Blanca Lewin

El cine de Matías Bize se caracteriza por una tendencia a encerrar a sus personajes y filmarlos en locaciones cerradas e incluso en tiempo real, para contar historias normalmente enfocadas en el ámbito de lo doméstico.
Tal es el caso de esta cinta, cuya principal característica es el uso constante del primer plano y planos cerrados de grupos o parejas durante una fiesta de amigos en una casa; a veces, el protagonista aparece “atrapado” al interior del mismo plano, rodeado por otras personas u objetos.

La vida de los peces

Como en “En la cama”, aquí la acción se constriñe a una sola locación pero la puesta en escena resulta precaria.

Partimos de la premisa de que hay algo interesante que contar: en La vida de los peces, Santiago Cabrera deambula por las habitaciones de una casa, se reencuentra con presencias del pasado e irá revelándose ante el espectador: cuando termine de hacerlo, hacia el final del metraje, lo hará como un personaje de escaso atractivo.

El español Julio Medem, director de filmes como Tierra, Los amantes del Círculo Polar, Lucía y el sexo y la reciente Caótica Ana, tiene dos sorprendentes proyectos en carpeta en …

Back

Estrenos Peruanos