Costa da Morte

Un pueblo o un lugar, un tiempo y todos; las costumbres, sus historias, el clima, la luz, su industria, sus fiestas. La forma en que se angustian y los ribetes de lo textual: Costa da morte. Costa–da–morte. Después lo sintomático. La descripción del perfil social, político, psicológico, del entramado mundano, la larga melaza de sus interpretaciones. Aquí suena a descaro. Como aquella larga equivocación del contemporáneo, del manifestante anti y el optimista pro, de pensar que la universalidad de las relaciones de su entorno es una materia nueva. Que algo parecido a una globalización es nuevo. ¿Es nuevo ver en el propio sudor el trabajo de todo hombre?

El 4to Festival Internacional de Cine Lima Independiente, que empieza el próximo jueves 29 de mayo, ha anunciado completa su programación de alto nivel, que incluye las secciones de Competencia Nacional e Internacional; Vanguardia: Fronteras Destruidas; Cortometrajes Internacionales; Focos dedicados a Eduardo Coutinho, Jean–Marie Straub, Edgardo Cozarinsky y María Cañas; Ideologías dinamitadas: de las redes al cine; Angular: Cine Experimental y Videocreación, y un largo etcétera. Un exigente vendaval del cine independiente contemporáneo.

Costa da Morte, de Lois Patiño

Cuando la tierra aun era plana, el mundo acababa en las costas de Galicia, en la Costa da Morte que retrata este documental. En poco mas de 80 minutos conversan los elementos: la tierra, el mar, el viento, el fuego con las historias y los hombres del lugar, mientras los vemos a la distancia, como viniendo de un tiempo mítico, donde lo mismo se recuerda un barco nazi encallado, un barco vikingo o un carguero con televisores chinos. Conversamos con el director Lois Patiño:

Back

Estrenos Peruanos