Festival de Lima 2016: El realismo a lo Dardenne

Escrito por - @

Uno de los más destacados cineastas en actividad a nivel mundial, el belga Luc Dardenne, visita por estos días Lima. Luc, uno de los hermanos Dardenne, ofrecerá un conversatorio abierto al público este sábado 13 de agosto en el marco del 20° Festival de Cine de Lima. En este festival se han proyectado una selección de algunas de sus películas más reconocidas, muestra que incluye “La promesa”, “Rosetta”, “El niño” y “El niño de la bicicleta”. Además de presentar su más reciente filme La fille inconnue, Luc Dardenne recibirá un merecido homenaje en la clausura del festival en el Gran Teatro Nacional.

Dato: Luc Dardenne anunció recientemente los primeros detalles su nuevo proyecto, un drama sobre el surgimiento del terrorismo en Europa. “Estamos escribiendo el guion, y esperamos filmarlo en Bélgica a mediados del 2017”, declaró Luc Dardenne a Variety en Lima.

A propósito de tan célebre visita les presentamos el siguiente artículo sobre el cine de los hermanos Dardenne:

Luc Dardenne a su llegada al aeropuerto de Lima (Foto: Festival de Lima)

Luc Dardenne a su llegada al aeropuerto de Lima (Foto: Festival de Lima)

Habia un texto que nunca olvidaré, una réplica que nos concierne. Es la de Caín y Abel, la historia de dos hermanos y la del primer asesinato de la humanidad. Cuando Caín mata a su hermano, Dios le dice: ¿Dónde está tu hermano Abel? Y Caín responde: ¿Acaso soy el guardián de mi hermano? Entonces siempre he pensado que antes de que Caín dijera todo eso tuvo que haber un silencio. No pudo responderle de inmediato a Dios porque decir eso implica una conciencia moral. Esta réplica implica un silencio antes de que se haya pronunciado.

– Jean Pierre Dardenne.

A menudo el mejor recurso para el cine se encuentra en las pequeñas vivencias diarias que nos muestra la rutina, muchas veces temerosa e inclemente. Los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne conocen muy bien esa realidad y han convertido estas historias cotidianas en un cine bastante reflexivo, eficaz y auténtico.

je-pense-a-vous-Dardenne-brothersCriados en un pueblo obrero decadente en Bélgica, los hermanos Dardenne utilizaron este escenario como parte de sus películas, una región tradicionalmente industrial que tuvo graves consecuencias en la vida de aquellos pobladores durante la crisis de la década de los 70 en adelante. Es así que comienzan a realizar documentales donde la inmigración, el desempleo, los conflictos sociales marcaban el camino de lo que serían sus proyectos ficcionales a futuro.

Años después graban su primer largometraje de ficción llamado Falsch (1987), adaptación de una obra teatral escrita por René Kalisky, la cual nos retrata una reunión melancólica de una familia de sobrevivientes del holocausto en un aeropuerto de Berlín. Insatisfechos por aquella obra estilizada, guíada por intereses ajenos a ambos directores, y que surgió más como una reflexión comparativa entre el cine y el teatro, los Dardenne van construyendo un estilo propio que marcaría sus obras posteriores con Je pense à vous (1992), historia que retrata la vida de un obrero que se resiste a perder su trabajo en una fábrica.

Sin embargo, el reconocimiento de la crítica internacional les llegaría con esa joyita cinematográfica llamada La promesse (1996), la historia de un adolescente llamado Igor quien trabaja junto a su padre explotando a inmigrantes ilegales a los que él mismo ayuda a ingresar a Bélgica a cambio de dinero. Esta película marcaría un estilo en la realización de los cineastas belgas y se acercaría a un tono neorrealista, donde toma fuerte presencia la utilización de la cámara en mano, la participación de actores no profesionales en ambientes urbanos, aunque con características propias de un cine donde prima el cuerpo del actor frente al espacio, y donde hay individuos excluidos de la sociedad que tienen que lidiar con decisiones morales.

En “La promesse” ya se define a aquellos personajes característicos del cine de los Dardenne, padres temerosos, mujeres inflexibles o jóvenes nerviosos que descubren la culpa no como una enfermedad física que les impide pensar o vivir, sino como un motivo liberador que les abre los ojos hacia la vida, que los hace sentir responsables por sus faltas. En este sentido, Rosetta (1999), su siguiente película, torna hacia su personaje central, una adolescente interpretada magníficamente por Emilie Daquenne, que vive con su madre alcohólica en un remolque y que hace todo lo posible, incluso poniendo en juego su decencia, por conseguir un empleo.

Rosetta hermanos DardenneEn “Rosetta” se refuerza ese rasgo importante hacia el cuerpo y su movimiento, además se perfecciona un trabajo virtuoso de planos secuenciales, cercanos al rostro, y un trabajo de dirección actoral aguerrido que dota al personaje de inmediata autenticidad y retoma a la figura del actor no profesional relevante para su filmografía, pues el actor no profesional, según los cineastas belgas, “no se esconde detrás de una técnica o detrás de su saber hacer; no existe esa voluntad camuflada de querer gustar y seducir, esa voluntad que siempre está ahí cuando se trata de otros actores”.

El hijo (Le fils, 2002), que narra la historia de un carpintero y su aprendiz en libertad condicional después de haber matado al hijo de aquel, lleva este estilo aún más lejos. La cámara acentúa a los personajes inseguros y temerosos, parecen escenas que no han sido construidas o planeadas con anticipación, lo que se busca es no componer el plano, sencillamente mostrar que algo pasa por allí, se construyen escenas con una cámara que llega siempre tarde. Lo mismo sucede en El niño (L’enfant, 2005). La historia de Bruno y Sonia, y de su hijo recién nacido es una crítica a la manera como la sociedad industrializada trata a los pobres.

En “El niño” estos personajes irreverentes e infantiles no llegan a darse cuenta que ya son padres, pero los cineastas nunca juzgan a sus personajes por sus acciones ni los deshumanizan: Bruno es capaz de comprarle un coche a su hijo recién nacido o desperdiciar todo el dinero en un auto para poder pasarla bien con su familia, incluso cuando no tiene otra salida más que dar a su hijo en adopción, le pregunta a la encargada si la familia tiene dinero para cuidar de su niño.

En estas películas carentes de discursos largos y tediosos, interesan mucho los ruidos de la urbe, los sonidos, los diálogos y los silencios. En El silencio de Lorna (2008), una joven albanesa se convierte en cómplice de un plan concebido por un mafioso que ha orquestado un falso matrimonio entre ella y Claudy, con el fin de permitirle a ella obtener la ciudadanía belga y después casarse con un ruso que pagaría mucho dinero para conseguir lo mismo. Lorna se encuentra en un dilema moral que se explica sólo por los gestos, sus acciones, su silencio en el que se confronta su honestidad y su ambición de sobresalir en un espacio ajeno. Ni siquiera la música es necesaria, para los Dardenne, a veces la música llega a robarse lo realmente importante.

El cine de los Dardenne nos demuestra que se puede hacer un cine sin artificio, un cine de protesta y reflejo de la sociedad actual con mucha sensibilidad y respeto. Sus dos última películas El niño de la bicicleta (Le gamin au vélo, 2011) y Dos días, una noche (Deux jours, une nuit, 2014) no se ven afectadas por el uso del digital al cual tanto se resistían, si bien cambia un poco la estética en los colores, y se presentan ambas como pequeñas fábulas sin caer en los adornos o lo innecesario, aún mantienen ese patrón de discurso social, un acercamiento hacia los cuerpos evitando eliminar el decorado que asfixia en sentido físico y figurado; donde temas como el aislamiento, la soledad y la conciencia moral nos demuestran que los hermanos cineastas no han perdido fe en la humanidad, pues a pesar de todas las dificultades que sufran sus personajes, siempre hay un momento para el arrepentimiento y la culpa, para retractarse en algún breve silencio.

El nino - Lenfant - Dardenne



También puedes leer:


1 comentario

Trackbacks

Checa los que otros dicen sobre este post...
  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Uno de los más destacados cineastas en actividad a nivel mundial, el belga Luc Dardenne, visita por estos días Lima. Luc, uno de los hermanos Dardenne, ofrecerá un conversatorio abierto al público este sábado 13 de agost…



Déjanos tu comentario

Gracias por comentar esta nota. Antes de hacerlo, considera lo siguiente:
Los comentarios deben estar relacionados con el tema de esta entrada. No se permitirán insultos ni agravios personales. Los comentarios fuera del tema u ofensivos serán eliminados.
Cinencuentro no se responsabiliza por los comentarios que aquí se publican, ellos son autoría de cada usuario.

Publicidad

The Social Network




You've Got Mail


 Subscríbete al feed RSS


» Estadísticas
Otros enlaces:
Pide tu tarjeta Payoneer