“La momia”, el primer capítulo de un mundo de dioses y monstruos

Universal Studios quiere desde hace un tiempo hacer nuevas películas de sus monstruos clásicos como Drácula, Frankenstein, El hombre lobo, El hombre invisible, entre otros. Como Warner Bros. les ganó al usar primero la palabra monstruo en su Monsterverse (que incluye Godzilla y King Kong), el universo cinematográfico para estos personajes se llama Dark Universe y “La Momia” es la primera película.

Esta nueva película de “La Momia” nos trae una versión diferente del clásico monstruo, al ubicar su historia en tiempos actuales y al ser una mujer quien encarna a este mítico personaje. Tom Cruise protagoniza el filme interpretando al soldado que busca reliquias para venderlas en el mercado negro. La arqueóloga que junto a él descubre la tumba de la momia es interpretada Annabelle Wallis, mientras que la momia es interpretada por Sofia Boutella, quien recientemente apareció en “Kingsman: The Secret Service”.

La película me pareció muy entretenida, dinámica y tiene un buen balance entre la acción, el suspenso y los momentos cómicos. Por ser una película de monstruos, esperé que tuviese más contenido del género de horror y probablemente sea eso lo que más le faltó. Tiene buenos momentos de suspenso y algunos momentos impactantes, pero para los estándares de cine actuales no se destaca como película de terror como sí lo hace en los géneros de acción y aventura.

Como ya es de conocimiento público, Tom Cruise gusta de hacer sus escenas de riesgo sin dobles. En este caso no podía faltar una buena escena de acción con su dosis de realismo. La secuencia del avión estrellándose la grabaron en un avión real que simula la gravedad cero. Según lo que comentan Cruise y Wallis en entrevistas realizaron más de 60 tomas y en cada una de ellas tuvieron cerca de 30 segundos de cero gravedad para grabar la secuencia. Ese toque de realismo se siente de alguna manera y hace que las escenas de acción sean más intensas y emocionantes. En el siguiente video se puede ver cómo se grabaron esta y otras escenas de acción de la película.

El personaje de la momia estuvo bien caracterizado y su pasado lo suficientemente bien explicado. Hubiera preferido ver más de la momia en estado decrépito, creo que en esta película toma apariencia de humano vivo demasiado rápido.

Russel Crowe interpreta al Dr. Henry Jeckyll, quien será un personaje central en el Dark Universe al dirigir Prodigium, una organización secreta dedicada a investigar y detener a los monstruos. El incluir al personaje de Jeckyll (de la historia de Jeckyll & Hyde) es bastante interesante. Hubiera preferido que Hyde sea revelado por primera vez en la película y que no lo hayan mostrado los trailers.

Entre otras cosas, a Jeckyll se le escuchar decir la frase “bienvenido a un nuevo mundo de dioses y monstruos” que es una frase que proviene de la película “La novia de Frankenstein” de 1935. Curiosamente, un remake de esta será la próxima película del Dark Universe. Para el futuro de este universo cinematográfico ya se tienen incorporados a Javier Bardem como el monstruo de Frankenstein y Johnny Depp como El hombre invisible. Tendremos que esperar entonces para ver más historias de estos clásicos monstruos.

 

Artículo anterior
[Crítica] "Rosa Chumbe": más personas, menos personajes
Artículo siguiente
Taquilla 2016 (parte 2) – Terror, el género desaparecido y el auge del drama

Comenta

Deja un comentario

Back
COMPARTIR

“La momia”, el primer capítulo de un mundo de dioses y monstruos