Festival de Lima 2015: “La tierra y la sombra” del colombiano César Augusto Acevedo, un retrato sobre la decadencia

La ópera prima de César Augusto Acevedo me recuerda a La sirga (2012) de William Vega.

La tierra y la sombra (2015), al igual que la película de Vega, es un retrato sobre lo decadente. El regreso de un envejecido campesino a una zona de sembríos de caña de azúcar, es el desencuentro con un lugar que no se acerca a lo que un día fue. Del antiguo paisaje apenas sobreviven las huellas del recuerdo que Alfonso (Haimer Leal) cuenta a su pequeño nieto, sucesos que acontecieron casi dos décadas atrás, antes de que el anciano decidiera marcharse a la ciudad abandonando a su esposa y a su hijo.

El retorno de Alfonso, además de abrir un relato sobre una familia en vías a la reconciliación, promueve la historia de un rescate a un territorio que parece estar perdido. La agonía de los sembríos, la descomposición de la naturaleza y el deplorable trato a la mano de obra, parecen predecir el fin de un hábito generacional.

Acevedo para esto se apoya de lo representado. Al igual que en “La sirga”, el contexto de su película despliega metáforas que evocan a la sequía o lo expirado. Son, por ejemplo, la polvareda que da la bienvenida a un recién llegado, la penumbra que ha tomado el recinto de una familia, la lluvia de cenizas que pinta de luto a los habitantes de la zona o la humareda que despide a los que ya no quieren estar en dicho lugar.

Es como si el paisaje siempre tuviera un filtro turbio, como limitando la vista o simulando un pueblo fantasma. A su vez, las situaciones que enfrentan sus personajes terminan por complementar la idea de una antesala a la consumación.

El regreso de Alfonso es a causa de la convalecencia de su hijo, la construcción de una pajarera que no atrae a los pájaros, un ambiente laboral con continuos paros o el sueño con un caballo que se aleja a galope y que trae a la memoria una secuencia de La infancia de Iván (1962); todos son señas simbólicas. Eso, junto a su estética, es lo mejor de “La tierra y la sombra”.

Funciones:
Martes 11, 5:30pm, Cineplanet Alcázar
Miércoles 12, 7:45pm, Cineplanet Alcázar
Jueves 13, 8:00pm, Cineplanet Primavera
Viernes 14, 4:45pm, CCPUCP Sala roja

Artículo anterior
Festival de Lima 2015: "Dos besos (Troika)", lo nuevo de Francisco Lombardi no termina de cuajar
Artículo siguiente
Festival de Lima 2015: "Alias María" es una experiencia tensa y atmosférica

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Festival de Lima 2015: “La tierra y la sombra” del colombiano César Augusto Acevedo, un retrato sobre la decadencia