Lima Independiente 2014

Reafirmando su apuesta por el cine radical, con una programación sin concesiones ni complacencias con el público, y superando algunas austeridades en la organización, se despidió la cuarta edición del Festival Internacional Lima Independiente con el anuncio y premiación de las películas ganadoras de su cuarta edición que presentó más de un centenar de títulos del 29 de mayo al 7 de junio en sus sedes de la capital y cuatro ciudades del interior. Aquí el palmarés.

En El rostro, el realizador Gustavo Fontán ha sabido construir un relato, libre de cualquier tipo de narrativa clásica. Ahí nos transporta a un lugar determinado de la provincia de Entre Ríos, a orillas del río Paraná, narra la historia de un hombre que llega hacia un lugar donde en algún tiempo hubo un caserío pero que en la actualidad no hay nada, solo el olor de lo perdido, lo que fue su origen de vida.

La batalla de Solferino, de la francesa Justine Triet, es una cinta de problemática familiar, que ahonda la irresponsabilidad la separación, es un esquema político que se plantea en la puesta en escena. Usando diálogos intensos, desbordantes, de desesperación. Todo está en desorden en este conflicto familiar de intereses personales, una madre que no sabe serlo, un padre agresivo que no respeta a sus hijas y piensa quererlas, erróneamente, un abogado que parece no serlo.

Un pueblo o un lugar, un tiempo y todos; las costumbres, sus historias, el clima, la luz, su industria, sus fiestas. La forma en que se angustian y los ribetes de lo textual: Costa da morte. Costa–da–morte. Después lo sintomático. La descripción del perfil social, político, psicológico, del entramado mundano, la larga melaza de sus interpretaciones. Aquí suena a descaro. Como aquella larga equivocación del contemporáneo, del manifestante anti y el optimista pro, de pensar que la universalidad de las relaciones de su entorno es una materia nueva. Que algo parecido a una globalización es nuevo. ¿Es nuevo ver en el propio sudor el trabajo de todo hombre?

El mudo, segunda película de los hermanos Daniel y Diego Vega, tiene una propuesta ambiciosa y a la vez compleja, que quizás es una dualidad en el concepto de la obra. Se centra en la historia de Constantino Zegarra, un funcionario de la justicia peruana conocido por incorruptible. Así se plantea desde la primera escena en que se le muestra, circunspecto, que es sorprendido por una mujer que lo quiere chantajear para que modifique su sentencia.

El 4to Festival Internacional de Cine Lima Independiente, que empieza el próximo jueves 29 de mayo, ha anunciado completa su programación de alto nivel, que incluye las secciones de Competencia Nacional e Internacional; Vanguardia: Fronteras Destruidas; Cortometrajes Internacionales; Focos dedicados a Eduardo Coutinho, Jean–Marie Straub, Edgardo Cozarinsky y María Cañas; Ideologías dinamitadas: de las redes al cine; Angular: Cine Experimental y Videocreación, y un largo etcétera. Un exigente vendaval del cine independiente contemporáneo.

El 4° Festival Internacional de Cine Lima Independiente, a realizarse del 29 de mayo al 7 de junio, ha publicado la lista oficial de la Competencia Nacional, integrada por 15 películas, entre las cuales figuran algunos autores de experiencia y otros completamente nuevos.

El 4° Festival de Cine Lima Independiente, a realizarse del 29 de mayo al 7 de junio, tendrá una Competencia Internacional compuesta por 12 cintas de diferentes partes del mundo.

La selección incluye un filme peruano, Extirpador de idolatrías, opera prima de Manuel Siles. También figura la reciente obra de un realizador ya conocido en el Perú, Fantasmas de la ruta, del argentino José Campusano (Vikingo, Fango).

Back