Entrevista con Palito Ortega

3. Yo creo que este fenómeno social de casi 10 o 15 años merece muchas películas

 
Palito Ortega¿Cuál es tu visión como ayacuchano en cuanto a la ley de cine, Conacine; en general, con todo lo que esta pasando?
En principio, sabemos que esa Ley no está caminando bien, se están omitiendo muchísimas cosas, como el desembolsar la parte económica; además, entiendo que así esta Ley tuviera su efectividad en desembolsar el total del presupuesto, estaría encaminada mal. Entonces, habría que buscar fórmulas pensando también en la gente de provincia para que esta Ley funcione bien, para que sea una Ley para la mayoría y no solamente para los de Lima, porque se ha hecho pensando en la gente de Lima. Y yo soy de la idea de que es hora que se lleve a cabo el Tercer Congreso de Cine, es urgente. Esta adhesión a la carta es significativa, hay una presencia de jóvenes, de personas que están en el medio. Entendemos que hay una gran movida no solo en Lima, sino a nivel nacional y se debe aprovechar esa coyuntura para encaminar el destino del cine peruano.

¿Y han podido, alguna vez, reunirse o conversar aquí en Lima con los otros realizadores de provincia? ¿Tienes cercanía, más allá de haber visto sus películas, con otros directores?
Fíjate que yo intenté juntarme con todos ellos, quise formar una asociación de cineastas peruanos el ACINE-Peru, reglamenté algunas normas, estatutos, los envié para que evalúen la posibilidad de que nos juntemos para tener una presencia notoria en la ciudad de Lima, en el Conacine, en los diversos espacios; y entiendo, sospecho, no quiero creer que existe una apatía, que alguien quiera irse por su lado, pienso que eso está mal, así que vamos a ver que pasa más adelante, a raíz de la convocatoria de las regiones si esto se une más. Lo ideal es que nos juntemos así como están unidos los de Lima y luchen por una causa común; de hecho, eso sería significativo porque uno solo qué hace.

¿Cuál es tu metodología de trabajo?
Lo que pasa es que a mi me pica algo, yo no puedo estar sentado esperando o pasearme con mi guión o mi proyecto y buscar financiamiento, me canso; de repente mi equipo podría hacer eso, yo no. Soy tan inquieto que apenas termino un guión, hago otro; y mientras yo trabajo en un guión encargo a mi gente que ya vaya trabajando la producción, pre-producción y cuando las cosas ya están avanzadas pues nos vamos a campo a grabar. Esto pasó con “El pecado”. “El pecado” fue hecha en 7 meses constantes, continuos; de hecho eso no significa que el trabajo en 7 meses es malo lo que pasa es que nos metimos de lleno para lograr el trabajo, yo creo que esa es la forma de trabajar.

Teniendo la película hacemos las etapas de exhibición, tratamos que la película se vea en todas partes del Perú. Y lo que intentamos es recuperar la inversión, además ganar algo, por que de qué vivimos. Con el dinero recuperado, con ganancias más algunos canjes que el equipo de producción logra y la venta de publicidad de una película, empezamos a desarrollar el siguiente proyecto. Esa es la metodología de mi trabajo.

El rodaje siempre depende de cada producción. En la última que has hecho, El pecado, ¿cuánto tiempo de rodaje te ha tomado?
Hemos estado 5 semanas. Hicimos un descanso de 2 semanas, retomamos una, luego dejamos una semana más, luego lo retomamos alrededor de 3 o 4 días. O sea, un total de casi 2 meses de rodaje.

Pero me imagino que en las primeras películas no era así
Bueno, yo empecé de una manera bastante artesanal. Yo era el camarógrafo, sonidista, guionista, editor, director de música; o sea, era el hombre orquesta. Pero claro, esto lo hice con entusiasmo, por una necesidad. Yo había llevado de Lima a Ayacucho un proyectito y me encontré con gente que no tenía conocimiento frente a esto. De hecho, que si había mucho interés por la actuación, todo el mundo quería ser actor, pero no encontré ni un solo técnico; entonces, tenía que hacerlo yo. Me ponía acá el auricular, tenía el boom y estaba con la caña, yo mismo chequeaba y filmaba; y pues así fue la experiencia. El primer trabajo que yo hice con mucho sacrificio, con bastante esfuerzo y creo que esto me ha permitido abrir los horizontes de mi trabajo. Así que el siguiente proyecto lo hice de otra manera, cubrimos algunas áreas con otra gente, el tercer proyecto creció, el cuarto proyecto creció y bueno, en fin ahora sólo escribo y dirijo.

El rincón de los inocentesY me imagino que el proyecto que más trabajo te ha tomado, en cuestión de producción, ha sido El rincón de los inocentes, la más costosa
Sí, de hecho fue un proyecto que fue concebido con el propósito de subirlo a 35mm porque fue hecha en digital; entonces, para mantener las cuestiones técnicas dentro de los estándares permisibles para hacer la transferencia tenemos que trabajar con un buen director de fotografía, un buen camarógrafo, buenos sonidistas, buenos editores de áreas, de hecho un gran equipo de producción. Hemos intentado llegar a los mejores sectores del cine peruano, y se ha hecho el trabajo. Lamentablemente, la película está esperando que le caiga una suerte y que nos financien o ver la manera cómo la financiamos y subirla a 35mm para poder exhibirla. La necesidad de esta película es que se exhiba en la mayor cantidad de salas, no solamente en dos o tres salas de exhibición digital, esa no es la idea.

La consigna en esa película es celuloide
35 o nada. Si, lamentablemente no quiero llegar a la terquedad pero yo sospecho que en algún momento si no se logra la transferencia habrá que sacarla porque la idea es que la película se vea, no la he hecho para llenarme los bolsillos de plata, sino quiero que se vea. Entonces, en el afán que tengo de que la vea todo el mundo quiero hacer la transferencia, pero si no tenemos la posibilidad, bueno, habrá aunque sea que piratearla para que la gente la vea porque la esencia de esta película tiene un mensaje bastante fuerte dentro de los testimonios que yo pretendo dar a través de esta película. Cuestionamos a la Comisión de la Verdad y hablamos de alguien de la iglesia que se portó mal en Ayacucho, la actitud militar que fue salvaje, la actitud senderista que fue el inicio de esta guerra. Es una película que en su momento seguramente se va a convertir en una película importante; además, histórica. Yo voy a someter a esta película como documento histórico porque dice la verdad.

¿Sientes que tus próximos proyectos van a estar centrado siempre en el tema de la violencia política, en las cuestiones sociales? ¿Cómo ves tu cine, tus proyectos de aquí en adelante?
No sé si lamentable o para bien, pero justamente los proyectos que tengo ahora están dentro del contexto de esa polémica, aunque uno de ellos trata de alejarse, pero la historia se desarrolla dentro de ese espacio. Alguien por ahí me dijo, él es especialista en películas de terrorismo. Yo creo que este fenómeno social de casi 10 o 15 años merece muchas películas, ¿no? Mi afán va a ser seguir mostrando la miles de historias que existen a raíz de las desapariciones, de las violaciones; en fin, de todo lo que significó esta violencia, y me quedan películas para rato sobre este tema.

Palito Ortega¿Y este nuevo proyecto que tienes es en Huamanga también?
No, el proyecto… a veces tengo temor de dar nombres por la piratería que existe. En algún momento me pasó algo curioso, yo lancé una campaña de publicidad antes de tener la película. Tengo un hermano que acabó su carrera de publicidad acá en Lima, se fue conmigo a trabajar a Ayacucho y rodamos la película Jarjacha, y antes de empezar con el trabajo de rodaje él inicio la campaña, e hizo una gran movida, había una expectativa tremenda, error mío. Entonces esta coyuntura aprovechó una persona e hizo otra película sobre Jarjachas y se adelantó con los estrenos y me dejó tirado, no?. Entonces, tengo un temor, pero el temor no es nada comparado con mi seguridad y con lo que yo quiero hacer. Tengo el proyecto “La guerra del amor”, que va a ser grabada en Cangallo, es una historia de amor entre dos personas totalmente opuestas en ideales pero que se desarrolla dentro de este contexto del conflicto armado, y el otro proyecto que se llama “Toque de queda”, que básicamente es el testimonio de una familia que ha tenido la mala suerte de vivir en Ayacucho y poco a poco han matado a su mamá y luego desaparecido a su papá y pasan una serie de situaciones… aunque a veces los temas parecen lo mismo, son historias distintas, ¿no?. La historia es distinta porque… le pasó tal cosa a Pedro, otra cosa a Jesús, parecidas, pero son historias distintas. Te decía que hay muchas cosas que contar en relación a este gran tema que es la violencia política.

Suerte Palito, y gracias
No, a ustedes

Entrevista con Palito Ortega

  1. Mis trabajos están asociados directamente a la identidad
  2. Cine de provincia: Un acercamiento directo de lo que significa la cultura de estos lugares
  3. Yo creo que este fenómeno social de casi 10 o 15 años merece muchas películas

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back