Gary Sweet

Adore, película de Anna Fontaine estrenada en el Perú como Pasiones prohibidas, es un drama delicado, moderadamente transgresor, propicio para el aprovechamiento actoral y, sobre todo, para una cierta fineza en la narración.

El relato traza la larga amistad de dos mujeres sensibles y atractivas, Lil (Naomi Watts) y Roz (Robin Wright), quienes entablan desde la niñez un afecto especial y un potencial de alta complicidad que incluso coquetea con el lesbianismo y que de alguna manera van a cristalizarlo indirectamente en la madurez.

Back