Cinco minutos de gloria

Cinco minutos de gloria

En Cinco minutos de gloria hay dos tempos narrativos, comenzando por 1975 y la lenta y densa preparación del ritual por el que unos adolescentes que acaban de incorporarse a un brazo armado del IRA, van a acometer su primer bautizo de sangre, matar a un católico, trabajador de las canteras de Lurgan, acto que recae, por decisión propia, en el joven Alistair Little. El director juega con el caprichoso azar, de tal forma que la secuencia del niño (Joe, hermano pequeño de la víctima) que juega con una pelota en la puerta de la casa objetivo se intercala con las del acercamiento del grupo de chicos que van a acabar con su hermano, y con su vida familiar y estabilidad emocional futura.

Treinta años después Hirschbiegel exhibe a dos hombres carcomidos por el pasado, incapaces de olvidar, aunque cada uno de manera muy distinta. Alistair sembrado de culpa, habiendo pasado 12 años en prisión, y Joe de odio por haber visto su vida arruinada desde niño.

Back