Entrevista a Verónica Oliart

El 25 de enero pasado nos fuimos al café y panadería “La espiga”, un lugar con cierta tradición en Barranco donde no es raro encontrar a gente relacionada al cine, por sus mesas podemos encontrar a Gianfranco Annichini, Jorge Vignati o a la gente de El Cinematógrafo, hasta ahí fuimos para entrevistar a Verónica Oliart, productora que ha recorrido los campos del cine, el teatro y la televisión y que ahora enfrenta el proyecto de su vida, la película que junto a Ronnie Temoche -su pareja- impulsó y que está en estos mismos momentos está rodándose: El inca, la boba y el hijo del ladrón. Verónica ocurrente y jocosa como siempre nos contó los entretelones del proyecto y dejó en claro que el equipo que está trabajando la película espera “romperla” con todo. Valga además la entrevista para poner en realce la figura de los productores que a veces quedan de lado frente al rol predominante de los directores, pero sin cuyo concurso, no hay película que se pueda hacer.

Es una película que, honestamente, va a dar que hablar.

 
Comencemos por lo más reciente, los fondos de coproducción de Ibermedia para El inca, la boba y el hijo del ladrón.
Si, para nosotros Ibermedia ha sido como una prueba divina, una prueba de paciencia, porque lo hemos esperado casi un año. Nosotros aplicamos a desarrollo el 2005 y ganamos pero el Perú no mandó representante, entonces perdimos, luego en la primera ronda el 2006, nos pusieron en reserva, entonces íbamos a ir en noviembre a la segunda ronda pero el bloqueo norteamericano a Cuba nos afectó, que es algo pues así, locazo, tuvimos que esperar después de siete meses de angustia, porque a pesar de haber algo oficial uno nunca sabe… y bueno, al final felices porque hemos ganado Conacine y luego Ibermedia.

¿Y con esos fondos ya tienen financiada la película?
El rodaje si pero faltan los laboratorios, cuando termine el rodaje me iré a vivir bajo un puente (risas), bueno en serio me falta conseguir la plata para la posproducción, nos quedamos en el transfer y revelado.

¿Cuándo comenzaron con la gestión de este proyecto?
Para comenzar, escribimos este proyecto para el Conacine, Ronnie se puso a escribir durante varios meses y lo hizo pensando en el tipo de concurso que es el Conacine, luego nos pusimos a esperar… Y bueno salió. Cuando nos avisaron no lo podíamos creer, y lo único que hicimos durante una semana era mirarnos y felicitarnos.

Cuéntanos un poco de la trayectoria de Ronnie Temoche.
El ha pertenecido a la primera asociación de cineastas, quienes sacaron las primeras leyes de apoyo al cine, ha compartido con muchos el combate fuerte por la ley de cine. Comenzó como iluminador con Chicho Durant, me parece que en Malabrigo, también en La fuga del Chacal y para varias películas de Inca Cine. Después se fue a La Habana a seguir unos cursos técnicos que dictaba el ICAIC y también hizo un par de talleres de la escuela de Cine. Posteriormente llevó un taller de escritura de guión en Quito con Jean-Claude Carrière y el primer guión que escribió fue Todos somos estrellas para Felipe Degregori.

¿Este es su primer largo?
Así es.

Hablemos un poco del rodaje.
Iniciamos el 21 de febrero, son ocho semanas de rodaje, seis en Lima y dos en Piura, tenemos un elenco de tres protagonistas, 7 secundarios, 15 menos secundarios, 35 menos secundarios aún, digamos un número de 70 personas y son 75 locaciones…

Si son 75 locaciones, recorremos toda Lima, hasta ahora producción ha mandado permisos a 14 distritos, es una producción grande, felizmente hasta ahora todo está saliendo bien, gracias entre otros al INC y a la municipalidad de Lima que, la verdad, han colaborado bastante.

Y en Piura en que distritos van a rodar.
En Piura vamos a rodar en el desierto, de Paita, Sechura, y en un pueblito que se llama Amotape. Básicamente hemos escogido Piura por su desierto.

Cuéntanos de qué va la historia.
Es la historia de un cachascanista que es el “Inca”, es el final de su negocio, es un hombre de 55 años que está al final de su carrera de luchador y busca algo que hacer pues no sabe hacer otra cosa más que luchar cachascán. Por otro lado está una mesera de restaurant de carretera que es “La boba”, que busca el amor entre los pasajeros y camioneros que se detienen a comer ahí por escasos momentos y está buscando a su príncipe azul entre esos comensales. Y por último está el sepulturero del pueblo que es “El hijo del ladrón” que está estigmatizado por que su papá fue un ladrón que de alguna manera afecto a toda la comunidad, entonces lo juzgan, de tal palo tal astilla, papá ladrón, hijo ladrón. Todos ellos para poder cumplir sus objetivos tienen que salir del pueblo y llegar a la ciudad, a Lima, las historias se cruzan en el camino y tienen un desenlace común.

¿Sabes de dónde viene la historia?
Me imagino que viene de cosas de la mente de Ronnie, lo de los cachascanistas yo sé que toda su infancia él pasaba rumbo al colegio al lado de la carpa de cachascanistas del Callao.

¿Y los protagonistas?
Todos son nuevos, son debutantes, desde el cachascanista que es un señor de 55 años, el hijo del ladrón para lo cual hemos hecho un cásting de como 300 muchachos, hemos escogido a 5 y con esos 5 estamos haciendo un taller para quedarnos con el protagonista. Y la boba es también una actriz debutante, será una sorpresa.

¿Y el taller con los 5 chicos quien lo está llevando a cabo?
Lo dicta Rebeca Ráez, el personaje del Inca también está recibiendo clases de cachascán, y está recibiendo clases de actuación con Rebeca, entre los actores secundarios tenemos a Alfonso Santisteban, Christian Ysla, Mario Velásquez, estamos esperando que llegue Fernando Zevallos, Ana Cecilia Natteri, Carlos Victoria, Gabriela Velásquez, Basilio Soraluz, Evelyn Azabache que es una niña de 15 años, y muchísimos más.

¿El equipo técnico?
En el equipo técnico están, como directora de fotografía, Micaela Cajahuaringa, el sonidista y además socio nuestro, es Guillermo Palacios, el director de arte es Guillermo Isa, la edición estará a cargo de Gianfranco Annichini, el vestuario lo está trabajando Nene Herrera, la asistencia de dirección la está haciendo Felipe Degregori, por una promesa que le hizo a Ronnie en 1993 cuando hacía Todos somos estrellas y Ronnie era asistente de dirección. Felipe le dijo que cuando dirigiera su película él sería asistente de dirección

Un hombre de palabra Felipe.
Si, después de 13 años está cumpliendo su palabra, quiero añadir además que la película es una coproducción con Bolivia, con la productora de Marco Loayza, Iconoscopio, que presentó hace unos años acá El corazón de Jesús, él es un conocido de Ronnie de hace años, del taller que te comenté con Carrière en Ecuador, y uno de los actores de la película justamente es Augustin Mendieta, que hacía de Jesús en la película de Marcos.

Están súper ajetreados me imagino.
¡Uy!, son días horribles, quiero que empiece ya el rodaje y sentirme tranquila.

Haciendo un paréntesis, ¿esta es tu primera producción?
Desde el comienzo hasta el final sí. Y de hecho es la primera producción propia. Pero he trabajado en diferentes etapas de varias producciones, con Fabricio estuve en desarrollo para Paloma de papel, con Chicho en la producción de Doble juego, con Lisset Barsellos en el rodaje de su película en Lima, con Manuel Poirier en la película Te quiero y varias otras cosas más no solo de cine sino también de teatro y a veces de TV.

¿Desde cuando arrancaron la preproducción?
Nosotros arrancamos lentamente la pre, desde el 2005 estuvimos haciendo el cásting, una chamba tranquila, suave, que al final se ha traducido en 12 horas de cásting grabado, miles de fotos de locaciones, ha sido un trabajo minucioso. En la recta final le agradezco a Bárbara Acosta que se encargó del casting del hijo del ladrón. Hemos hecho una búsqueda intensa para los tres personajes, así como de locaciones.

Un grupo de trabajo grande…
El equipo es gigantesco, las locaciones son muchas, la cantidad de actores, ni hablar. Estamos muy entusiasmados. Es una película que, honestamente, va a dar que hablar, espero para bien. Está llena de detalles, no hay escenas descuidada. En resumen: más de 70 actores, 75 locaciones, más de 500 extras, hartos carros, muchos animales, y sobre todo muchas sorpresas.

Me decías que es un equipo de trabajo fogueado el de la película.
Si, todos son profesionales muy experimentados. Exagerando diría que es un rodaje de veteranos, yo soy la más chibola (risas). No, todos son profesionales de larga data, muchos de nosotros hemos coincidido en varios rodajes y tenemos vínculos de amistad muy profundos.

Sabía que estaban construyendo escenarios.
Si, estamos construyendo en distintas locaciones, en Piura estamos construyendo cosas y acá en Lima también.

¿Qué locaciones veremos?
Montones, nos movilizamos por toda la ciudad: como los tres personajes viajan, cada uno tiene una entrada a Lima por diferentes lados, y como no es un retrato de la realidad, estamos inventándonos nuestra propia ciudad. Estoy convencida que este proyecto va a quedar a la altura de las expectativas de los colegas y el público.

¿Dirías que la película tendrá un género en particular?
La verdad que es difícil decirlo, como son tres historias, cada historia tiene su generito particular. Eso si, si de algo estamos convencidos es que nadie se va a aburrir porque pasan cientos de cosas. Es una película de guión y muy visual. Ronnie tiene clarísimo lo que quiere, y para cada una de las 147 escenas ha pensado en algo preciso y particular que decir. En muchos casos estamos trabajando con storyboards, sino no se puede.

Todo esta detallado.
En su gran mayoría. Como les repito nadie se va a aburrir y la película va a estar llena de sorpresas.

Gracias Verónica.
Gracias a ustedes.

Entrevista: Héctor Gálvez
Fotos y transcripción: Luis Ramos
Edición: Luis Ramos y Laslo Rojas
Lima, 25 de enero de 2007

9 comentarios

  1. MONICA PFEIFFER
    26 de Febrero de 2007 at 16:42 — Responder

    Le deseo la mejor de las suertes a Ronnie y a todo su equipo. Sé que su película será un éxito. Lo merece!

  2. […] Encontramos a la productora de la película, Verónica Oliart. Nos presenta a Ronnie Temoche quien con un sombrero blanco lidia con el sol y con los inconvenientes del rodaje. Es su primera experiencia en la filmación de un largo. Llegamos justo en el momento en que “El inca” –Carlos Cubas- ataviado con una capa roja y con botas de cachascanista empuja un desvencijado auto conducido por unos niños que no dejan de gritar. Alrededor observamos una especie de asentamiento humano, viejas esteras que se levantan sobre el polvo del terreno. Un endeble corral rodeado de botellas vacías. No hay sombra por ningún lado, ni un árbol. Se diría que esas casuchas han sido erigidas por infortunados dueños hace años. No es así. Guillermo Isa, el director de arte nos cuenta que todo ha sido levantado hace menos de un mes. Cada silla con el forro reventado, cada viejo mueble de cocina, cada ladrillo mal encajado, cada estampa que cuelga en la pared han sido colocados ahí formando un abigarrado conjunto. Notable. […]

  3. roberto rengifo arias
    7 de Marzo de 2007 at 20:08 — Responder

    muchisima suerta veronica si en algo pueda contribuir en esta nueva aventura como tecnico gripper cuenta con el shaccal tu amigo de siempre….saludos para Rony.

  4. Cecilia Herrera "Chatin"
    14 de Marzo de 2007 at 12:07 — Responder

    Mucha suerte Vero y Todo el equipo !!!! se merecen el exito ,de verdad mis mejores deseos en esta gran aventura…

  5. 11 de Abril de 2007 at 12:34 — Responder

    Hola un gusto poder encontrar a alguien de la familia, lo mejor de todo que haga arte cinematografico me gusto mucho la entrevista y espero que algun dia puede conocer a la señorita Veronica Oliart, bye.

  6. BRIGITE QUESADA
    25 de Diciembre de 2007 at 18:59 — Responder

    BUENO VERO NO ES SOLO UNA EXELENTE PRODUCTORA SI NO QUE TAMBIEN UNA BELLA PERSONA LE DESEO LO MEJOR POR QUE SE LO MERECE DEBRIGITE (SOFIITA)

  7. esther
    11 de Septiembre de 2009 at 20:35 — Responder

    bueno señora veronica le deseo lo mejor a Ud, y a su esposo
    en el estreno de su pelicula el inca la Boba y el Hijo del
    ladron , evelyn A. y toda la familia le deseamos lo mejor
    por ser como es excelente persona.

  8. […] hijo del ladrón, el esperado proyecto de largometraje dirigido por Ronnie Temoche y producido por Verónica Oliart, acaba de ganar un importante premio de fomento a la post producción de The Global Film Initiative […]

  9. […] grande. La productora de la película -y esposa de Ronnie- Verónica Oliart, lo describe así en una entrevista que le hiciera Héctor Gálvez en el 2007: El ha pertenecido a la primera asociación de cineastas, […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back