Catherine O’Hara

Killers, de Robert Luketic, muestra todo su talante ingenuo en la secuencia inicial en Niza, Francia, donde coinciden Spencer Aimes (Kutcher) y Jen Kornfeldt (Heigl) cuando él se dedica, como parte de su rutina laboral, a la explosión de un helicóptero, y ella pasa unos días de vacaciones con sus entrometidos padres (los maduros Tom Selleck y Catherine O’Hara) luego de una decepción amorosa.

El flechazo se da con facilidad, y Spencer decide confesar su oficio prontamente, pero Jen se queda dormida, no lo escucha y queda instalada la ausencia de ese pequeño gran dato.

Back