Fotos del rodaje de “Climas”: una película femenina en costa, sierra y selva

La directora peruana Enrica Pérez acaba de filmar su primer largometraje titulado Climas, una historia netamente femenina, en tres ciudades de nuestro país: Huaraz, Pucallpa y Lima.

Enrica Perez y Claudia Ruiz, en Climas
Enrica Pérez (der.) dirigiendo a sus jóvenes actrices.

Las actrices protagonistas son debutantes en el cine, solo una de ellas ha tenido una breve experiencia previa en un rodaje: Fiorella de Ferrari es una actriz proveniente del teatro, Claudia Ruiz es una adolescente que fue elegida luego de un extenso cásting, y María Unocc es una pobladora del barrio de Huachipa, que tuvo un rol en “Paraíso”, de Héctor Gálvez.

Ellas tres conforman la columna central de esta película episódica. Tres regiones inconexas, tres mujeres ensimismadas, tres historias de descubrimiento condicionadas por las diferentes geografías, sociedades y climas de un mismo país fragmentado.

Sinopsis: Eva (Claudia Ruiz) es una niña que despierta a su incómoda sexualidad en medio de una relación prohibida con su tío, rodeada por el clima húmedo, tropical y lleno de vida de la selva amazónica.

Victoria (Fiorella de Ferrari) es una mujer limeña de alta sociedad que si bien parece tenerlo todo, guarda un terrible secreto que hace que su vida sea en realidad fría, gris y melancólica como la ciudad en la que habita.

Zoraida (María Unocc) es una anciana de modesta condición que, viviendo en una comunidad remota y desolada de los Andes, le abre las puertas a un hijo que creía perdido y que vuelve después de una larga ausencia.

Claudia Ruiz, claqueta de Climas
Claudia Ruiz, protagonista de "Climas", durante el rodaje en Pucallpa.

El rodaje se inició el 15 de agosto y duró 5 semanas en total. La película se filmó gracias al premio que obtuvo en el Concurso de Conacine 2010, y la ayuda de Ibermedia del 2011. Climas entra ahora a la sala de edición, y espera estar lista para estrenarse en el próximo Festival de Lima, a mediados del 2013.

Pueden conocer algo más de la directora Enrica Pérez en este artículo que le dedicamos el 2009. De entre su filmografía destaca el cortometraje Taxista (2007).

A continuación dialogamos con Enrica, quien nos cuenta con lujos de detalles y con toda la emoción aún a flor de piel sobre los complicados días de rodaje de su opera prima:

Enrica, ¿cómo fue la experiencia de un rodaje en tres locaciones tan distintas de nuestro país?
Ha sido una experiencia realmente increíble, motivadora, pero a la vez muy dura. Podríamos decir que todo el equipo ha experimentado en carne propia los diferentes climas, tanto de las tres regiones en las que estuvimos, como de los climas internos de cada historia.

En el rodaje en Lima, por ejemplo, si bien tuvimos varios percances, todo fluyó muy bien. Fue un rodaje fácil, de no muchas horas de trabajo. Filmamos en el invierno limeño, buscábamos días muy grises y húmedos y la mayoría del elenco en Lima eran actores profesionales. Así que todo se dio en un ritmo muy suave, todo muy calculado y la cosa funcionó como reloj.

Pero de ahí viajamos a la selva y ¡por Dios, comenzó lo fuerte! Habían días que trabajábamos a 40°C, con un reparto de 12 niños que nunca habían actuado, días largos y agotadores, los mosquitos que nos atacaban por las noches, me torcí el tobillo el segundo día y me la pasé en muletas los 12 días que estuvimos en Pucallpa.

Fue sofocante, el ritmo y la lógica con la que trabajamos en Lima se vino de cabeza. Algunas locaciones eran asfixiantes y creo que el equipo vivió un poco en vivo y en directo la locura infernal de la selva. Pensamos que Pucallpa iba a ser el tramo más fuerte del rodaje pero luego, cuando llegamos a Huaraz nos dimos cuenta de que nos faltaba un largo camino por recorrer. Si bien la historia de Huaraz era más paisajística y más tranquila que la de Pucallpa, no pudimos con el clima serrano. Casi mata a todo el equipo. ¡Todos nos enfermamos! La altura, los soroches, alergias, rinitis, virus respiratorios, asma, fiebres y gripes.

Nos demoramos en aclimatarnos y eso que algunos cayeron casi al final del rodaje. Y además tuvimos la mala suerte que las lluvias comenzaron en nuestra primera semana en Huaraz. Las lluvias allá llegan normalmente en octubre, pero este año se adelantaron. Y la historia en mi película sucede en época de sequía y teníamos muchas escenas en exteriores. Ya te imaginarás el stress.

A partir del quinto día de filmación comenzó a llover ¡y no paro más! Comenzamos a ‘colgar’ [posponer] escenas y de ahí tuvimos que replantear el plan de rodaje porque todos los días comenzaba a llover entre el mediodía y las 3pm, y no paraba hasta la noche. Así que comenzamos a despertarnos tempranito para aprovechar las mañanas de sol. A eso súmale que la actriz principal era una señora de edad sin previa experiencia actoral, que tenía todas sus escenas en quechua y además teníamos como coprotagónico a un perro salvaje, “Yanak”, al que nadie entrenó pero del cual nos enamoramos desde la primera vez que lo vimos.

Me he dado cuenta que hemos filmado tres películas distintas. Todo en 5 semanas de rodaje. Pero igual ha sido una experiencia maravillosa y como ves, totalmente ‘climática’.

Fiorella de Ferrari, en Climas
Fiorella de Ferrari, en el rodaje de "Climas", en Lima.

¿Cómo fue el trabajo con las tres actrices, en quienes se apoya gran parte la película? Considerando además que se trata de no-actrices, o actrices sin experiencia en el cine.
Fue muy diferente en cada caso. En la historia de Lima trabajé con Fiorella de Ferrari. Luego de hacer cásting y callbacks a muchas actrices del medio, elegimos a Fiorella. Ella es una actriz 100% de teatro y nunca había hecho cine antes. Yo tenía mucho miedo porque la actuación en teatro es totalmente diferente sino opuesta a la actuación en cine. Pero con Fiorella trabajamos con mucho tiempo de anticipación.

Ella es una persona sumamente ocupada y privada. Trabaja como loca, tiene 5 colegios nidos bajo su mando, varios proyectos actorales y dos niños por los que da la vida. Pero yo estuve atrás de ella y simplemente nos juntábamos a conversar. Más que en los ensayos, creo firmemente en que un director debe conocer a sus actores y establecer con ellos una relación de confianza básica.

Fiorella es una persona sumamente inteligente e intelectual. Le dimos vueltas a la psicología del personaje, hablando, preguntándonos, investigando. Ella interiorizó a ese personaje a cabalidad. Y luego cuando ya el rodaje se acercaba, hicimos algunos ensayos e improvisaciones. Y no me equivoco en decir que Fiorella está fenomenal en el personaje.

Claudia Ruiz, en Climas
Claudia Ruiz, joven coprotagonista de "Climas".

Luego, para la historia de Pucallpa fue otro rollo porque la protagonista tenía que ser una niña de 13-14 años. Me fui en enero de este año con Bárbara Acosta, encargada del cásting de la película e hicimos juntas un casting a 300 niños pucallpinos. Parecía el “American Idol” de Pucallpa. Las colas de niños daban la vuelta a la cuadra. Realmente increíble y un trabajo agotador. De esos 300 niños hicimos un callback a 40 y de esos 40 yo invité a formar parte de un taller de actuación para cine a 20 niños. Duró sólo 2 semanas y de esos 20 elegí a los 12 niños que salen en la película, de entre los cuales está Claudia Ruiz del Castillo, la protagonista de la historia de la selva.

El trabajo con ella fue muy diferente que con Fiorella. Sobretodo porque yo tenía que estar viajando a Pucallpa para reconectar con Claudia y los demás niños y seguir los talleres. Y además porque a Claudia y los demás sí los tuve que insertar en el mundo cinematográfico. En Pucallpa no existen cines. La gente no va a al cine. Así que es una realidad muy lejana para ellos. En los talleres intenté inculcarles 5 principios básicos que todos tenían que tener para poder actuar en cine y a estos principios los llamé “DICTV”: Disciplina, Imaginación, Concentración, Talento y Valentía.

Hacíamos improvisaciones, ejercicios de concentración, de intención, escenas con texto, les pasamos películas peruanas y extranjeras, además de varios detrás de cámara para que vieran un poco lo que era hacer una película. De los 12 chicos, Claudia destacaba en todo. Luego, a finales de julio me la traje a Lima con su mamá por un par de semanas. Aquí ensayamos escenas con los otros actores, le dimos clases de baile y forjamos una amistad y una confianza que luego fue muy valiosa para el rodaje. Claudia es maravillosamente natural, sumamente honesta y tiene una intuición magnífica. Qué más pedir. Es un talento innato, como un diamante en bruto y estoy segura de que luego de esta película la van a llamar a participar en muchas más.

Maria Unocc y Enrica Perez, en Climas
En Huaraz, María Unocc (izq.) atiende las indicaciones de su directora.

Con la historia de Huaraz trabajamos con María Unocc. Yo estaba buscando una señora de 60 años, andina, que hablara quechua y español. Comenzamos el cásting y la cosa no tenía gran futuro. Pero a María la había visto en “Paraíso”, la película de Héctor Gálvez, en donde hace de mamá del protagonista Joaquín, y es su madre también en la vida real. Ella vive en el AA.HH. “Paraíso” que queda en Huachipa. Nos fuimos a hacerle cásting y me enamoré. Ella era el personaje.

Ahora, con María el proceso fue diferente. Es una mujer muy trabajadora, que sólo tenía libres los domingos. Habla el quechua de Huancavelica, que es su tierra natal pero no sabe leer. Entonces su hija Roxana y yo, le leíamos la historia y cuando ella improvisaba las escenas era realmente maravillosa. El problema fue que el actor que hace de su hijo, Pedro Mosqueira, no habla el quechua. ¡Ese fue un proceso complicado!

A lo largo de varios meses nos juntamos todos los domingos con María y Pedro a ensayar. ¡Imagínate qué difícil puede ser aprenderse un texto si no sabes leer! Pero María lo logró. Yo la dejé improvisar cuando se podía pero cuando habían escenas de diálogos largos con el hijo, ella se tuvo que aprender su texto de memoria y luego interiorizarlo. Estamos hablando de palabras mayores acá. María estuvo realmente conmovedora.

Así que como ves, ando muy contenta con el trabajo de mis tres protagónicas.

¿Trabajaron con un mismo crew de Lima en las 3 locaciones, o también trabajaron con gente de cada provincia?
La mayoría del crew fue el mismo. Habremos sido unos 20 fijos, entre cabezas de área y demás. Pero sí, trabajamos con gente de cada provincia sobre todo por temas de presupuesto. Mantener y trasladar a tanta gente afuera de Lima es muy costoso. Por ejemplo, los asistentes de rodaje, los asistentes de producción y los asistentes de arte iban rotando por provincia. Hemos conocido gente linda y nueva que ha trabajado con nosotros tanto en Pucallpa como en Huaraz y a la que volvimos un poco loca porque de hecho no estaban acostumbrados al ritmo de un rodaje.

Pero en general el equipo estuvo formidable. Se creó una camaradería maravillosa entre todos. Me acuerdo de uno de los días críticos en Huaraz, en donde teníamos que recuperar escenas ‘colgadas’, el grupo electrógeno se malogró y tuvimos que parar todo. Yo casi entré en crisis, hasta que alguien del equipo, que es muy amigo además, se me acercó y me dijo al oído: “Enrica, no te preocupes que ya hemos quedado con todos que hoy nos quedamos hasta completar las escenas, sin importar a qué hora acabemos”. A eso le llamo yo trabajo en equipo. Todos hemos hecho, juntos, esta película realidad.

Climas, rodaje en playas de Lima

¿Hubo algún elemento, un aporte importante a la historia, que haya aparecido durante el rodaje, y que no habías contemplado durante la preproducción?
¡Miles! Si comienzo a contar no termino nunca. Uno planifica lo que puede pero la verdad es que la película se va haciendo “in the making”, como dice la expresión gringa. Van apareciendo cosas a tu alrededor propias de la realidad cotidiana de cada lugar que comienzan a hacer que la película vaya tomando su propia forma. Y así se va contando y armando, y el guión va creciendo. Pero claro, tienes que ser sumamente perceptivo y siempre andar con los ojos bien abiertos y las orejas bien alertas.

¿Cuál es el cronograma a continuación?
Comenzamos con el proceso de edición esta semana. La película se edita en Colombia por nuestro acuerdo de postproducción. La idea es tener un corte de la película lista a comienzos del 2013, con suerte. Pero el problema es que para variar nos falta financiamiento para terminar con todo el proceso de la postproducción. Así que el plan es tener un buen primer corte lo más pronto posible para poder aplicar a fondos. Si todo bien, la película se estrenaría en agosto del 2013 en el Festival de Lima y ojalá luego en salas comerciales. Y en festivales internacionales, ojalá entre a algún festival importante, pero creo que todavía es muy pronto para soñar. Eso llegará en su momento.

Climas, rodaje en Huaraz

Climas

Ficha artística
Claudia Ruiz: Eva
Fiorella de Ferrari: Victoria
María Unocc: Zoraida

Rafael Novoa: Fernando
Renato Gianoli: Luis
Jorge Armas: Mario
Elisabet Trigoso: Xiomara
Marisela Puicón: Meche
Pedro Mosqueira: José

Ficha técnica
Dirección: Enrica Pérez
Guión: Enrica Pérez y Matías Vega
Producción Ejecutiva: Enrica Pérez y Enid Campos
Producción General: Enid “Pinky” Campos
Coproducción: Diana Bustamante y Jorge Forero (Colombia)
Dirección de Fotografía: Arauco Hernández (Uruguay)
Dirección de Arte: Eduardo Camino
Sonido: Omar Pareja
Cásting: Bárbara Acosta
Jefes de Producción: Eliana Illescas y Paul Córdova
Administradora de Producción: Carol Delgado
Asistente de Producción Ejecutiva: Luz Tamayo
Asistencia de Dirección: Matías Vega
Script : Analía Laos
Gaffer: Miguel Angel Rogas
Asistencia de Cámara: Luis Cateriano
Producción de Arte: Jorge Rodrigo
Vestuario: Jhovanna Villamil
Maquillaje y Peinado: Carla Dávila
Edición: Sebastián Hernandez (Colombia)
Música: Pauchi Sasaki

Créditos de las fotos: Matías Vega y Carol Delgado (Pucallpa), Miguel Rojas (Lima), Edwin Guzmán (Huaraz). Puede ver muchas imágenes del rodaje en el Facebook de Climas.

Coliseo, poster
Artículo anterior
"Coliseo", de tierras y herencias
Jarjacha 3, de Palito Ortega
Artículo siguiente
"Jarjacha 3”, vuelve el terror ayacuchano

4 comentarios

  1. […] Climas, de Enrica Pérez. Con Fiorella de Ferrari, Rafael Novoa. Tres historias ubicadas en diferentes regiones del Perú. Tres historias de descubrimiento condicionadas por las diferentes geografías, sociedades y climas de un mismo país fragmentado. Opera prima. […]

  2. […] Viejos amigos, de Fernando Villarán. Climas, de Enrica Pérez. La cosa, de Álvaro Velarde. NN, de Héctor […]

  3. […] Pérez tenía un inquietud que quería desarrollar en su primera película como directora: ¿cómo es que los climas afectan a las personas? Y es que ella cree que el ambiente define la […]

  4. […] realizado la banda sonora de varias películas peruanas recientes, como NN – Sin identidad, Climas y Perro Guardián. Otro de los teloneros será el dúo Laikamorí, que experimenta con lo visual […]

Deja un comentario

Back
COMPARTIR

Fotos del rodaje de “Climas”: una película femenina en costa, sierra y selva