Festival de Lima 2012: “Los Marziano”, de Ana Katz

Los Marziano, Ana Katz - Guillermo Francella

Los Marziano, última película de la argentina Ana Katz, indaga de manera sutil e inteligente en aquel difícil universo de las relaciones familiares. Es una comedia acerca de dos hermanos que no se ven ni se hablan desde hace mucho tiempo, pero también trata acerca del éxito y el fracaso, y por qué no decirlo, también trata acerca de la felicidad, la desigualdad, y todo esto en clave de comedia agridulce.

Luis es rico y vive en una casa en la mitad de un bosque maravilloso y unos campos de golf, una casa en un Country a las afueras de Buenos Aires, donde la gente vive bien pero no necesariamente feliz: por ejemplo, hay paranoias porque en medio del precioso campo de golf hay pozos misteriosos en los que la gente se cae y está a punto de morir. También hay problemas porque la esposa de Luis no quiere usar aire acondicionado en medio de un verano furioso. La venganza de Luis: prepararle a su mujer (la siempre excelente Mercedes Morán) un poco menos de jugo de naranja, hundiéndose cada vez más en su burbuja de egoísmo.

Mientras, su hermano Juan, un fracasado y simpático Francella, tiene una enfermedad desconocida: solo se sabe que no ve bien y ya no puede leer, atraviesa vidrios y se choca con la gente porque no los ve, y todo esto, sin tener un trabajo. La hermana de ambos, Delfina, es el único lazo entre ambos. Juan no solo ha fracasado a nivel laboral y está enfermo, también está divorciado y solo. ¿Qué es el éxito?, nos preguntamos al final. ¿Tener una casa en un Country y vivir de mal genio y con paranoia? ¿No haberse divorciado nunca?

Aquel hermano que llega de fuera de Buenos Aires, con sus cassettes anacrónicos y su enfermedad desconocida, pidiendo ayuda pero al mismo tiempo rechazándola, que le debe plata incalculable a su hermano exitoso, ¿es un fracasado? Todas estas preguntas son las que se quedan flotando en el aire al final de esta película que no debemos perdernos, porque nos habla a todos acerca de los secretos de familia, de la violencia contenida a pesar del silencio, de la negación de la realidad que está detrás de los hermosos campos de golf, del egoísmo, del amor perdido, y de los agujeros y espacios vacíos que están no solo en el campo sino que habitan dentro de cada uno de nosotros.

Artículo anterior
Festival de Lima 2012: "La demora", de Rodrigo Plá
Artículo siguiente
Festival de Lima 2012: "Paisajes devorados", de Eliseo Subiela

1 comentario

  1. […] el caso de Los Marziano, habla del vínculo fraterno, en la adultez, de dos hombres de una generación que en mi país es […]

Deja un comentario

Back
COMPARTIR

Festival de Lima 2012: “Los Marziano”, de Ana Katz