Festival de Lima 2016: Crítica de “La última tarde”, de Joel Calero (Perú)

Escrito por

La violencia política como protagonista o trasfondo en el cine peruano ha sido planteada por distintas películas al punto de considerarse esta temática una réplica sin sentido. Muy al margen de lo que pueda considerarse como una necesidad por reincidir a la memoria de una nación, sea para bien de una sanación o reconocimiento de este panorama, tal vez lo que el público recriminaba de esta acumulación era la nimiedad con que el tratamiento o las situaciones se abordaban. Muchos de estos filmes no se vieron en la necesidad de renovar los cuadros trágicos provocados por el terrorismo, los cuales el público ya tenía por sentado. Muy a pesar, hubo películas que sí se preocuparon por hallar nuevas fórmulas. Es el caso del terrorismo, por ejemplo, en donde renacía a forma de un fantasma; presente aunque sin ser protagonista. Están aquí películas como Paraíso (2009) o Las malas intenciones (2011). A propósito del filme de Rosario García-Montero, se sumaban también nuevas perspectivas. Junto a Paloma de papel (2003), la visión infantil era una mirada que agudizaba la crítica a la materia de la subversión.

La ultima tarde, de Joel Calero

No existe redundancia de un tema cuando sus autores están en una continua búsqueda de planteamientos. En seguimiento a esta iniciativa, en una película como La noche larga de Francisco Sanctis (2016) vemos, por ejemplo, una visión renovada sobre el estado de tensión en tiempos de la dictadura argentina. Caso en Chile, una película como Aquí no ha pasado nada (2016) da lección de historia a propósito de las negligencias de la actualidad. Ni una parece una repetición de la larga lista de películas que se resolvieron en sus países correspondientes, a consecuencia de los temas que exploran. “La última tarde” (2016) está a la línea de esa renovación. En la última película de Joel Calero no cabe la acuñación de “otra película más sobre el terrorismo”, pues hay un concepto que hasta el momento no se había empadronado a esta temática. La historia sobre el reencuentro de dos ex militantes desconcierta especialmente al verse inmersa dentro de un drama romántico de tintes nostálgicos. Para los que desconocíamos inicialmente de cualquier detalle que nos aproximara a la sinopsis de la película, este filme parecía perfilarse a una esencia del director Richard Linklater. Luego de verla, este prejuicio suena descabellado.

“La última tarde” tiene una dialéctica bipolar que además de suscitar inquietud complementa los ideales, tanto pretéritos como actuales, de sus protagonistas. Laura (Katherina D’Onofrio) y Ramón (Lucho Cáceres) vuelven a verse luego de muchos años. La respuesta o aproximación al porqué de esa “huida” de la mujer en un pasado, es el vaivén y el despertar de sentimientos e ideologías. De ahí esa “bipolaridad” de la película de Calero, en donde por momentos somos testigos de una radiografía social en cuanto a las posturas y debates sobre una sociedad que ha sobrevivido y otra que aparentemente ha fracasado, y, en paralelo, somos también testigos de un amor obstruido. El dolor, la resignación y la memoria se despiertan en ambos casos. La presencia de Ramón, ¿es acaso una demanda por el abandono a una causa o a un romance? Definitivamente, son ambos. El personaje de Cáceres durante todo el camino se reserva muchos conflictos. En tanto, el personaje de D’Onofrio ignora o esquiva. Uno interroga, la otra responde. El primero es activo, la segunda es pasiva. Ramón no ha asimilado esa etapa (ideológica-romántica), Laura sí.

La-ultima-tarde-Laura-Ramon

El filme camina entre el melodrama (el del pasado o el que posiblemente Ramón aún cobija) y la porfía ideológica. Sendos casos se van enriqueciendo mediante la remembranza y las nuevas posturas. Se bosqueja de esta forma una sociedad durante la época del terrorismo y posterior a esta. Del pasado ya se conoce, el presente es el que interesa. Es el qué sucedió de los ex agentes del terror. Se hace alusión a lo digerido, los resentimientos, la autocrítica, lo que no ha cambiado y lo que sí. “La última tarde” es significativa al tomar al “enemigo” como protagonista de testimonios que salen de un incógnito, oralidad que sin dudas no trascendería de igual forma dentro de un ambiente judicial, pero sí dentro de un ambiente íntimo o romántico (lo que por cierto humaniza a ese posible adversario social).

El espacio del recorrido de la pareja toma un simbolismo expresivo. A la luz del día, al expendio de otros ciudadanos, visitando en una secuencia el distrito miraflorino (una de las grandes víctimas del pasado). Está también ese buen tino de expresar dos perspectivas de ese ex agente ideológico. Esto vuelca además al romance a un sentimiento que acrecienta la melancolía por su situación irreversible e imposible. Hay más de una “causa” irresuelta, y esta se llenó con desilusión o estoicismo. La película de Joel Calero finaliza incluso con una escena áspera y deprimente. Es como si toda marca de romanticismo se hubiese esfumado o reprimido.

Funciones: La última tarde se proyecta en el Festival de Lima en los siguientes horarios:

Martes 9 – 7:45 pm, Cineplanet Alcazar – Sala 6
Jueves 11 – 3:00 pm, Cineplanet Alcazar – Sala 6



También puedes leer:


4 comentarios

  1. teresa pita iturrizaga dice:

    Habra que verla, me entusiasma tu comentario, estare en el Planet Alcazar el jueves a las 9.45 p.m. para dar mi opinion como cinéfila,
    Gracias a ti por ser tan buen critico de cine y compartir tus visiones,
    saludos

Trackbacks

Checa los que otros dicen sobre este post...
  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: La violencia política como protagonista o trasfondo en el cine peruano ha sido planteada por distintas películas al punto de considerarse esta temática una réplica sin sentido. Muy al margen de lo que pueda considerarse c…

  2. […] La última tarde, de Joel Calero, filme que le valió el premio a Mejor actor a Lucho Cáceres en el último Festival de Lima. […]



Déjanos tu comentario

Gracias por comentar esta nota. Antes de hacerlo, considera lo siguiente:
Los comentarios deben estar relacionados con el tema de esta entrada. No se permitirán insultos ni agravios personales. Los comentarios fuera del tema u ofensivos serán eliminados.
Cinencuentro no se responsabiliza por los comentarios que aquí se publican, ellos son autoría de cada usuario.

Publicidad

The Social Network




You've Got Mail


 Subscríbete al feed RSS


» Estadísticas
Otros enlaces:
Pide tu tarjeta Payoneer