Lo que el viento se llevó (1939)

Gone with the Wind

Gone with the Wind

Hay películas que en algún momento han demostrado que el cine es ante todo un espectáculo, que llena los ojos y las emociones de quien lo contempla, mas allá de alardes de estilo y novedades estéticas (del todo válidas por supuesto) los espectadores son ganados por al historia y sus personajes, por la manera de transportarlos a la pantalla y darles vida. Desde The Birth of a Nation pasando por The Ten Commandments, Star Wars hasta The Lord of The Rings se nos han presentado las mayores expresiones de este sentido del cine: las epopeyas, visiones colosales, más grandes que la vida misma como suele decirse. Gone with the Wind es quizá la quintaesencia de esto, la novela y la historia hechas película.

Basada en la novela homónima de Margaret Mitchell fue llevada a la pantalla gracias a la terca ambición del productor David O. Selznick quien entre tantas decisiones cambios y recambios que efectuó están el de haber hecho pasear a varias estrellas y directores para la realización, finalmente delegó la ejecución a Victor Fleming (un buen director que realizo el mismo año otro clásico The Wizard of Oz) aun cuando ya habían completado varias secuencias como la celebre del incendio de Atlanta.

El resultado fue acaso una de las mas mágicas y envolventes historias pasionales que se hayan visto. La indómita Scarlett O’hara (la inglesa Vivien Leigh) es la protagonista de esta extraordinaria odisea desde su vida de ensueño en la Georgia tradicionalista y esclavista, pasando por la Guerra de Secesión, hasta la reconstrucción de vidas y sueños destrozados. Alrededor de ella giran una serie de personajes no menos memorables: el descarado pero sentimental Rhett Butler (Clark Gable en su mejor momento), la dulce Melanie (Olivia de Havilland), el honorable Ashley (Leslie Howard) y por supuesto la entrañable May (Hattie McDaniel) arquetipo de la mujer negra en ese entonces.

Película descomunal y apasionante fue lanzada por todo lo alto como la cumbre del cine de prestigio, pero ahora impresiona más por ser el paradigma de una forma de hacer cine que le dio a Hollywood el sitial que a ocupado desde entonces, por ser la película que cerró con brillo aquella década imaginativa y de despegue del cine clásico, por ser en fin una envolvente historia visión de una época con unos personajes que sienten y nos hacen sentir sus alegrías y melancolías a partes iguales, por todo aquello que se fue con el viento.

Jorge Esponda

Artículo anterior
De-Lovely (2004)
Artículo siguiente
Exterminio (2002)

27 comentarios

  1. Avatar
    10 de abril de 2005 at 17:53 — Responder

    Y también por contribuir a la lista de los besos más deseados de cualquier mujer que haya visto esa película.

  2. Avatar
    17 de abril de 2005 at 10:33 — Responder

    Tanto como los de los films de Truffaut!! una joya

  3. 19 de diciembre de 2005 at 0:47 — Responder

    […] Correspondió a la locura de Ernest Schoedsack (EE. UU. 1893 – 1979) y Merian Cooper (EE.UU. 1893 – 1973), dos hombres de milicia internacional dedicados después al cine, plantar el sacudón mas fuerte del cine de su época. Su fantástica idea sólo pudo encontrar acogida bajo las alas del genial productor David O. Selznick, quien entonces se encontraba en plena expansión de su imperio, poco antes de entrar al proyecto que sería Gone with the Wind (Lo que el viento se llevó, 1939). Fue entonces que se creó el mito por el cual son recordados ambos. […]

  4. Avatar
    Jonatan
    28 de junio de 2006 at 19:35 — Responder

    ¡Ésta es toda una epopeya insuperable! un cláscio de todos los tiempos que nunca pasará al olvido y que hasta, para algunos, es la mejor película jamás hecha. ‘Gone With The Wind’ es una megaproducción de casi cuatro horas que nos tiene viviendo en carne propia toda una trama recargada de realismo y romanticismo. Los diálogos son una maravilla, ¡inolvidables!. Scarlett: “Tengo miedo de morirme e irme al infierno”-Reth: “Pero si te ves de maravilla y quién sabe si existe el infierno”-Scarlett: “Sí existe, ya he vivido ahí”. O la frase que ya quedó grabada en la historia del séptimo arte: “Mañana será otro día”. Magnífica película del drama romántico, superior a todos los filmes modernos como “The English Patient” o “Chocolat” y a aquellos clásicos como “Romeo & Juliet” o “Doctor Zhivago” pero creo que sólo “Casablanca” puede remontar a esta espectacular obra cinematográfica.

  5. Avatar
    RICHY AGUACATE
    3 de julio de 2006 at 19:39 — Responder

    Realmente es una película que no tiene igual, desde el libro que es una maravilla, hasta el filme que es totalmente espectacular; el director supo acertar en manejar varias emociones como el suspenso, terror, amor, odio etc., que involucra a todo espectador y lo llenan de un sentimiento nostálgico y a la vez de querer seguir viendo las grandes prohesas de esta hermosa dama(Scarlett) que fue una mujer que no le importo nada con tal de conseguir sus sueños!!! algo digno de ser admirado y mas de una mujer y sobre todo con la ideologia y costumbres de aquella época en el que la mujer era solo un objeto y complemento del hombre

  6. Avatar
    Kari
    21 de octubre de 2006 at 12:50 — Responder

    de verdad, esta es una gran pelicula.Estoy haciendo un trabajo sobre ella y….no se imaginan lo maravillosa que es…

  7. Avatar
    Karinita
    26 de octubre de 2006 at 19:41 — Responder

    es mi película favorita… bah, habría tanto q decir y creo q aún así no transmitiríamos todo lo q nos hace sentir: nos deja sin palabras. solo una obra maestra podría hacerlo. y si les gustó la peli, TIENEN Q LEER EL LIBRO!!! tiene casi mil páginas, pero no querrán q se acabe nunca…

  8. Avatar
    15 de noviembre de 2006 at 19:10 — Responder

    La he visto desde que tengo 14 años y nunca he parado de verla al menos 4 o 5 veces al año , me gusta su guion,su vestuario,sus actores su obertura,me fascina Clarck Gable y Vivien Leigh ,encuentro que al pasar del tiempo sigue siendo lo mejor que ha producido el cine . saludos a todos los fanaticos de esta. 15 11 2006

  9. Avatar
    Sabry
    15 de enero de 2007 at 16:35 — Responder

    Una de las mejores obras, y sí, como dijo Karinita, tienen que leer el libro, porque si les gustó la peli, el libro es mil veces mejor. Super recomendable. Hay pocas historias más atrapantes que esta

  10. Avatar
    emerson
    18 de enero de 2007 at 16:28 — Responder

    bueno la obra esta lindo si me gusto no se si me puedes embiar unas fotos ami correo muchas grasias

  11. Avatar
    CESAR MAZUELOS CARDOZA
    18 de enero de 2007 at 19:13 — Responder

    me gusto

  12. Avatar
    inma
    28 de enero de 2007 at 14:14 — Responder

    Es la mejor película que he visto en mi vida y siempre me emociona verla de nuevo. No entiendo por qué la gente no se hace unas palomitas y se sientan a verla cuán larga es, yo lo hago de vez en cuando y me relaja muchisímo, probazlo, es lo mejor….

  13. Avatar
    inma
    28 de enero de 2007 at 14:17 — Responder

    perdon es probadlo que se me ha ido la cabeza jejeje

  14. Avatar
    jaded
    9 de febrero de 2007 at 10:57 — Responder

    Para mi “lo que el viento se llevo” es la mejor pelicula q he visto y q de todo lo que he leido y he podido apreciar d e las epliculas de hoy esa es la mejor…. desde que era niña la he visto 5 veces y la seguire viendo mientras pueda es un clasico difinitivamente.. hoy en dia es rara la pelicula con un fondo real interesante. ok

  15. Avatar
    CESAR MAZUELOS CARDOZA
    21 de febrero de 2007 at 17:43 — Responder

    ES la pelicula mas hermosa que pueda haber. A pesar de q

  16. Avatar
    mariel
    1 de marzo de 2007 at 12:32 — Responder

    de verdad sin exagerar es la mejor pelicula q e visto en mi vida tengo 23 años y la vi hace poco y aiun estoy en chock…es una tremenda pelicula. digna de recordar.

  17. […] Como en la mejor tradición del género (antes sólo hablada y escrita) estamos ante la historia de la nación norteamericana forjándose el camino hacia el oeste, aventura que se pierde en esos paisajes extendidos casi al infinito donde se remontan los cuentos de este pueblo conquistando y transformándose a la vez. Ford mismo se convirtió fue parte de esa evolución en cierta manera como hijo de emigrantes irlandeses (muchas de sus raíces ancestrales las manifestaría en otras películas suyas). Tras sus pasos pioneros en el periodo mudo pudo ya dominar sus recursos y creatividad cuando el sonido hizo su aparición. De esta etapa de exploración con el nuevo medio esta cinta es una de las cimas aunque ya realizada a fines de los 30´s precisamente cuando en ese Hollywood, también en expansión, se realizaban varios films no menos definitivos y notables como Gone with the Wind o Mr. Smith Goes to Washington. Stagecoach nos presenta una historia ejemplar en el cine de Ford, una (en apariencia) sencilla historia de aventura en la que un grupo humano le hace frente a los peligros de ese viaje de asentamiento del orden y civilización (o lo poco que hay de ella) en medio de las tierras por domesticar. Trama de la que se vale el director para presentarnos su perspectiva sutil y extrañamente liberal alrededor de la formación de su país. Dentro de esa aparente funcionalidad existe un verdadero, autor aunque el siempre lo haya negado. Tal vez por ello evitó los accidentes de los iconoclastas declarados. […]

  18. Avatar
    Alejandra Lara
    22 de marzo de 2007 at 20:23 — Responder

    Aun no eh tenido el honor de ver esta maravillosa obra del cine pero por lo que e leido es una obra de arte extraordinaria y vale la pena ver esta pelicula ya qu muchos la consideran la mejor pelicula de todos los tiempos con solo ver los dialogos de Scarlett y Rhet me a facinado

  19. Avatar
    Maria rosa perez
    29 de marzo de 2007 at 14:00 — Responder

    Tengo 47 años y tuve he tenido la suerte de llegar a verla en el cine cuando era joven. Además la tengo gravada en video, es maravillosa toda, las actuaciones,vestuario, todo.
    Quedara en el tiempo para siempre.

  20. Avatar
    Mª del Mar
    5 de abril de 2007 at 13:58 — Responder

    He perdido la Cuenta de las Veces que la He visto, al menos tres o cuatro veces al año desde que era pequeña, aun me hace llorar, mis mejores noches son aquellas en las que me tumbo en el sofa con nordico, palomitas y pañuelos, aun no he conseguido ver otra pelicula que cause en mi el efecto que esta.
    es una pelicula para siempre.
    mi sueño y el de mi amiga?, que la reestrenen en Cine, en Pantalla Grande, los que somos Jovenes nunca pudimos disfrutar de ello.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Estrenos Peruanos


COMPARTIR

Lo que el viento se llevó (1939)