Clint Eastwood

Uno de los motivos recurrentes en la filmografía de Clint Eastwood como director es el heroísmo: cómo se construye y cómo este es percibido, tanto por quien encarna ese ideal …

Entretenida película de Clint Eastwood, basada en un hecho real y, al mismo tiempo, ilustración de uno de los tópicos más recurrentes del cine clásico hollywoodense, el del hombre común …

Intensa por momentos, impecablemente actuada y en general satisfactoria, Sully se trata de un drama tenso, una de esas pocas películas “basadas en una historia real” que no se siente …

La última película de Clint Eastwood tiene para convertirse en la crónica de un “milagro” presa del canibalismo mediático. Lo acontecido en el 2009 en New York fue de hecho …

Sí, seguro estás pensando que es muy pronto para estar evaluando qué películas serán las protagonistas de la próxima temporada de premios, pero tampoco se puede negar que hay mucha …

Tras varias listas hechas a fin de año con lo mejor de 2015, es momento de revisar lo que viene en este año. Entre el centenar de estrenos previstos para …

Luego del éxito que significó American Sniper en la taquilla mundial, Clint Eastwood ahora tiene como objetivo hacer el biopic de otro reconocido héroe reciente de los Estados Unidos. Esta …

The Hollywood Reporter conversó con el mítico Michael Cimino, director ganador del Oscar en 1978 por The Deer Hunter . Esta es la primera entrevista que el realizador neoyorquino otorga luego de 13 años.

Las escenas de guerra están filmadas de manera clara, sin abusar de la cámara en mano y manejando la tensión de manera efectiva.
Lamentablemente, y a pesar de todas las cualidades técnicas que pueda tener la dirección de Clint Eastwood, nunca logré identificarme con Chris Kyle como para que sienta miedo por él durante las escenas de batalla. Si uno no se puede identificar con el protagonista, entonces las escenas de conflicto carecen de suspenso porque a uno no le importa si el personaje vive o muere.

Como casi todos los grandes antihéroes de la obra de Clint Eastwood, el de American Sniper termina honrando a su nación enfrentando a sus enemigos oficiales, al costo de destruirse a sí mismo, a liberar a la mala sus demonios internos, a desintegrar su felicidad familiar.

Hay una profunda desazón al descubrir lo terrible, patético, inhumano que termina siendo el trauma de la posguerra y cómo transforma a Chris Kyle.

J. Edgar - poster

Esta cinta biográfica sobre John Edgar Hoover, el legendario jefe del FBI estadounidense, dirigida por Clint Eastwood, logra superar con éxito el reto de llevar a la pantalla grande la vida de este complejo y controversial personaje histórico; sobre el cual es muy fácil caer en simplificaciones o visiones demasiado sesgadas.

No obstante, su enfoque intimista limita grandemente el impacto de la película, en la mayoría de sus aspectos, salvo el cinematográfico, donde la experiencia del realizador impone una coherencia estilística que termina constituyéndose como su mayor logro, junto a la gran caracterización de Di Caprio.

La dirección artística y la fotografía han recreado un contexto dominado por los tonos grises y azules, con cierta preminencia de escenas en penumbra.

Junto a un guionista de la talla de Peter Morgan (The Queen, El último rey de Escocia, Frost/Nixon), Clint Eastwood ha trazado en Más allá de la vida historias que giran en torno a la muerte como eje, componiendo una honda reflexión sobre algo que nos puede alcanzar en cualquier momento, no importa la edad, no importa el status, no importa el lugar, aunque sea en la vejez cuando más presente se haga en el pensamiento.

Clint no es dado a temáticas sobrenaturales, sino más bien a tocar la realidad por muy dura y cortante que sea. ¿Pero es real lo que abordan Eastwood y Morgan en esta producción? Es real la incomprensión de la ausencia del ser, la percepción del mundo como lo entendemos, y el repentino misterio del no ser.

Para meditar y explorar sobre algo tan difícil y misterioso, nuestra humanidad por nuestra mortalidad, la película se mueve entre tres historias personales, cada una en una parte del mundo.

Más allá de la vida (Hereafter) es una película correcta, pero sentimos que Clint Eastwood no se mueve a sus anchas en el mundo sobrenatural, de habilidades extrasensoriales y experiencias en el límite de la existencia.

Tres personajes lejanos entre sí acabarán reuniéndose: George Lonegan, ex reconocido psíquico que intenta ganarse la vida de otra manera, abrumado por los pesares de sus atribulados clientes; Marie LeLay, reconocida periodista francesa que sobrevive al cataclismo del Océano Índico de diciembre de 2004 y afecta su labor; y Marcus, un niño de doce años que se obsesiona con la muerte de su hermano gemelo y no cuenta con su alcohólica madre para procesar el dolor.

El problema empieza en el guión del prestigioso Peter Morgan (La reina, El último rey de Escocia, La otra reina, Frost/Nixon), un autor que domina los entresijos y las tensiones del poder, pero que esta vez nunca logra el tono preciso entre las situaciones melodramáticas y los atisbos paranormales.

“Me gustan los héroes de hoy, con sus debilidades, su falta de rectitud moral y su toque de cinismo. En los tiempos del código Hays no podías disparar hasta que no te disparaba otro. Pero si alguien intenta matar a mi personaje, le pego un tiro por la espalda.”

Clint Eastwood

Invictus

No es que se me caiga la baba cuando hablo de Clint Eastwood, es que se me cae la baba. Esta vez el icono elegido para llevar a la gran pantalla es nada menos que el Amazing, como el mismo Eastwood repite sin parar, Nelson Mandela. Poco se ha llevado al cine a este animal político con alma herida. En 2007 el danés Bille August estrenó Adiós Bafana basada en las memorias del carcelero, durante veinte años, de Mandela, con Dennis Haysbert como un Mandela convincente frente a un Joseph Fiennes desvaído e inexpresivo.

Esta vez el icono elegido para llevar a la gran pantalla es nada menos que el Amazing, como el mismo Eastwood repite sin parar, Nelson Mandela. Poco se ha llevado al cine a este animal político con alma herida. En 2007 el danés Bille August estrenó Adiós Bafana basada en las memorias del carcelero, durante veinte años, de Mandela, con Dennis Haysbert como un Mandela convincente frente a un Joseph Fiennes desvaído e inexpresivo.

Back