Maya Alvarado

Poseídas tiene muchos problemas, tanto a nivel técnico como narrativo, pero el principal es también uno de los más básicos: no da miedo.
No da miedo porque cuando Ventura y su equipo tratan de asustarnos, ya sea con efectos especiales ridículos o personajes que aparecen en el encuadre de manera repentina (y poco creíble), lo hace de la manera menos original y más inepta posible, y porque el resto del tiempo… simplemente no intenta hacer nada.

Back