Sigue leyendo...

“Cementerio General”: la tensión anda de anónimo

Cementerio General, opera prima de Dorian Fernández-Moris, intenta beber tanto del género de terror como de la técnica fílmica conocida como found footage. La historia de un grupo de escolares jugando con los espíritus en medio del crepúsculo y las lápidas, es documentada por la grabadora de uno de estos personajes. El filme si bien busca la necesidad de crear veracidad, comete infracciones tanto en su montaje como en su misma historia.

El found footage desatado durante las escenas en el cementerio, es transgredido intercaladamente por una segunda mirada, una grabación que observa por encima de los personajes y no con los personajes. Cementerio general falta a su misma trama, aquella que minutos atrás indicaba, según uno de sus personajes, que lo se vería a continuación eran hechos capturados por una cámara casera.