Midnight in Paris | Cinencuentro

Midnight in Paris

Melancholia - Alexander Skarsgard Kirsten-Dunst

Estas son las mejores películas que Juan José Beteta y Laslo Rojas vieron el 2011.
Melancholia, de Lars von Trier. Hoy no tuve miedo, de Iván Fund.
Medianoche en París, El peleador, Camino a la libertad, El discurso del Rey, entre otras.

Las malas intenciones - Ancón

Gabriel Quispe presenta una síntesis del panorama cinematográfico en el Perú durante el 2011 que está por acabar. Enumera las 11 películas más destacadas de lo que vimos en la cartelera comercial, entre mitos parisinos y angustias made in Iraq, y hacemos un balance de lo que ocurre en la cinematografía nacional.

Sunny

Hacer una lista de las mejores películas siempre es un reto, especialmente si vivimos en un mundo donde aún tenemos que depender del calendario de las empresas distribuidoras estadounidenses. Mientras tanto, todos nosotros tenemos comunidades, foros y blogs en internet en donde nos enteramos sobre lo último del cine mundial.

Por lo pronto, estas son mis once películas del 2011:

Midnight in Paris

Once son, como el 2011 que se va. Pudieron ser más, pero nos hemos concentrado en los estrenos comerciales que más impacto me generaron en este tiempo.

Ahí les va.

Midnight in Paris es un hermoso filme de Woody Allen, celebración de la capital francesa, sus avenidas, pequeñas calles, plazas, parques, puentes y monumentos, desde su prólogo apacible y gozosamente turístico. El «ojo extranjero», fallido en Vicky Cristina Barcelona, aquí sí funciona, al punto de ser mucho más brioso y unitario que el filme colectivo París, te amo.

Como Kenneth Branagh en Celebrity, Owen Wilson es el álter ego del director. Sus tics, fobias y filias reencarnan en Gil Pender, el escritor estadounidense que, a despecho de su trabajo en Hollywood, se esmera en una novela más personal sobre el gusto por las antigüedades y busca inspiración en la Ciudad Luz.

Su novia Inez (Rachel McAdams), por su parte, vive la visita de manera pragmática, paseando distante y estando más atenta a Paul (Michael Sheen), un amigo erudito con el que Gil polemiza hasta por los legendarios amoríos de los artistas.

Medianoche en Paris

Mientras Owen Wilson camina por las calles de París pensando en aquella mujer que acaba de conocer en sus fantasías parisinas que empiezan a la medianoche (convirtiéndose casi en una Cenicienta revisitada, ya que a las doce no se acaba la magia sino que esta empieza), y mientras también vemos cómo se enfrenta a su frívola novia de la realidad gris para poder escribir, crear y ser feliz, (inspirado por el encuentro nocturno con Hemingway, Dalí, Picasso, Buñuel y tantos otros genios que se dieron cita en el París de los años veinte), nos transportamos a la magia de la mano de nuestro personaje.

Viajamos con él al pasado y nos enamoramos de él y con él: nos enamoramos de la calidez de los años veinte, de la genialidad de los años veinte, y queremos vivir en la ficción permanente a partir de este momento.

Midnight in Paris

Vuelve Woody Allen a su cita anual para regocijo de los que le necesitamos y adoramos. Y esta vez vuelve fuerte, vuelve como nunca a su sustancia, a sus preguntas sin respuesta, a sus manías dubitativas, a aquel su cine del siglo pasado, a la fantasía y encantamiento de La rosa púrpura del Cairo, Zelig, Días de radio, Todos dicen te amo, o la clave Desmontando a Harry, contenida en las anteriores y posteriores muestras cinematográficas de esta deconstrucción del Harry/Woody.

Funciones en el Festival de Lima: CCPUCP – Sala Roja, viernes 5, 7:15 p.m; Cineplanet Alcázar – Sala 5, jueves 11, 2:45 p.m; Cineplanet Alcázar – Sala 6, sábado 13, 7:45 p.m.

Back

Estrenos Peruanos