Emma Booth

De vuelta a la vida (The Boys Are Back) es un largometraje del australiano Scott Hicks, director del recordado biopic Shine.

Es un drama doliente, lineal, sobrio, que se centra en la viudez y paternidad caótica de Joe Warr (correcto Clive Owen), un cuarentón que, de pronto, debe re–aprender a relacionarse con sus hijos, no sólo el pequeño huérfano Artie, sino también Harry, el adolescente que creció lejos de sus atenciones y bajo la contrapuesta visión materna; y con las mujeres, la suegra Barbara, la ex esposa Flick y Laura, la joven madre soltera que recién conoce.

El relato desenvuelve una serie de capas sucesivas de vicisitudes –arrebatos de Artie, ensimismamiento de Harry, reproches de Barbara y Flick, cercanía insinuante de Laura, exigencias laborales del periodismo deportivo– que juegan con la posibilidad del colapso o el aplomo para afrontarlas.

Back