Talk Show (2006) | Cinencuentro | Cine Peruano

Talk Show (2006)

Talk ShowDir. Sandro Ventura Mantilla | 107 min. | Perú

Intérpretes:
Fiorella Rodriguez (Jimena)
Karina Calmet (Cecilia)
Gonzalo Revoredo (Jorge)
Roger del Águila (Pablo)
Karen Dejo (Carla)
Miguel Torres-Bohl (Tereso)

Estreno en Perú: 23 de noviembre del 2006

Como remarcando aún más la tendencia del cine peruano, estamos ante una nueva ópera prima. El novel director Ventura nos presenta una comedia de situaciones alrededor de los problemas habituales de un puñado de limeñitos. Queriendo y no queriendo acercarse al modelo alleniano, nos presenta una serie de episodios alrededor de las usuales inquietudes que tanto son carne del escándalo en los shows de la conversación. Intención divertida y de la que mucho seguramente tendrá que decirse. Su punto de atención dentro de los habitantes de la gigantesca, disímil y harto cacareada “ciudad de los reyes”, serán las versiones locales de los superados yuppies de otras latitudes. Mirada que intenta aprovecharse de la apariencia de frivolidad de estos para proyectar una cinta de risas, y casi salsa, que le debe más al formato televisivo que al cinematográfico.

Talk Show

Digamos de arranque que lo más obvio y previsible se cumple con esta cinta. El director Ventura apuesta de lleno por la humorada, por la caricatura de un grupo social al cual se divierte parodiando hasta cansarse, objetivo que consigue no con pocas risas del espectador. Lo que vemos a lo largo del metraje es una serie de episodios más o menos ocurrentes alrededor de las urgencias diarias de profesionales al borde de los treinta y sus primeras crisis de la edad madura. Pero más allá de ello se denota una mirada bastante conocedora de este “circo beat”. Ventura hace su réplica pituca de la pachanguera Peloteros, o más bien su versión chicha de las aventuras del neoyorquino Woody. No en vano la película se divide en intertítulos (colocados caprichosamente), que intentan convertirla en una reactualización de la célebre Todo lo que siempre quiso saber sobre el sexo pero nunca se atrevió a preguntar.

Así vemos los calenturientos afanes en una oficina alrededor de la figura de Karen Dejo convertida en objeto de deseo de un par de camaradas tan disímiles como Abott y Costello, mientras que en una residencia (de las que tanto sirven de sets de telenovelas) se desarrolla una plática de amigas a la expectativa de una celebración o un desastre. Anécdotas asumidas por momentos con la verdadera convicción de tomarse en serio los modelos de un autor. A ratos la payasada no deja de querer convertirse en una versión de algún filme independiente americano a lo Singles de Cameron Crowe (hasta tenemos la propia mirada confesional de los personajes ante la cámara). El gran problema de la película, para acercarse a ello, son las deficiencias de una obligada austeridad que convocan al ingenio para convertir en cinematográficas algunas escenas y momentos que en manos de un director como Casavettes se elevaban por encima de su extrema desnudez. Por este lado el talk show es una nulidad rotunda.

Talk ShowLo mejor es la desfachatez con la que Ventura se lanza sin remilgos a la burla de estos especimenes de la fauna local y para ello se vale de una nada despreciable habilidad en la dirección de actores, quienes finalmente son los que sostienen el ritmo llevadero de varias secuencias (especialmente Calmet y Rodríguez, esta última quien estira muy bien la caricatura de una irritante ama y señora), y siempre apoyados en diálogos bien concebidos. Pero aún con estos puntos a favor la película nunca despega de la chatura, de su imagen concebida con la impersonalidad de una telenovela, de su incipiente sentido de lo cinematográfico. Ahí donde otros discípulos de Allen juegan con la ironía, aquí nunca se deja de convivir con la primeriza chacota, especialmente en el intrascendente plot entre el casto Tereso (mariposa extraviada al que ni los consejos del DJ Suárez-Vértiz harán reaccionar) y sus compañeros de trabajo.

Sólo son algunos breves instantes al final, en los que el espectáculo toma un rozón con la auténtica tensión, como si quisiera invocar a la inspiración del melodrama. Lástima que solo es un viento suave que no consigue sacarnos o ventilarnos de la ya estirada espera. Aún así nos deja intrigados por lo que se hubiera hecho en un proyecto de ambiente similar, en el que se develen (de manera divertida o no) todos los males, insatisfacciones, y caprichos, más que sólo una mera radiografía de la huachafería en su máximo esplendor.

Jorge Esponda

Artículo anterior
Fotogramas y pósters en alta resolución
Artículo siguiente
¿Quién dirigirá El Hobbit?

28 comentarios

  1. Avatar
    30 de noviembre de 2006 at 3:18 — Responder

    AGUANTE EL CINE PERUANO! Ciudad de M es una de las mejores peliculas que vi. El injusto fracaso de un dealer… Espero ver esta pelicula cuando pueda…

  2. Avatar
    Mike
    30 de noviembre de 2006 at 17:25 — Responder

    La mejor película hecha en el Perú (ojo: no es lo mismo que decir cine peruano -que es una figura que no existe) en el 2006 es, de lejos, Madeinusa; seguida por Chicha tu madre. En ambas se aprecian dos visiones distintas en forma pero, al mismo tiempo, similares en fondo de lo que somos como país.

  3. Avatar
    JC
    1 de diciembre de 2006 at 9:21 — Responder

    Creo que Talk Show no pretende ser mas alla que un mero divertimento y por momentos lo logra. Lo mejor fue la historia de Kalmet y Rodriguez. Lo peor son esos carteles espantosos y esas animaciones primariosas de 3D. Le hubieran metido mas diseño.
    Ojala la dupla ventura-Cayo le metan mas vuelo a sus proximos proyectos y que mejore esa chatura visual que tiene la pelicula.

  4. Avatar
    Angel Navarro
    1 de diciembre de 2006 at 15:11 — Responder

    No hace mas que animar un rato a la gente mostrando estereotipos y divertidas situaciones cotidianas sazonadas con el sutil lenguaje coloquial de los peruanos, en general, trama interesante, tal vez faltó un buen final… sobre las actuaciones, el del pervertido le salió natural…!

  5. Avatar
    DAVID
    2 de diciembre de 2006 at 16:53 — Responder

    MMMMMMMMM ES MUY BUENA SOLO Q EL FINAL NO ME GUSTO

  6. Avatar
    douglas rubio
    2 de diciembre de 2006 at 21:08 — Responder

    Mmmm… que mis amigos de arriba han visto otra pelicula.

  7. Avatar
    Jose
    4 de diciembre de 2006 at 11:41 — Responder

    Mmmmmmm… o el higado de Douglas ha visto la película.

  8. Avatar
    jorge lopez linares
    6 de diciembre de 2006 at 15:47 — Responder

    vi los avances donde se supone estan las partes mas atractivas del guion y de la parte fotografica, pero no encontre nada atrayente en ella… seria bueno verla por curiosidad

  9. Avatar
    Luis
    9 de diciembre de 2006 at 12:11 — Responder

    Alguien ha visto un buen final en una pelicula peruana? la verdad es que no me acuerdo, Ventura muchas veces ha confundido terminos cinematograficos en sus escritos, se podra saber todos los creditos de mil peliculas pero las imagenes q he visto son de tv. Si queremos premiar alguna pelicula como la mejor del cine peruano creo q solo veriamos las de Robles Godoy y las de Augusto Tamayo y de ahi escogemos

  10. Avatar
    luzmarina
    10 de diciembre de 2006 at 19:31 — Responder

    puxa es un cage de rixa! jaja! jaja! jaja! jaja!ajja!

  11. Avatar
    Jose
    11 de diciembre de 2006 at 11:35 — Responder

    luis no te parece que Ventura busco acercarse al lenguaje de tv a proposito? si hasta el nombre es de tv y si sabes algo de cine por como hablas sabras que la profundidad de campo no se consigue en tv a no ser que uses puro tele ;por que no lo permite el formato y esta pelicula si la tiene y no creo que Ventura busque premios en su opera prima no seas pretencioso que ese es el principal problema de los que se creen genios en el cine peruano, y no se si viste imposible amor de Robles no es pues premiable o para ti si? y debes haber trabajado en las de Tamayo

  12. Avatar
    11 de diciembre de 2006 at 15:45 — Responder

    A mi la pelicula me parecio muy divertida, sobre todo las partes de Tereso y el manganzon de Jorge. Lo que pasa es que la gente esta acostumbrada a ver cine hecho en Peru que sea tragico y lacrimogeno todo acerca de muerte y miseria.

    En cambio esta pelicula es divertida y sin mayores pretensiones, por eso me gusto.

  13. Avatar
    tupac catari
    11 de diciembre de 2006 at 16:48 — Responder

    que lindo no
    que los peruanos tengamos identidad
    que bonito ,no
    pesima pelicula …

  14. Avatar
    chicharrona
    13 de diciembre de 2006 at 0:04 — Responder

    si pues todos los criticos se creen lo máximo cuando en realidad el cine peruano caesiempre en lo mismo, la targedia, la basura, el espanto, en que se vive y hastaseexagera… vale una comedia, algo diferente como se haceen todas partes del mundo.

  15. Avatar
    Jose
    13 de diciembre de 2006 at 16:33 — Responder

    TUPAC CATARI TA BUENO TU NICK BIEN REVOLUCIONARIO Y BIEN BOLIVIANO Y CREO QUE SE ESCRIBE KATARI POR LO MENOS EN BOLIVIA DE ADONDE ERA.
    TUVO VIRREINA, CORTE Y TODAS ESAS COSAS QUE DETESTAS Y SU FELIPILLO QUE LO TRAICIONO ASI ES PUES MI QUERIDO Y REVOLUCIONARIO AMIGUITO, AL PERECER TIENES MUY CLARA LA IDENTIDAD.
    LO QUE PASA ES QUE NO CONOCES NI EL NOMBRE DE TUS VECINOS DEL BARRIO MI PERUANO AMIGUITO

    Sólo hablaba aymara, la lengua de los suyos. Se proclamó virrey de estas tierras que todavía no se llaman Bolivia, y nombró virreina a su mujer. Instaló su corte en las alturas que dominan la ciudad de La paz, escondida en un hoyo, y le puso sitio.

    Caminaba chueco y un raro fulgor le encendía los ojos, muy hundidos en la cara joven y ya arada. Vestía de terciopelo negro, mandaba de bastón y peleaba a lanza. Decapitaba a los curas sospechosos de celebrar misas de maldición y cortaba los brazos de espías y traidores.

    Julián Apaza había sido sacristán y panadero antes de convertirse en Túpac Catari. Junto a su mujer, Bartolina Sisa, organizó un ejército de cuarenta mil indios que tuvo en jaque a las tropas enviadas por el virrey desde Buenos Aires.

    A pesar de las derrotas y matazones que sufrió, no había modo de atraparlo. Andando noche burlaba todos los cercos, hasta que los españoles ofrecieron a su mejor amigo, Tomás Inca Lipe, llamado el bueno, el cargo de gobernador de la comarca de Achacachi, a orillas del lago Titicaca.

  16. Avatar
    walter
    18 de diciembre de 2006 at 17:41 — Responder

    a mi me parecio divertida, de ahi a decir que es la mejo NI HABLAR!!! Me quedo con tinta roja, pero como pelicula ligera divertida, etc, esta bien, es mejor que cuanto bodrio americano, y estos actores no cobraron tanto.

  17. Avatar
    walter
    18 de diciembre de 2006 at 17:42 — Responder

    me olvidaba, LO PEOR DE LA PELICULA: definitivamente Fiorella Rodriguez, que PESIMA actuacion, el marido, la amiga, hasta Tereso son muchisisimo mas verosimiles, en el mundo de ficcion que la pelicula enarbola.

  18. […] Talk Show de Sandro Ventura (23 de noviembre) […]

  19. […] Esperpentos del año: La monja, La profecía, La cueva, Talk Show, etcétera. […]

  20. Avatar
    Diego
    4 de enero de 2007 at 16:01 — Responder

    A mi m parecio bien chvr. y q se vallan a la mierda a los q no les gusto
    ay q apoyar producto nacional ps

Responder a Jose Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Estrenos Peruanos


COMPARTIR

Talk Show (2006)