Conversamos con Carlos Ciurlizza, director y protagonista de “Sebastian”


Este 2 de junio se estrena en Perú, Sebastian, la ópera prima de Carlos Ciurlizza (Chiclayo, 1981), actor y director peruano que ha desarrollado su carrera en Los Angeles, EE.UU.

La película, un relato muy íntimo basado en algunas experiencias personales de Ciurlizza, nos presenta al protagonista Sebastian, un chef peruano residente en Los Angeles quien debe volver al Perú cuando se entera que su madre ha caído gravemente enferma. Al regresar a su pueblo natal en Chiclayo, Sebastian se reencontrará con su pasado, con los rencores de su madre quien no acepta que su hijo sea gay, con una ex novia a quien aún ama, y con una comunidad que mostrará su peor rostro al recién llegado esposo de Sebastian.

“Sebastian” es protagonizada por el propio Carlos Ciurlizza, junto a actores como Katerina D’Onofrio, Myriam Reátegui, el estadounidense Burt Grinstead, Cristhian Esquivel, Haydeé Cáceres, contando además con el debut actoral de Eva Ayllón.

El film llega a la cartelera nacional luego de dos años de haberse concluído, en un momento en el que temas como la igualdad y la lucha por los derechos de las minorías sexuales está siendo abordado desde varios frente en la sociedad peruana. En este contexto nos sentamos a conversar con Carlos Ciurlizza sobre su primer largometraje, lean la entrevista a continuación:

Sebastian 2014 - cine gay
Carlos, ¿desde cuándo es que empiezas a trabajar en “Sebastian”?
En octubre del 2012 escribí el guión. Se lo mandé a mi hermano Meackol, el productor, y me sorprendió su respuesta tan rápida: me dijo hagámoslo. Mi hermano, abogado de profesión, es el productor de todos mis proyectos, decidió desde un principio en ayudarme a financiar mis películas. Empezamos con mi primer corto Planète Rouge (2013), y luego con “Sebastian”, entendió que era un proyecto que para mí era como la catarsis de salir del clóset, de poder sentirme yo mismo.

Todo fue más o menos rápido. En diciembre del 2012 ya estaba haciendo casting y lo filmé el 2013, en marzo en Ferreñafe, Lambayeque, y en octubre en Los Angeles. En septiembre de 2014 terminamos la edición y postproducción.

¿Cómo fuiste armando la producción? ¿Recurriste a profesionales de Lima, Chiclayo, o de Los Angeles, donde resides?
Se filmó en Perú, con gente peruana, y en Los Ángeles con un crew de Los Ángeles. Aunque yo quería llevar a Carmen Rosa Vargas, mi directora de foto, a filmar a Los Ángeles pero no se pudo, así que contraté a una DF allá. Eso fue algo especial que yo buscaba, porque en mis dos primeros cortos trabajé con directoras de fotos mujeres y quería mantener eso en “Sebastian”. Siento que ellas tienen una sensibilidad específica diferente a la mía, y me gusta tener ese contraste. Pero cuando llegué a Lima, ¡me costó más encontrar a Carmen Rosa que al resto del crew! Es que no hay muchas directoras de fotos mujeres aquí. Entonces, después entendí que era necesaria esta decisión, porque ya iba más allá de mi visión artística, era un tema de género, de luchar contra el machismo reinante en los rodajes. Esto lo noté, por ejemplo, cuando estábamos en la preproducción, estaba con Carmen Rosa, llegaban los técnicos y me decían “¿quien es el director de foto?”. Yo les decía, “ella es”, y ellos no me creían. Que sea una mujer, de este tamaño [pequeña], en su primer largometraje, y que sea la jefa de todo el departamento de cámaras y luces, a cargo de 35 tipos, pues eso les incomodaba un poco.
Con Carmen Rosa fue un amor a primera vista, yo aun no la conocía cuando le envié mi guion esperando que lo lea durante un fin de semana. Y a las 3 horas me llamó diciéndome que ya lo había leído y quería trabajar conmigo.

Respecto al guion y el tratamiento de los personajes. ¿Cómo fue el proceso de la incorporación del actor al personaje?
El guion primero lo escribí en inglés, porque así aprendí a escribir guiones allá y era lo que más me fluía. Luego lo traduje y ahí hubo que ajustar algunas cosas que no sonaban bien en español. Sobre la creación de los personajes, más que ir hacia afuera, como el proceso fue casi una catarsis, traté de ir más hacia adentro, hacía mis recuerdos, de gente que conocía. Cogía elementos de cada uno de ellos, su esencia: de mi nana de toda la vida, de mis amigos del teatro, de mis exparejas, etc.

Carlos Ciurlizza, guionista, director y protagonista de Sebastián (2014).

Carlos Ciurlizza, guionista, director y protagonista de ‘Sebastián’ (2014).

¿Cuánto de tu historia vital, de tu biografía, hay en la película?
Hay bastante, no es un retrato exacto de mi vida tampoco, yo nunca he estado casado por ejemplo, pero sí, la figura de la mamá, de la ex novia, todas esas semillas son de mi vida. Creo que el arte es una confesión, no tengo miedo de mostrarme, eso es lo que hacemos como artistas.

¿Tuviste referencias de otras obras audiovisuales?
Sí, durante los días de la escritura de guion había visto Lawrence Anyways de Xavier Dolan. Me gustaba mucho el personaje que hace Suzanne Clément, una mujer muy fuerte, que estaba enamorada de este tipo que quería ser mujer. Eso por ejemplo me ayudó para el personaje de Lucía, que hace Katerina D’Onofrio.

Luego, me gusta Almodóvar, Steven Daldry (si hago algo como “The Hours” ya puedo morir feliz), Xavier Dolan, Ang Lee, etc. Lo bueno de Los Angeles es que, si a alguna película le va bien en cualquier parte del mundo va a terminar ahí. No todo es Hollywood y blockbusters, allá hay una producción indie muy fuerte.

Si bien el conflicto que vive Sebastian debido a su orientación sexual es central en el desarrollo de la película, esto se hace claro ya muy avanzada en la historia. ¿Esta fue una decisión que tomaste desde el inicio, o fue algo se encontró en la edición?
Lo que quería era que el espectador se identificara primero con el protagonista, por todas las cosas que le están sucediendo, así cuando lleguemos al punto donde se hace explícito que Sebastian es gay, el público dirá “ah, y también es gay”, pero para ese momento ya te encariñaste con él, ya te cae bien el personaje luego de haberlo conocido durante 40 minutos de la historia.

Muchos de los distribuidores y gente de festivales de películas gay me decían: “me gusta tu película pero mi audiencia quiere ver la parte gay a los 3 minutos de empezada la película”. Pero creo que eso es lo paja, que uno entra esperando ver ciertas cosas y al final termina conectado no solo con la temática gay sino con la relación madre-hijo, algo que todo el mundo la tiene.

Carlos Ciurlizza

Myriam Reátegui interpreta a Carmen, la madre de Sebastian.

Es cierto, buena parte del filme se centra en la relación de amor y desamor que vive Sebastian con su madre. Me atrevería a decir que más que una película sobre “temática gay”, esta es una película sobre el amor filial, el amor de Sebastián por su madre.
Sí, recuerdo que en el Festival de Guadalajara no nos programaron en la sección gay sino en la Competencia Oficial, eso nos sorprendió y nos alegró muchísimo [N.E.: “Sebastián” compitió en la Sección Largometraje Iberoamericano de Ficción junto con “NN”].

¿Cómo fue esa experiencia en festivales internacionales?
A mediados del 2014, con la película terminada, ya habíamos comenzado a mandar la película a festivales, pero no eramos seleccionados. Hasta que llegó la convocatoria en el Festival de Busán. Yo no lo conocía pero me di cuenta que era inmenso, un evento muy importante. Esa fue una de las mejores experiencias para nosotros, fuimos muy bien recibidos ahí.

Luego el 2015 vino el OutFest, que fue una tremenda oportunidad para mí. Ese es un festival muy importante en Los Angeles, muchos cineastas y estrellas están ahí y tienes acceso a ellos. Lo que aprendí es que un festival como OutFest está muy preocupado en construir relaciones con los cineastas que selecciona, quiere conocer tus próximos proyectos, y buscar conectarte con profesionales más experimentados, el festival es un puente para que tú sigas avanzando.

Sebastian- Angelita Velasquez y Katerina D'OnofrioLa escena cuando Lucía visita a su mejor amiga, se emborrachan y se critican frente al espejo, me recordó a Almodóvar y sus tratamientos sobre las mujeres. ¿Cómo trabajaste el rol de la mujer en tu filme? Teniendo en cuenta que buena parte de los personajes que acompañan a Sebastian son mujeres?
Sí, como quizá sea el caso de muchos chicos gay, las mujeres son muy importantes en sus vidas. En mi caso, mi mamá ha sido padre y madre para nosotros, ella era juez en Chiclayo, una figura fuerte, la hija mayor de la familia, todas hermanas mujeres. Era un matriarcado total.

Una crítica brasileña en en el Festival de Busán me dijo: “esa escena del espejo la tiene que haber escrito una mujer, ¡ese momento lo he vivido yo, con mi amiga!”.

Katerina D’Onofrio me dijo que, luego de leer el guion aun sin conocerme, aceptó hacer la película por dos escenas específicas: la de la mesa con los tres protagonistas, cuando Sebastian hace de traductor; y por esa escena de las dos amigas. Además ahí está con Angelita Velásquez, quien hace de Bertha, la amiga, ella es el tipo de actriz que no tiene una toma mala, que no se equivoca nunca.

Es cierto, hay muchos chicos gays que antes del salir del clóset amaron a mujeres. No quiero generalizar, pero es mi caso por ejemplo, yo me enamoré de una mujer, de la verdadera Lucía, y estoy seguro que si no hubiera salido del clóset, ahora yo estaría casado con ella, con tres hijos, viviendo en Chiclayo. Porque creo que en la vida estableces conexiones con personas que van más allá de la sexualidad.

En otra entrevista dices que haces cine porque quieres entretener y porque quieres provocar…
Sí, quiero entretener, porque quiero que la gente la pase bien, me gustan las películas que cuentan una historia. Pero también quiero generar una reacción en el público, si salen del cine y dicen: “¡qué mierda he visto!”, o comentan: “¡haces cine de cabros!”, como me pusieron en el Facebook de El Comercio, pues yo feliz (risas). Me encanta eso, que los haya incomodado, y los haya hecho sentarse y escribir en sus computadoras esos comentarios. Porque si no generas ninguna reacción, creo que toda esta chamba no vale la pena. En el Perú necesitamos este tipo de acciones.

¿Qué impacto crees que pueda tener tu película en una sociedad como la peruana, con respecto a la Unión Civil y al respeto de los derechos de las minorías sexuales?
Yo no me senté a escribir una película militante con esta causa, lo hice porque fue lo que me nació hacer. Luego vimos cómo se fueron dando las cosas, el estreno comercial aquí se pospuso de abril a junio, y empezaron a coincidir con otros hechos importantes: estaba la segunda vuelta electoral, la marcha por la igualdad, Bruno Ascenzo sale del clóset, nos invitan a un evento grande en la Cámara de Comercio LGBT, etc. De pronto “Sebastian” terminó en medio de todo esto, completamente de casualidad. Y el poder ser parte de esta conversación con la comunidad gay es todo un honor para mí.

Yo creo que el poder del cine y del audiovisual es muy grande, porque puede haber gente que es muy activista y va a las marchas, pero hay mucha más gente que no iría a una marcha. Pero que sí va al cine. Y ahí podrá ver durante hora y media a una persona que es gay, empatizar con él, y darse cuenta que esta persona, que es gay, también se enamora, la caga, le rompen el corazón, pide perdón. Creo que eso ayudará a cambiar un poco las mentes.

Te iniciaste siendo actor, y ahora con esta película te convertiste en cineasta. ¿Hacia dónde piensas dirigir tu carrera a futuro?
Definitivamente soy un actor, eso es lo que me apasiona. Aun ahora me sorprendo de todo lo que esta película ha logrado, sin yo haber estudiado para ser guionista y director. Es a partir del premio en el OutFest LA, un poco que ya empiezo a creer, “no, sí eres un guionista”. Además, creo que lo bueno de no haber estudiado formalmente es que no me han impuesto las estructuras clásicas, no sé qué “está permitido” y qué no, así que hago lo que siento. Pienso que es buena esa libertad de poder crear sin ataduras.

¿Y cómo fue la experiencia de ser el director de un largometraje?
Cuando escribí “Sebastian” lo hice pensando en que yo la protagonizaría, y en un primer momento pensé en hacerlo en codirección. Pero al final dije, me lanzo nomás. Al ser un primerizo con dudas y temores, lo que me gustó por ejemplo de Carmen Rosa, es que siempre me hizo sentir como que yo pertenecía ahí. Si bien como actor, sé como armar, como bloquear una escena, a veces no conocía la terminología técnica, pero ella me decía: “Carlos, no te preocupes. Solo dime, cuando lo escribiste, cómo te imaginaste esta escena”. Creo que siempre es importante tener el valor de decir “no sé”.

Carlos Ciurlizza y Carmen Rosa Vargas

Carlos Ciurlizza con Carmen Rosa Vargas, la directora de fotografía de ‘Sebastian’.

Una de las cosas que aprendí como director es que el casting es esencial. Si casteas bien, gran parte del trabajo de dirección de actores ya está hecho. Por ejemplo fue así con Katerina y Myriam Reátegui (quien hace de la mamá de Sebastian), a ellas solo tenía que regularlas un poco, nada más. En el casting encontré actores, no solo talentosos, sino generosos, que se dieron cuenta que yo siendo director y protagonista a la vez, tenía la cabeza por todos lados.

¿Qué lecciones aprendidas te deja todo este largo trayecto con “Sebastian”?
Como sabemos, hacer cine es una chambaza. Así que te diría que antes de empezar, asegúrate que la historia que vas a contar está visceralmente conectada a ti. Como cineasta debes elegir un proyecto, algo que te dé miedo hacer, que te empuje a hacer aquello que nunca has hecho. Un profesor nos decía, esa idea que uno diría “no, esto jamás lo podría contar”, ¡esa es exactamente la idea que deberías desarrollar como artista!
También creo, ahora más que nunca, en hacer tus propias cosas, no puedes esperar que alguien te dé lo que tú quieres. Si te sientas a esperar eso, te vas a morir de viejo.

Tu corto “Planeta rojo” y ahora tu largo “Sebastian” son de temática gay. ¿Mantendrás esto en tus siguientes películas?
No todos mis próximos proyectos serán de temática gay. Por ejemplo, el nuevo guion que he escrito, titulado “Gracias por mis huesos”, tiene un personaje gay pero no es el centro de la historia. De todas formas, tampoco me asusta hacer más películas sobre el tema, o que me digan que me estoy repitiendo. Porque, cuando haces todos tus proyectos con temática heterosexual ahí no eres repetitivo, ¿pero si tienes un corto y un largo gay sí lo eres? No me parece. Creo que en Perú aún falta hacer más, por ejemplo aquí no conozco un largometraje protagonizado por lesbianas. O un film transexual, y no es tan difícil de hacer, no busquemos excusas, vean sino el ejemplo de Tangerine, ¡que se hizo con un iPhone!

Por último, viniendo de afuera, ¿cómo ves la movida de cine actualmente en Perú?
Me parece genial que cada vez se hagan más películas. Tengo contacto con varios directores, a muchos los conozco solo por Facebook, pero todos nos comunicamos y estamos al tanto de nuestros proyectos, me parece que en general los directores son muy generosos, nos ayudamos mutuamente. Competimos de alguna manera, es cierto, pero si tu película llega a los cines, ¿qué pierdo yo con eso? Al contrario, con más cine peruano en las salas, todos ganamos.

Entrevista realizada el 28 de marzo del 2016 en Miraflores por Laslo Rojas y Marilina Méndez (Oeste Cine).
Fotos: Marilina Méndez
Edición: Laslo Rojas

Bonus: Lean también esta entrevista en Indiewire (en inglés), y está otra en En Cinta.

Katerina D'Onofrio, Carlos Ciurlizza y Burt Grinstead.

Katerina D’Onofrio, Carlos Ciurlizza y Burt Grinstead.



También puedes leer:


2 comentarios

  1. ZULMI dice:

    Felicitaciones a los jovenes actores peruanos por el gran esfuerzo que realizan en contribuir con una forma mas libre y moderna sobre los asuntos de la sociedad actual… ánimo que continuen haciendo cine y dando a conocer su gran trabajo en el mundo.

  2. M.N. Dominguez dice:

    Buen cine y mejor si es hecho por peruanos. Espero podamos verlo recorriendo el mundo para satisfacción de muchos peruanos que vivimos fuera.
    Saludos desde Holanda.

Déjanos tu comentario

Gracias por comentar esta nota. Antes de hacerlo, considera lo siguiente:
Los comentarios deben estar relacionados con el tema de esta entrada. No se permitirán insultos ni agravios personales. Los comentarios fuera del tema u ofensivos serán eliminados.
Cinencuentro no se responsabiliza por los comentarios que aquí se publican, ellos son autoría de cada usuario.

Publicidad

The Social Network




You've Got Mail


 Subscríbete al feed RSS


» Estadísticas
Otros enlaces:
Pide tu tarjeta Payoneer