Rosario Dawson

Basada en un episodio real en Ohio en el año 2001, Imparable, de Tony Scott, ocurre entre los estados de Pennsilvania y Dakota del Norte, un trayecto básicamente rural y de cambiante demografía.

Los primeros minutos crean un ambiente de camaradería, en un tono distendido y jovial que, sin embargo, no oculta tensiones generacionales y desencuentros laborales entre recortes de personal y privilegios excepcionales, en una empresa de ferrocarriles cuyas millonarias dimensiones se notarán más tarde.

De pronto, surge el error humano con una de las máquinas y empieza a escaparse sin conductor el tren convertido en bomba andante por su peligrosa carga de insumos químicos. Ahí empieza el ritmo trepidante que Scott domina tan bien.

Testigo oculto es un thriller discreto que no escapa de la fórmula ni de los altibajos, pero el oficio de John Madden –director de Mrs Brown, Proof, la oscarizada Shakespeare apasionado– permite explorar el universo de víctimas y victimarios de turno mientras el nudo argumental se desenrolla.

La cinta se basa en la novela Killshot del veterano Elmore Leonard, un referente de historias policiacas en Hollywood por sus numerosas y habitualmente satisfactorias adaptaciones (The Moonshine War, Jackie Brown, Get Shorty, Be Cool, Touch).

La historia gira en torno de Blackbird, un curtido asesino de la mafia, ya instalado en el semiretiro y convertido en vieja gloria del hampa, que vuelve a la actividad con ánimo autodestructivo y empleo unilateral de sus códigos personales en la ejecución de los encargos.

Death Proof Dir. Quentin Tarantino | 114 min. | EEUU Intérpretes: Kurt Russell (Stuntman Mike), Rosario Dawson (Abernathy), Vanessa Ferlito (Arlene), Sydney Poitier (Jungle Julia), Tracie Thoms (Kim), Rose McGowan …

El equipo de En busca de la felicidad se vuelve a unir en otra fábula bien intencionada. El director Gabriele Muccino y el actor Will Smith nos presentan en esta …

Back