Jaco Van Dormael

Mr. Nobody, tercera película de Jaco Van Dormael, es producto de varias noches de insomnio y puede que uno que otro aditamento. Una experiencia visual que pasa por cuestionar conceptos como el tiempo, la dimensión, el espacio, el big bang, la memoria, la tecnología del futuro, la felicidad, o resumiendo, qué es esto del existir.

Demasiado, ¿verdad? Con tal engranaje de accesorios, Mr. Nobody podría haber sido una película memorable, pero el exceso de cuestionamientos concentrados en un metraje de poco más de dos horas y expuestos en un desorden espacial o caos cosmológico aderezado con un ingenuo sentimentalismo convencional no hace sino lastrar una propuesta en principio interesante.

Durante la primera mitad de los ’90 este cineasta belga se convirtió en uno de los nombres más prometedores del momento. Tanto Totó el héroe como El octavo día, era …

Back