Entrevista con Blanca Lewin

Desnudarse desde adentro

Quería que nos cuentes como te involucraste en este proyecto de En la cama, ya que has trabajado desde la primera película con Matías Bize.

Sí, básicamente ya había trabajado con Matías Bize, en tres oportunidades, primero hicimos dos cortometrajes y luego su opera prima que fue Sábado, una película en tiempo real y luego En la cama.

En la cama era como una sucesión lógica de lo que tenia que ocurrir, ya habíamos creado un lenguaje común con Matías, él al principio estaba como un poco reticente, porque encontraba un poco fuerte y arriesgado hacer una película con tanta exposición desnuda, no soy de esas actrices que andan mostrando las tetas en cada proyecto, no me caracterizo por eso (risas). Pero llegue ahí como un proceso muy natural, como la consecuencia de un trabajo en conjunto con Matías a lo largo del tiempo.

Tanto Sábado como En la cama implica una serie de desafíos formales, la primera se desarrolla en una toma y la segunda en una locación. ¿Cómo enfrentaste en cada una de estos desafíos, de estas condiciones de organización?

Bueno básicamente las dos comprendieron un período de ensayo, de estudio muy largo, previo al rodaje, y que tiene que ver que con que nadie sabia hacerlo, entonces como ir descubriendo juntos la manera de como la ibamos a hacer. En el caso de Sábado, ensayamos durante varios meses, pero nunca en las secuencias completas sino parceladamente, y un fin de semana antes de hacer la toma yo le pedí a Matías de hacer una secuencia completa pero así a la italiana, sin pasar por emociones, sin el tiempo real que iba a tener, solo para que a mi no se me olvidara nada importante, que no tuviera que olvidar en la película, sin vestuario sin nada; y Matías quería hacer una sola toma de la película, pero como los actores somos más inseguros, le pedimos todos y finalmente hubo una segunda toma

Y en el caso de En la cama, trabajamos mucho tiempo leyendo el guión, apropiándonos de nuestros textos, pensando como era que hablaban nuestros personajes, yo por mi parte también observe a distintas chicas, observé a otras por algunos temas que no tenía muy resueltos, para apropiarme del personaje, temas del personaje que a lo mejor yo conocía desde afuera, pero no sabia como una chica podía contar desde su experiencia un tema que era tan privado. Y ensayamos mucho tiempo y Matías empezó a registrar estos ensayos en video, y ya cuatro meses antes del rodaje de En la cama teníamos la locación a nuestra disposición para ir a ensayar cada vez que quisiéramos y pudiéramos y de a pocos en estos registros que Matías hacia en estos ensayos empezó a involucrar al equipo técnico, de manera que el primer día de rodaje no fue violento sino que ya llevábamos un rato, fue una intimidad muy bonita en todo el equipo.

¿Y cuánto tiempo estuvieron ahí, encerrados, filmando?

Dos semanas y media, casi tres semanas y estábamos ahí desde las 8 de la mañana hasta las 6 de la tarde religiosamente.

¿Ahí mismo dormían también?

No, no, llegábamos a dormir cada uno a su casa (risas).

¿Cómo fue el proceso de construcción de un personaje como Daniela, algo de lo tuyo, o algo del estudio que hiciste con otras chicas?

Yo creo que ningún actor se puede hacer el huevón como digo yo, cuando a ti te llaman por un personaje, me imagino que es porque tienes ciertas características familiares que le pueden servir al personaje, por tanto yo creo que uno esta presente en todo los personajes que hace muy fuertemente. Pero en el caso de Daniela había unas características que no me gusta hablar en las entrevistas, porque son cosas que se van revelando durante la película, pero por ejemplo el tema de la bulimia, yo conocía muy bien el tema de la bulimia, mi madrastra es psicóloga, manejaba muchos datos digamos, entrevisté a una psicóloga también, para saber muchas cosas del comportamiento de una ex bulímica, de como era habitualmente, pero tuve que conseguirme una chica que estuviera dispuesta a decirme “sí yo tuve bulimia” para ver como se le transformaba la cara a esta mujer cuando me hablaba de ese tema, que era algo que yo no conocía por ejemplo, por suerte yo nunca tuve bulimia,

En el tema del maltrato, ahí no entreviste a ninguna mujer maltratada, pero si recurrí a una cosa más personal del miedo, que uno puede tenerle a un hombre, que esta con uno por su agresividad, en este sentido yo recurrí a mis propios miedos, pero amplificados a alguien que te golpea. En eso consistió el trabajo , entrevistando gente, hable con una psicóloga mucho sobre distintos aspectos, hubo gente que estuvo dispuesta a contarme, y también traté de ir a mirar a distintos lugares, a ver chicas que pertenecieran un poco a la clase social del que venía Daniela. Creo que yo y Daniela venimos de lugares muy distintos, yo hoy día tengo una condición súper cómoda, trabajo en televisión, tengo mi sueldo y todo, pero no nací en cuna de oro, digamos que no llevé la vida que ella sí ha llevado, y sí fui a visitar a chicas de oficinas de amigos, que nunca se enteraron, pero sí fue un trabajo bastante largo,

Blanca Lewin

Estábamos hablando en Cinencuentro sobre la película, y llegamos a la conclusión de que no es tanto una película erótica, sino una película muy romántica, que es una película sobre una pareja muy conversadora. Hay algo de Antes del amanecer de Linklater. Entonces ¿Cómo ha sido la repercusión de la película en Chile? Chile proyecta la imagen de una sociedad conservadora en algunos aspectos.

Sí, pero finalmente no es tanto así, tenemos una presidenta mujer (risas) Eso no se si es muy conservador, pero claro hay ciertos sectores de la sociedad, que se han encargado como de enfrentar este conservadurismo y de hecho, nosotros hemos también teníamos mucho miedo que la prensa en Chile que es muy sensacionalista y todo, sin embargo no fue para nada como nosotros pensábamos y la gente se atrevió a ver la película, y darse cuenta que era una película que trataba sobre otras cosas, que era una pareja que se conocía a través del sexo pero ahí era donde partía la película, de ahí para adelante. A veces uno subestima al publico, y la gente no es tonta, o sea la gente rápidamente se dio cuenta que era una película romántica, de amor y gustó mucho, y gusta hasta el día de hoy, ahora de repente en mi blog la gente me escribe, y arrienda la película, que la acaban de ver, y es una película que ha identificado a mucha gente digamos, la gente se siente muy identificada, aunque te haya pasado o no lo que pasa en la película, en alguna frase, en algún dialogo, en alguna conversación, a todo el mundo le ha pasado algo que está presente en la película, en este sentido fue súper bonito, hay gente que se ha emocionado mucho, que ha tomado decisiones importantes en su vida después de la película, y esto es obviamente es súper halagador, porque para eso uno trabaja, para cambiarle la vida aunque sea en algo a la gente.

Creo que la reflexión de la película es hasta que punto nos podemos involucrar con un desconocido, con alguien que conocemos por primera vez. Te formulo esta pregunta, ¿para ti hasta que punto es esto?

Yo creo que con una persona con la que uno tiene la posibilidad de crear un vínculo real a lo largo del tiempo, a veces es mucho más difícil lograr un vinculo profundo, porque uno tiene mucho más barreras, mientras cuando uno se encuentra con alguien que no va a ver nunca más, esa relación, sobretodo si hay onda, tiene una intensidad que no tienen las relaciones que se desarrollan en el tiempo. Es decir, por ejemplo nosotros los actores trabajamos en puros trabajos temporales, y de repente nos toca trabajar con un otro actor, que después nunca nos toca trabajar con ellos, y a veces uno entabla relaciones de amistad, muy profundas con amigas, actrices, actores, y uno conversa y es capaz de contarle toda la vida así como increíble y después no lo vez más, pero esa persona se quedo con algo tuyo y eso es muy bonito, es muy bonita estas relaciones que son breves pero muy intensas, como que la gente esta ahí por algo, yo creo lo que estos personajes buscan en el fondo es que el otro no lo olvide y por eso se va revelando a través de la película. Si bien al principio se mienten todo el tiempo, luego se desnudan desde adentro para retener algo del otro.

Hablando de actrices, ¿cuáles son las que más te emocionan, te inspiran?, durante tu carrera o en esta película en particular.

Para mi hay un montón de actrices que admiro muchísimo que admiro y me inspiran, y me encantan lo que hacen, pero como que no las tomo como referencia para un trabajo personal, porque creo que el proceso de la búsqueda es un asunto más personal. Yo creo que tratar de copiarle a alguien no me saldría bien, pero si obviamente hay actrices que admiro muchísimo en general, me encanta Isabelle Huppert, en Chile Amparo Noriega que es una tremenda actriz. Montón de gente que admiro y que obviamente son referentes para mi importantes, pero también en las cosas que hacen ellos, y es como que busco mi propio camino y trato de aprender también de ellas, pero en lo particular para esta película no sé si me habré fijado en ello, me fijo más en gente real que creo que es el trabajo de uno.

También te estábamos asociando con Julie Delpy…

¿En serio? ¡Qué tal halago! Un gran piropo.

 
Entrevista con Blanca Lewin

  1. Desnudarse desde adentro
  2. El chileno no es honesto consigo mismo

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back