[Crítica] Festival de Rotterdam: “Suffering of Ninko”, de Niwatsukino Norihiro (Japón, 2016)

Lo más estimulante en la ópera prima del japonés Niwatsukino Norihiro radica en su modo de congregar dos formas narrativas distintas. Por un lado está esa oralidad tradicional de aliento evocativo, que va contando la historia de un monje en el Japón feudal. Hay una suerte de locución que nos conduce a lo mítico o legendario. Por otro lado es una usanza que encaja a una dialéctica moderna. Son los momentos en que, por ejemplo, la ficción se expresa mediante el lenguaje de animación. Es curioso además cómo Norihiro ajusta esas imágenes animadas a la estilística de las pinturas tradicionales de entre los siglos 8 y 9. Es de esta forma que el director se entabla bajo códigos tradicionales que luego trasgrede a modo de promover un relato sujeto a un conflicto (de igual forma, clásico en el cine asiático) que también trasgrede mediante temáticas e incidencias intratables en épocas pasadas.

Suffering of Ninko (2016) se sostiene además de otro estimulante, este vez temático, a partir de las cuitas erógenas que va “sufriendo” un monje budista, quien de un momento a otro se ha convertido en objeto de deseo de mujeres, y hasta de algunos hombres. Ninko (Masato Tsujioka) pasa de ser el monje ejemplar del templo que lo cobija, a ser un atractivo sexual para la comunidad femenina de su aldea. De pronto la rigurosidad espiritual de Ninko se pone a prueba y comienza a flaquear. Así como el protagonista de “Diario de un cura rural” (1951), la fortaleza interior de Ninko se va degradando. Sus síntomas, sin embargo, serán más estrepitosos que los del cura de Bresson. Norihiro le otorga una cuota de jocosidad a su personaje, lo caricaturiza, trasgrediendo esta vez la disciplina de una práctica tradicionalmente imperturbable.

Lo de Ninko es un relato de un hombre que parece ir directo al precipicio. Existen momentos en que no se sabe a ciencia cierta si es realidad o visiones lo que le sucede al monje. De pronto reza y una cuadrilla de mujeres semidesnudas van tras de él. “Suffering of Ninko” sería tan solo un relato sobre la paranoia o la locura de no ser por ese segundo momento de la historia cuando el monje decide peregrinar. Es la búsqueda de la curación o la redención consigo mismo (lo que es su propio karma).

Ante ello una nueva historia se funda; la de una ninfómana comehombre y la sociedad entre el monje y un samurái que van a la cacería de la primera. Se germina una buddy movie, además de descubrirse un cierre para el mal del joven sacerdote, a propósito de la dualidad inherente, ese límite que mantiene a raya a lo inhumano de lo humano.

“Suffering of Ninko” podrá ser vista hasta el 20 de febrero en la plataforma de VOD Festival Scope.

Artículo anterior
Premios Oscar 2017: ¿Quién es la favorita en la categoría Mejor película animada?
Artículo siguiente
[Crítica] "Capitán Fantástico", con Viggo Mortensen nominado al Oscar a Mejor Actor

Comenta

Deja un comentario

Back
COMPARTIR

[Crítica] Festival de Rotterdam: “Suffering of Ninko”, de Niwatsukino Norihiro (Japón, 2016)