Joanna Cassidy

Perversiones, opera prima de Jada Pinkett Smith, traza el amargo trayecto que recorre un joven hombre de negocios, Julian Wright (Jason Clarke, secundario en Enemigos públicos), cuyo éxito profesional va por línea paralela a la de su crisis personal, hasta que los conflictos que genera a cada paso se salen de control.

El relato se centra en un personaje oscuro, preso del consumo de drogas y que configura sus relaciones a partir de la desconfianza y la agresividad, como el vínculo con su madre Rose (Joanna Cassidy), filtrado por recuerdos traumáticos de infancia, y los roces laborales y amorosos que desembocan irremediablemente en la violencia.

En esa progresiva construcción de deterioro, se impone una atmósfera tensa, algo abigarrada, de interiores cargados de sombras y filtros, donde los cuerpos son filmados originalmente en su lozanía y goce erótico, y luego en sus heridas autoinfringidas que nunca terminan de cicatrizar.

Back