[Balance] El cine peruano en 2015, por Ricardo Bedoya


El crítico de cine y docente, Ricardo Bedoya, es siempre una voz a escuchar con atención cuando hablamos de cine en Perú. En esta oportunidad le pedimos a Ricardo, a manera de balance de fin de año, un análisis respecto al momento actual de la actividad cinematográfica en nuestro país, la cual engloba tanto la producción como la exhibición y distribución de las películas nacionales. Aquí sus reflexiones:

¿Existe una audiencia para el cine peruano?

El 2015, un año de muchos estrenos peruanos. El más nutrido de toda la historia, es cierto. ¿Pero eso garantiza la expansión del cine peruano o, al menos, su continuidad? ¿Es sostenible ese impulso?

Tal vez, por efecto de la inercia del movimiento, se mantenga en 2016. Pero nada asegura que persista luego.

Hay varios motivos que provocan dudas. El primero: la producción se incrementa sobre bases precarias. Los recursos otorgados por el Estado se mantienen invariables desde tiempo atrás. Aumenta el volumen de la producción, pero no del presupuesto que podría estimularla. En el reciente concurso de cortometrajes participaron cerca de noventa títulos y se premiaron menos de diez. Y lo mismo puede decirse de las expectativas que acompañan los proyectos regionales, experimentales, de difusión, entre otras que aspiran a recursos congelados.

Aunque en los últimos años se ha cumplido con la entrega del total de los recursos previstos por la ley, el decrecimiento de la economía y los cambios políticos que se avecinan pueden cancelar esa puntualidad.

Otro motivo de inquietud: la renuencia del público frente a las propuestas cinematográficas más reflexivas o críticas.

¿Existe una audiencia para el cine peruano?

No, no existe.

Carlos Alcántara Trujillo Asu Mare Foto Facebook TonderoExiste público para cierto tipo de cine peruano: el que llega a las salas contando con una masiva promoción mediática, gracias al apoyo de las marcas involucradas en la producción. Y el que apela a los imaginarios de la televisión.

Las tres películas más exitosas de la historia del cine en el Perú [N.E.: Asu Mare, A los 40, Asu Mare 2] lanzan guiños a la generación “Pataclaun”. Esa que creció durante el caos y la violencia, pero que ya no quiere recordarla.

Pero ni siquiera el público afanado con los géneros y las figuras de la tele ha mostrado apego a las fórmulas previsibles durante 2015.

Ya había ocurrido con las películas de animación. Luego de un arranque auspicioso en taquilla, los siguientes estrenos animados estuvieron por debajo de las expectativas de ingresos. Este año lo hemos visto con el terror. El éxito de Cementerio general (2013) y Secreto Matusita (2014), en los años anteriores, impulsó una seguidilla de estrenos terroríficos -en todos los sentidos del término- que no logró colmar ni las salas de cine ni los deseos de sus productores. ¿Qué pasó? ¿Las fórmulas genéricas se desgastaron con rapidez? ¿El público se hartó de los “fakes”? ¿La saturación es veloz en un mercado estrecho como el peruano?

Hay otras señales que llaman la atención: una película de acción y suspenso como Desaparecer, de buen empaque de producción y lanzamiento comercial amplio, tampoco logró el objetivo comercial que buscaba. Y Lusers, a pesar de obtener buenos resultados en la taquilla local -ya que no en Chile, uno de los países coproductores-, quedó por debajo del millón de espectadores previsto.

Sin duda, queda el camino pendiente de la formación de públicos. Para ello se requiere un cine comercial que se arriesgue a algo más que exprimir la receta del éxito anterior –o a envilecerla, como en el caso de esos vehículos fílmicos al servicio de algunos cómicos televisivos- , pero también de películas de perfiles distintos, que necesitan de un tiempo para construir su audiencia.

Magallanes - Damian Alcazar y Magaly SolierPelículas como las que se realizan en muchas regiones del país, pero que están marginadas de la programación de las cadenas de salas que se abren aquí y allá. Y aquellas que logran estrenarse, pero con permanencia amenazada y constreñida a pocas funciones. Magallanes hubiera pasado desapercibida si una cadena no le hubiera dado la posibilidad de mantenerse en cartelera cuando recién empezaba a hablarse de ella.

Los exhibidores tienen un papel clave en ello. ¿Es esperar peras del olmo el imaginar la proyección de cortometrajes en las salas –acaso con el auspicio de las municipalidades y el incentivo de un porcentaje del impuesto a los espectáculos no deportivos- y la posibilidad de un trato ponderado con películas peruanas que no vienen catapultadas por importantes campañas de publicidad? Sí, tal vez lo sea.

rosa chumbe posterSíntoma de todo ello es que las mejores películas peruanas de 2015 (junto con NN) recién las veremos en 2016 (si es que logran estrenarse): Rosa Chumbe, de Jonathan Relayze; A punto de despegar, de Robinson Díaz Sifuentes y Lorena Best Urday, y Solos, de Joanna Lombardi. También Videofilia (y otros síndromes virales), de Juan Daniel Molero.

Síntoma de un sistema comercial que posterga, excluye y desconfía de lo mejor o que condena a la invisibilidad a muchas películas: ¿Cuándo veremos La cosa, de Álvaro Velarde? ¿Cuándo se estrenarán en Lima las películas arequipeñas de Miguel Barreda?

Más de tres millones de espectadores para “¡Asu mare 2!” es, qué duda cabe, una cifra formidable y un hecho excepcional, como lo fue el suceso de la anterior. Pero sostener que ha nacido una industria y que el “efecto Cachín” ha impulsado una bola de nieve capaz de arrastrar taquillas en beneficio de toda la producción peruana y sin necesidad de leyes de apoyo –como llegaron a decir algunos economistas-, resulta desencaminado.

Lo cierto es que se requiere una legislación renovada, un público curioso, un circuito de salas interesadas en ofrecer oportunidades al cine peruano más “frágil”, y seguir contando con la creatividad y el empuje de los cineastas que surgen en todo el país.



También puedes leer:


5 comentarios

  1. Carlos dice:

    Bueno, si no se estrena “La cosa” realmente no nos perdemos de nada. Es más, si yo fuera auspiciador la enterraría en una bóveda e impediría su estreno por los siglos de los siglos. Es lo peor DE LO PEOR que se ha hecho en cine en nuestro país. El cine de Leonidas Zegarra está para Cannes a su lado. Una verguenza para su director, por la tremenda baja cualitativa en su trabajo. Esperemos que recupere el nivel en sus próximos proyectos.

  2. Jorge Prado Alvarado dice:

    Con criticas y comentarios tan radicales , como las de el señor Carlos, que vamos a avanzar.
    Que suerte para este señor el poder haberla verla visto.

Trackbacks

Checa los que otros dicen sobre este post...
  1. […] Aquí tienen una mirada al cine peruano de 2015. Se publicó en Cinencuentro. […]

  2. […] “NN”, de Héctor Gálvez, fue el mejor estreno peruano del año, seguido por “Magallanes”.  Pero las películas más estimulantes que se hacen en el país, como “Sobre las brasas”, de Mary Jiménez y Bénédicte Liénard, y “A punto de despegar”, de Lorena Best y Robinson Díaz, lástima, no llegan a las salas públicas. (Un comentario sobre el estado del cine peruano en 2015) […]

  3. […] El otro género de alto consumo en nuestro país es el terror, uno que llevó a 588 mil 992 espectadores este año. El 2015 fue el año en el que los dos tanques del 2013 (“Asu Mare” y “Cementerio General”) estrenaban sus secuelas esperando cautivar al mismo público: la primera superó su propio record histórico, la segunda sufrió con el estigma de un público insatisfecho. Es imposible no sentir que la aceptación del terror peruano viene en caída, luego de que “Cementerio General” llevara a casi 800 mil espectadores en el 2013, “Secreto Matusita” metiera más de 500 mil espectadores el año pasado y ahora “Cementerio General 2″, la película peruana de terror más taquillera del año, sufriera por alcanzar los 350 mil. Ricardo Bedoya comenta al respecto lo siguiente: […]



Déjanos tu comentario

Gracias por comentar esta nota. Antes de hacerlo, considera lo siguiente:
Los comentarios deben estar relacionados con el tema de esta entrada. No se permitirán insultos ni agravios personales. Los comentarios fuera del tema u ofensivos serán eliminados.
Cinencuentro no se responsabiliza por los comentarios que aquí se publican, ellos son autoría de cada usuario.

Publicidad

The Social Network




You've Got Mail


 Subscríbete al feed RSS


» Estadísticas
Otros enlaces:
Pide tu tarjeta Payoneer