Temple de acero

En True Grit, como en Unforgiven de Eastwood, Ethan y Joel Coen eligen una historia de venganza, en la que, también aquí, una mujer paga por cazar al impío.

Los ricos y formales diálogos son música para los oídos, la extraordinariamente real ambientación de la época, la banda sonora peculiar compuesta de cortos himnos protestantes, el humor aflora a ráfagas, los personajes golosos, trazados, sin embargo, con carácter reflexivo y coeniano sobre los que estos buenos cineastas pueden moldear a gusto aunque sea una adaptación literaria.

Las obras más interesantes de los Coen son las que reconstruyen universos literarios a los que aportan su propio universo cinematográfico. Siempre impregnado de una intención moral, es un cine que imita al cine, un western que imita a los westerns de nuestra buena memoria, aquella que quiere guardar lo mejor.

Back

Estrenos Peruanos