The Fourth Kind

el cuarto contacto

El marketing engañamuchachos pocas veces llegó tan lejos. El bulo expandido, misterioso y amedrentador, en torno a esta película proyectó, desde su concepción, ser lo protagónico y no sólo un detalle. El equipo de Olatunde Osunsanmi, timador, quiso sembrar en Nome una leyenda urbana sobre permanente presencia extraterrestre allí, añadiendo a esa fantasía una conspiración encubridora por parte del gobierno estadounidense.

La producción de El cuarto contacto pretendió degenerar una serie de sucesos reales de incierto desenlace a un psicosocial sci-fi, orquestando el mito hasta hacerlo creer como media verdad en el imaginario colectivo de Nome. Universal Pictures se abocó a esto por medio de campañas de bururú, coimeando con US$ 20,000 al Alaska Press Club para que falsee noticias en pro de las tergiversaciones de Osunsanmi & Cía. Prácticamente una lavada de cerebros mediática con fallidos resultados.

Back

Estrenos Peruanos