezar el proceso de edición, conversamos con el director sobre la que será su opera prima.

Adrián Saba y Víctor Prada - El limpiador

Adrián Saba dirigiendo a su actor Víctor Prada, 'El limpiador'

Adrián, leí que la idea de “El limpiador” nace a partir de un documental sobre limpiadores forenses. Cuéntanos un poco del origen de tu película.
“El limpiador” nace de una idea que tenía sobre una epidemia mortal e inexplicable que surge en Lima, donde la gente se comienza a morir sin saber porqué. Es increíble pero, investigando un poco más sobre el tema, en la historia de la humanidad han habido casos de epidemias inexplicables, donde poblaciones enteras fueron arrasadas de manera fulminante. Me encantan esas realidades que superan la ficción. Entonces, tenía esta idea, durante un buen tiempo, pero me faltaba contextualizarla en una historia.

Un día por Discovery Channel o NatGeo, creo, vi un reportaje sobre limpiadores forenses y me pareció el complemento perfecto para el guión. Una vez que encontré a mi personaje principal, un limpiador forense, la historia se comenzó a desarrollar sola en mi cabeza. Así apareció Joaquín, un niño huérfano que encuentra Eusebio (el limpiador) en una casa que está limpiando. Me dejé llevar, me pregunté qué haría Eusebio, y simplemente escribí la historia en base a acción y reacción. Así que la película cuenta la búsqueda de Eusebio de algún familiar del niño. La epidemia es solo un contexto que lleva a estos dos personajes totalmente opuestos a convivir juntos y aprender a comprenderse.

¿Cómo fue el proceso de preproducción y rodaje?
El guión se escribió en junio y julio, la preproducción en agosto y septiembre, y la producción en octubre y noviembre. Desde un comienzo escribí el guión pensando en trabajar con bajo presupuesto, algo muy factible de hacer a nivel económico y logístico. Tener solo dos personajes principales, la mitad de la película pasa en una locación, planos mínimos, no hay dollys, ni jibs. Además nuestro plan de producción, en el que solo filmábamos miércoles, sábados, y domingos, nos permitía trabajar cosas de producción durante el mismo tiempo de rodaje. Todas las locaciones “más difíciles” de conseguir fueron pospuestas para el último día, el cual terminó siendo, como nosotros lo llamábamos, “el día épico”. Fueron 21 días de rodaje en total repartidos en un periodo de 8 semanas.

¿Cómo elegiste a tus actores, y cómo fue el trabajo previo con ellos?
Desde que comencé a escribir el guión ya sabía que Victor Prada tenía que ser el personaje de Eusebio. Nunca me imaginé a otra persona. Me acerqué a él después de una función de teatro en la que actuaba y le dije que quería hacer una película con él. Le di una copia del guión, conversamos y prácticamente fue un “sí” en el momento. A Adrián Du Bois, que hace el personaje del niño Joaquín, lo había visto en una obra de teatro hace un par de años. Después de un tiempo mi mamá se encontró nuevamente con él y me dijo “oye ese chiquito podría actuar en tu peli”. Lo llamé, conversamos, le conté sobre la historia, creo que jugamos “play”, y quedamos.

Ensayamos unas ocho veces en mi casa. Hacíamos escenas específicas de la película, lo cual nos daba mucho de qué hablar con respecto a los personajes, y en otros momentos simplemente pasábamos el rato juntos, conociéndonos.

En una entrevista con El Comercio mencionas que “no te gusta el cine de contemplación”. ¿Qué es lo que no te agrada de ese tipo de cine?
Yo creo que el cine es un arte que tiene tiempo y espacio. Así como las artes plásticas tienen solo espacio y la música solo tiempo. Uno puede pararse frente a un cuadro y mirarlo por el tiempo que quiera. Una canción se acaba después de un par de minutos. El cine tiene los dos, por eso también es tan maravilloso.

Yo sí creo que hay que ser conscientes de que el cine tiene tiempo, y que el público está enteramente sujeto a tus parámetros. A menos que decidan irse de la función, el público estará sentado a lo largo de toda la duración que le has dado a tu película. Entonces, sí creo que hay que tener consideración con el público, hacer que tu película valga la pena a un nivel emotivo e intelectual. Personalmente, no entiendo una película que obvia el tiempo, porque es inevitable, el cine es tiempo, desde que se proyectan 24 cuadros por segundo es tiempo. Y lo más natural es que en ese tiempo se cuente una historia. Si no, uno puede pintar un cuadro o tomar una foto. Para mi ese es el cine, digamos, de “contemplación”, el que intenta ignorar el tiempo. Que la película sea rápida o lenta no tiene mucho que ver. Yo creo que el tiempo no se mide en cuánto dura una escena, si no en qué pasa en esa escena.

Adrian Saba y Adrián Du Bois - El limpiador

El director dando indicaciones al pequeño Adrián Du Bois

Recién voy a comenzar a editar mi película. Tiene todo el material para ser una película de “contemplación”, planos largos, escenas repetitivas, actuaciones sutiles. No sé cómo va a acabar, pero sí sé que me voy a esforzar en que las acciones de los personajes sean claras e intentar cumplir con las expectativas creadas por la historia, porque es muy importante resolver las expectativas que uno plantea.

En esa entrevista también mencionas a “Octubre” y “El custodio” ¿Podríamos considerar esas películas como influencia en tu trabajo?
No sé si “Octubre” y “El custodio” fueron influencias directas, no me di cuenta a la hora de escribir el guión. Son películas que me gustan, y que en esa entrevista surgieron en la conversación. Yo creo que todas las películas que me gustan afectan mi trabajo de cierta forma. Por ejemplo, “El custodio” tiene semejanzas a nivel de personaje. Desde el concepto; personajes que en la vida real pasan desapercibidos pero que también tienen todo un mundo detrás. Sus profundos silencios. Son personas que guardan todas sus emociones, o que tal vez no tienen la oportunidad de expresarse como ellos quisieran (o se imaginan que pudieran). Por otro lado “El custodio” es un personaje explosivo, un personaje que ha sido muy reprimido. En cambio, Eusebio lleva consigo una dosis de melancolía. No tiene desenfreno, capacidad de agredir, probablemente porque es un ser olvidado, incluso por él mismo.

Cuéntanos algo más sobre ti. Eres muy joven y ya estás por terminar tu primer largometraje.
Terminé el colegio a los 17 años, estudié un ciclo de Estudios Generales en la Católica y después me fui a estudiar cine, cuatro años en la Hofstra University en Nueva York, gracias al apoyo de esta misma universidad y la beca Fulbright. Me gradué en mayo del 2010 con “El río” como mi cortometraje tesis. Después de eso he estado completamente concentrado en hacer un largometraje. Por otro lado hago publicidad con La Gris Films.

Ficha técnica de “El limpiador”

Intérpretes: Víctor Prada, Adrián Du Bois

Director: Adrián Saba
Productora: Carolina Denegri
Director de Fotografía: César Fe
Director de Arte: Aaron Rojas
1er Asistente de Cámara: Iván Perleche
2do Asistente de Cámara: José Rivas
Data Manager: Arturo Ludeña
Gaffer: Wilder Ludeña
Sonido directo: Percy Soto
Editor: Justin Beach
Asistente de Producción: Katy Muñoz
Asistentes de Arte: Jazmín Malpartida, Débora Silva-Arrieta

César Fe y Adrián Saba

César Fe, director de foto, y Adrián Saba, durante el rodaje de 'El limpiador'

Trivia: Adrián es el hijo mayor de Edgar Saba, reconocido director y actor de teatro, quien tuvo su debut en el cine en “Dioses” de Josué Méndez.

Yapa: Vean también esta entrevista de Filmsperu con la gente de La Gris Films, Adrián Saba, César Fe, y Brian Jacobs. Este último dirigió el spot de Cineplanet que seguramente muchos aquí hemos visto infinitas veces.


También puedes leer:

“Un tren llamado Perú”, en revista Caras
Peruanos en Talent Campus BsAs 2010
Convocatoria al 1er Encuentro de Jóvenes Realizadores de Am...
Ganadores del Concurso de Cine Independiente y Experimental ...
Ganadores del Concurso de Proyectos de Cine Infantil 2012 - ...
El peruano Adrián Saba es seleccionado para la Residencia d...
Películas peruanas en el Festival de Cine Latino de Toulous...
"La última noticia", próximo rodaje de Alejandro Legaspi y...

5 comentarios

  1. Rómel zulka dice:

    !!Valio la pena dejar la pucp!!

Trackbacks

Checa los que otros dicen sobre este post...
  1. [...] el website Cinencuentro nos cuentan del proyecto del cineasta Adrián Saba.  Se trata de un largometraje llamado El limpiador, el cual tiene una trama medio surrealista por [...]

  2. [...] tráiler, se muestra un escenario desolado, vacío. Otra película peruana que se viene preparando, El limpiador (producida también por Carolina, para mayor coincidencia) incluye escenas en el tren, como un [...]

  3. [...] asegura, subrayando que fue filmada íntegramente en Lima, aunque la ciudad aparezca irreconocible. Rodada a finales de 2011, la película fue terminada en agosto, justo a tiempo para ser presentada en San Sebastián, el [...]

  4. [...] de la cinematografía argentina y latinoamericana (con la única participación por Perú de El limpiador de Adrián Saba), y muestras de cine coreano y español, focos dedicados a la animación, terror, [...]



Déjanos tu comentario

Gracias por comentar esta nota. Antes de hacerlo, considera lo siguiente:
Los comentarios deben estar relacionados con el tema de esta entrada. No se permitirán insultos ni agravios personales. Los comentarios fuera del tema u ofensivos serán eliminados.
Cinencuentro no se responsabiliza por los comentarios que aquí se publican, ellos son autoría de cada usuario.

Publicidad

The Social Network






Vamos al cine


You've Got Mail




Enviados por FeedBlitz


 Subscríbete al feed RSS


» Estadísticas
Otros enlaces:

Top Blogs Perú