En memoria de Stefan Kaspar (1948-2013)

Escrito por - @

Era suizo de nacimiento pero su amor y trabajo incansables por el cine nacional, desde que recaló en estas tierras hace más de 30 años, convirtieron a Stefan Kaspar Bartschi en un peruano con todo derecho, indignado por lo que pasaba en nuestra sociedad y apasionado por retratarla y cuestionarla a través de las imágenes.

Estas razones le impulsaron a crear en 1982, con Fernando Espinoza, Alejandro Legaspi, María Barea, Susana Pastor, René Weber y Fernando Barreto, el Grupo Chaski, quizás el colectivo de cineastas, comunicadores sociales y audiovisuales más influyente del país, y al que debemos cortos como Retratos de sobrevivencia, Miss Universo en el Perú, Caminos de liberación, Perú ni leche ni gloria, Margot la del circo, Encuentro de hombrecitos, Crisanto el haitiano, y largos como Gregorio (1984) y Juliana (1989), casos emblemáticos de un cine de raigambre popular y denuncia social que utilizaba recursos del documental, que supo conectarse con el público en su momento, forjador de un neorrealismo a la peruana si podemos definir el estilo de aquellas realizaciones.

Posteriormente, como productor general de Casablanca Films, produjo películas como Anda, corre, vuela de Augusto Tamayo, Reportaje a la muerte de Danny Gavidia, Y si te vi, no me acuerdo de Miguel Barreda. Participó de la fundación de Guarango Cine y Video, productora documental. Fue el coordinador para Latinoamérica del mercado de coproducciones “Mannheim Meetings” (Alemania).

Desde Chaski, lanzó la Red de Microcines, modelo de gestión cultural pionera en descentralizar y extender a distintos puntos del país la exhibición y distribución del audiovisual en formato digital. Con Microcines se abrieron decenas de pantallas alternativas en barrios y poblados marginales y alejados que por primera vez tuvieron acceso a la variedad y riqueza del cine latinoamericano y mundial. El proyecto fue reconocido con el premio “Creatividad Empresarial 2010” en la categoría cultura, organizado por la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC).

La muerte le sorprendió la tarde del 12 de octubre en el barrio Potosí de Ciudad Bolívar, en Bogotá (Colombia), mientras participaba del festival de cine alternativo y comunitario “Ojo al sancocho” dictando sus talleres. La organización del festival emitió un comunicado que detalla las circunstancias en las que ocurrió su fallecimiento.

La noticia ha conmocionado a la comunidad artística y cinematográfica. En las redes sociales se multiplican los homenajes y condolencias por su súbita partida. Citamos algunos de ellos:

Se fue un hombre indispensable en el cine peruano, trabajó como nadie ese engranaje clave que era la distribución, y creó los Microcines, para llevar nuestro cine a las comunidades más alejadas del país….luchó como nadie para conquistar esas nuevas audiencias… lo vamos a extrañar (Judith Velez)

Entre las muchas lecciones de Stefan está el haber siempre entendido e impulsado el cine como una práctica integral, una preocupación que va más allá de producir mi película, sino de construir un espacio para la difusión y la cultura cinematográfica, frente al avasallador poder de las majors. Por eso siempre fue una persona en la lucha por la ley y por defender el cine peruano. (Christian Wiener)

Gracias, Stefan Kaspar, por tus películas, tu pasión, y tu incansable defensa del cine independiente en el Perú y América Latina. Y, al nivel personal, gracias por tu apoyo a un pequeño grupo de jóvenes cineastas peruanos, hace 20 años, en su deseo de fundar su propia asociación de cine…. Todos quienes pasamos por las puertas de Guarango sentimos – o hemos sentido – tu presencia. Hemos aprendido de tu ejemplo y nos han inspirado con tu trabajo de vida. (Stephanie Boyd)

Los que tuvimos el gusto de conocerlo y trabajar con él lo vamos a echar de menos. Le agradezco que confiara en un proyecto como “Y si te vi, no me acuerdo”, el primer largometraje que dirigí y del que él fue productor general. Su talento y experiencia fueron grandes aportes a esa película. Su infatigable afán de no ver el cine como un simple producto de entretenimiento sino como una expresión cultural a la que todos tenemos derecho a acceder nos hacía reflexionar una y otra vez sobre nuestro trabajo y nos alentaba a no ceder ante la frivolidad que infecta cada vez con más fuerza el oficio. (Miguel Barreda)

Adiós, Stefan, muchas gracias por inspirar a muchos a hacer un tipo de cine que parece que está poco a poco en extinción en estos tiempos, muchas gracias por inspirarnos a ver la realidad a través de los sueños y la ilusión. Muchas gracias, también, por hacernos ver que el cine es mucho más que simple entretenimiento y actores famosos, y que aquellos que nos dedicamos a este oficio deberíamos tener siempre la obligación de educar y de realizar nuestro oficio en ética y verdad, para que las nuevas generaciones puedan comprender mejor el país en el que viven, y este sea un país real. (Rossana Díaz Costa)

Me cambió la vida. Junto a él, Marino León, JuanMa Calderón, fundamos Guarango Cine y Video hace 20 años. Éramos un grupo de jóvenes revoltosos y entusiastas cargados de cámaras de video analógico y sueños, en Lima antes de las redes sociales de Internet. Estaban también en ese grupo Cherman Quino, Fermín Tangüis, Jedy Ortega, Cecilia Yépez. Y Stefan fue nuestro mentor y aliado incondicional. Nos abrió las puertas de su casa, de su oficina, de su experiencia y contactos. Stefan era alguien a quien recurrir ante las dudas y adversidades o para compartir los logros de los caminos que fuimos tomando bajo su inspiración. Empecé a soñar con hacer cine documental luego de ver “Miss Universo en el Perú” (1982), del Grupo Chaski. Gracias a Stefan, esta locura adolescente terminó convirtiéndose en una realidad. (Tito Cabellos)

Stefan fue mi coproductor en mis aventuras peruanas y en su casa llena de generosidad y discusiones interminables sobre el cine y las luchas sociales, siempre me hospedaba. Es una pérdida enorme para el cine peruano y para mí personalmente es un dolor profundo perder tal amigo. Mis pensamientos van todo el tiempo a sus familiares y colaboradores que necesitan todo el apoyo para seguir el trabajo que Stefan inspiraba con un optimismo sin límites (Mikael Wiström)

Extras:

De sus incontables conferencias y charlas en las que compartió sus conocimientos, rescatamos la que ofreció hace unos días vía on-line, en el Programa Iberoamericano de Formación Cinematográfica CINESCOPE.

En su cuenta de Scribd, hay valiosa información sobre el Grupo Chaski y temas de gestión cultural, cine y procesos comunitarios. En su blog, Stefan invoca a los cineastas peruanos a estar unidos y les propone su visión del cine y el audiovisual para el 2021.

Vean aquí Gregorio, que codirigió con Fernando Espinoza y Alejandro Legaspi, seguida de Juliana, que produjo.



También puedes leer:


1 comentario

Trackbacks

Checa los que otros dicen sobre este post...
  1. […] Conversamos a continuación con Alejandro Legaspi y su coguionista René Weber, sobre el proyecto, el rol de Chaski y la sentida ausencia de Stefan Kaspar. […]



Déjanos tu comentario

Gracias por comentar esta nota. Antes de hacerlo, considera lo siguiente:
Los comentarios deben estar relacionados con el tema de esta entrada. No se permitirán insultos ni agravios personales. Los comentarios fuera del tema u ofensivos serán eliminados.
Cinencuentro no se responsabiliza por los comentarios que aquí se publican, ellos son autoría de cada usuario.

Publicidad

The Social Network




You've Got Mail


 Subscríbete al feed RSS


» Estadísticas
Otros enlaces:
Pide tu tarjeta Payoneer