Hércules (2014): potencial desperdiciado

Escrito por - @

Fui a ver Hércules con bajas expectativas. Después de todo, el director de la película es Brett Ratner, cuya filmografía varía entre lo realmente divertido (Pareja Explosiva 1 y 2) y lo realmente malo (X-Men 3, Tower Heist), y el protagonista es Dwayne Johnson, quien me cae muy bien y de verdad creo tiene mucho talento, pero que lamentablemente no suele elegir los mejores proyectos.

Es notable, entonces, el hecho de que, incluso sabiendo todo esto, la película haya logrado decepcionarme ligeramente. La premisa de la cinta tiene bastante potencial. De hecho, el filme está basado en una novela gráfica llamada “Hercules: The Thracian Wars”, y según lo que he podido leer, se trata de una adaptación fiel. Lo cual nos deja con dos posibilidades: o el cómic no es particularmente bueno, o lo que funciona en la página impresa no impresiona en la pantalla grande.

Dwayne Johnson - Hercules

Entonces, nuestro protagonista es Hércules (Dwayne Johnson), quien en esta película puede o puede no ser el hijo de Zeus. La cinta comienza con un resumen de sus famosas 12 Tareas, el cual es siempre narrado por su sobrino, Iolaus (Reece Ritchie). De hecho, lo más rescatable del filme es que propone que Hércules probablemente haya sido mortal, y que su reputación fue creada a través de la exageración y la mentira. La mayoría de sus aventuras, entonces, las vivió con sus compañeros guerreros, razón por la cual pudo vencer a tanto “monstruo” (que muy bien pudieron haber sido reales o falsos): Autolycus (Rufus Sewell), el Han Solo del grupo, Amphiaraus (Ian McShane) un adivinador que ha visto su propia muerte en el futuro, Atalanta (Ingrid Bolso Berdal), una sexy guerrera amazónica, y Tydeus (Aksel Hennie), un ex salvaje que no habla.

Después de demostrarnos lo bien que trabajan en equipo, Ratner introduce el conflicto principal de la película. Ergenia (Rebecca Ferguson), la hija del Rey Cotys de Tracia (el gran John Hurt) le pide a Hércules y sus amigos que los ayuden a derrotar a Rheseus (Tobias Santelmann), quien planea invadir Tracia y matar a todo el mundo. Naturalmente, como esta versión del semidios es un mercenario que trabaja por oro y Cotys es infinitamente rico, acepta.

Como una suerte de desmitificación del héroe, supongo que este Hércules no está del todo mal, aunque debo decir que, con el potencial que tenía la historia, pudo ser mucho mejor. De hecho, hay dos caminos diferentes que la película pudo haber tomado para funcionar mejor:

a) Ser una aventura más tradicional del Hijo de Zeus y mostrarnos todas las peleas fantásticas y las aventuras que vivió para completar las 12 labores.

b) Explotar mucho más la premisa actual y crear a un personaje más redondo, utilizando menos clichés y quizás contándonos cómo completó las 12 labores pero de manera realista, desmitificando realmente a Hércules.

Lamentablemente, esto no fue lo que sucedió. Los 12 trabajos son mostrados durante los primeros cinco minutos de metraje, para luego dejarnos con una historia poco original y bastante predecible. La película nos hace recordar de cuando en cuando que esta se trata de una nueva versión de Hércules en donde todo lo que sabíamos del héroe estaba mal, lo cual funciona hasta cierto punto, supongo, aunque hacia el final ya cansa un poco.

Además, no ayuda el que la cinta esté llena de clichés, desde el pasado tormentoso del protagonista y el villano exagerado (que hacia el final se vuelve casi una caricatura, y muy de repente), hasta los personajes arquetípicos que nos presenta: tenemos al héroe valeroso y fuerte (Hércules, por supuesto); al compañero cínico e incrédulo (Autolycus); a la mujer fuerte-pero-ligeramente-sexualizada (Atalanta) y al personaje cómico (Ian McShane).

Dwayne Johnson en Hercules

En lo que respecta a las actuaciones… tenemos de todo: La Roca—digo, el Sr. Dwayne Johnson hace un buen trabajo como el mítico protagonista, brillando, como era de esperarse, en las escenas de acción, pero también luciéndose un poco en momentos más dramáticos. Su físico imponente y su look casi permanentemente sucio y desaliñado hacen que nos creamos que es un hombre sobrehumanamente fuerte y poderoso, sea semidios o no. (Eso sí, no entiendo porque los músculos de su armadura son más pequeños que los verdaderos, se ve chistoso).

No se trata de una gran actuación, y hasta cierto punto los talentos de Johnson son algo desperdiciados en un personaje bastante plano (siempre defenderé a La Roca; el hombre tiene talento y muchísimo carisma, lo único que necesita es una película en donde pueda demostrarlo).

Las actuaciones secundarias son variadas. Los que más resaltan son Ian McShane y Rufus “Debería Ser Más Famoso Pero Mi Carrera Se Estancó” Sewell. El primero logra crear un personaje memorable a partir de lo que muy bien podría ser una caricatura, inyectándole bastante humor a la película y en general resaltando entre tanto personaje plano. Y el segundo se divierte interpretando a alguien totalmente cínico y sarcástico, un personaje que hasta en algunos momentos parece venir de otra época por la forma en que habla, muchas veces burlándose de lo ridículas que pueden ser las situaciones en las que los personajes se involucran.

John Hurt no tiene mucho que hacer, el gran Peter Mullan (quien usualmente es actor pero también ha dirigido varias película excelentes) es desperdiciado en un papel inconsecuente, y Joseph Fiennes aparece perdido y confundido (si la carrera del talentoso Sewell se ha estancado, la del más joven de los Fiennes se ha ido al hoyo).

De las mujeres, nadie resalta. Ingrid Bolsø Berdal interpreta a la guerrera fuerte que al parecer es ahora obligatorio insertar en toda película épica, pero nunca llega a trascender más allá de su estereotipo. Lo que es peor, a pesar de que se supone que se trata de un personaje femenino poderoso, es sexualizado de manera descarada al usar una armadura de cuero (al igual que Hércules)…. pero que a diferencia de las de sus compañeros, no cubre su abdomen. Porque como es mujer, tenía que enseñar el ombliguito. En serio, Ratner, creía que ya habíamos superado ese tipo de cosas.

Por otra parte, la bella Rebecca Ferguson hace un buen trabajo al principio para luego recurrir a la sobreactuación, e Irina Shayk, a pesar de aparecer en todos los afiches y los tráilers (en donde lo que más resaltaba era su trasero… clásico Ratner), no sale más de dos minutos. No esperaba ver una gran actuación de su parte (después de todo, ella es principalmente una modelo), pero sí esucharla hablar más de dos líneas de diálogo.

Las escenas de acción no son particularmente emocionantes, pero al menos están bien logradas; son filmadas de manera clara, sin demasiados cortes y con una cámara estable. Y a pesar de que la mayoría de los efectos digitales parecen haber sido rendereados el año 2002, me gustó el que la mayoría de la cinta tenga un feeling práctico, casi a la antigua.

Hercules 2014 Dwayne Johnson

No se trata, pues, de una película exageradamente fantasiosa y vistosa, sino más bien de una cinta épica que hace uso de extras y sets gigantes, y escenas grabadas en locación. Todo esto ayuda al tono realista y desmitificador de Hércules, y al menos hace que uno se “crea” más las batallas y las escenas de violencia, por mucho que desafíen las leyes de la física. Vi la película en 2D, pero no me di cuenta de nada que pudiera ser mejorado al verla en 3D; les recomiendo que se ahorren un poco de plata y, si necesitan verla en el cine necesariamente, la vean en formato tradicional.

Eso sí, y hablando de las batallas: hasta ahora no entiendo como esta película recibió un PG-13 en los Estados Unidos. Es cierto que no hay sangre ni tripas ni malas palabras ni desnudos (nunca llegamos a ver el trasero desnudo de Irina Shayk), pero la violencia es constante y fuerte y cruda y realista. Esta película es una prueba más de lo hipócritas que son los de la MPAA; con tal de que la cinta no enseñe senos ni sangre, puede ser vista por Timmy y su papá, (por más batallas que tenga), pero apenas insertas un cuerpo desnudo (¡oh por dios, la naturaleza!) es sólo para mayores de 18.

“Hércules” es una película mediocre; no es suficientemente mala como calificarla como un bodrio, pero tampoco lo suficientemente buena como para recomendarla. Al menos está mejor que “La Leyenda de Hércules”, esa película de Renny “Qué fue de mi carrera” Harlin que salió a principios de año. Aunque ahora que lo pienso, decir que es mejor que ese filme es como decir que es mejor te corten un solo brazo a que te corten los dos. Mejor me quedo con Hércules de Disney, una de mis películas animadas favoritas de cuando era niño.



También puedes leer:


Déjanos tu comentario

Gracias por comentar esta nota. Antes de hacerlo, considera lo siguiente:
Los comentarios deben estar relacionados con el tema de esta entrada. No se permitirán insultos ni agravios personales. Los comentarios fuera del tema u ofensivos serán eliminados.
Cinencuentro no se responsabiliza por los comentarios que aquí se publican, ellos son autoría de cada usuario.

Publicidad

The Social Network




You've Got Mail


 Subscríbete al feed RSS


» Estadísticas
Otros enlaces:
Pide tu tarjeta Payoneer